12 jun. 2008

Una madre adoptiva también puede dar el pecho


Nos lo explicaron en el Curso de Asesoras de Lactancia Materna. Lo explicó de nuevo Luis Ruiz en el curso de Lactancia del Hospital al que fui y ya lo había leído con anterioridad. Es posible dar el pecho a un hijo adoptado pese a no haber parido hace poco, incluso pese a no haber parido nunca. A esto se le llama: Inducción a la Lactancia.

La lactancia es un sistema de secreción de leche basado en factores hormonales (dicho así da hasta miedo). Hablando más clarito, el que salga leche del pecho y por tanto se produzca, depende de la hipófisis y de los niveles de Prolactina. Si hay una succión en el pecho y esta succión es correcta empiezan a aumentar los niveles de prolactina y con el tiempo se empieza a producir leche. Simple y llano...

Es complicado de digerir, sobretodo teniendo en cuenta que en España (y en gran parte del mundo), aún quedan muchos residuos del lavado de cerebro que se realizó hace unas décadas a toda la población con mensajes repetitivos de "no tienes lecheeee", "tú leche no es buenaaaa", "no todas las madres pueden dar el pechooooo", "uhhhhhh".

Pues ala! hasta las que no han parío pueden, así que cómo no van a poder las que sí han parido?!!? (ojo! que hay algunas que realmente no pueden, que tienen hipogalactia y por tanto no se puede afirmar que todas pueden, pero sí más del 99% de las madres).

¿Es fácil conseguirlo?

Es fácil que haya leche. Datos de los EEUU dicen que el 36% de las mujeres consiguen una lactancia exclusiva y que el 64% restante tienen que realizar lactancia mixta complementando con leche artificial. La lactancia mixta es también es un éxito porque, pese a que lo ideal es la lactancia exclusiva hasta los 6 meses, se trata de casos diferentes y especiales en que la meta no debe ser una lactancia exclusiva sino la lactancia en sí, poder alimentar a tu hijo adoptado, poder establecer un vínculo en estos bebés que son, precisamente, los que más necesitan de ese vínculo.

Sin embargo es duro, muy duro. Hay que empezar unos meses antes de la llegada del bebé a sacarse leche y a menudo los procesos de adopción se complican y donde dije 2 meses ahora digo 4, luego 6 y luego 12... se trata de mamás que necesitan MUCHO apoyo, MUCHO cariño y MUCHA comprensión en esa lucha que inician (muy interesante en estos casos la asistencia a grupos de apoyo y el apoyo incondicional de las familias).

¿Porqué lo hacen?

En las mentes de las personas que oyen, leen, escuchan que una madre adoptiva puede dar el pecho a su hijo aparece la típica pregunta: "¿porqué iba alguien a hacer eso, teniendo las leches que tenemos hoy en día?".
Pues por varias razones:
- Porque a la madre le da la gana. Ya de por sí debería ser una respuesta respetable, pero como hoy en día hay que criticarlo todo...(cuanto daño ha hecho el Tomate).
- Porque la lactancia materna es infinítamente superior como alimento que la lactancia artificial, y por tanto, por poco que pueda recibir, vale la pena, y más teniendo en cuenta que muchos niños vienen con problemas de salud, desnutrición, carencias afectivas,...
- Porque TODO el mundo sabe (o debería saber) que dar el pecho es un abrazo. Que crea un vínculo con el bebé y que estos bebés NO son hijos biológicos, por lo que ese vínculo lo necesitan los bebés y lo necesitan las mamás (bueno, y los papás...).

¿Se puede hacer con todos los niños?

Depende de la edad, que es el factor más importante a la hora de pensar en el posible éxito de la inducción (salvando posibles patologías en el bebé). Cuanto más pequeñito sea mejor pues más vivo tiene el reflejo de succión. A partir de los 6-7 meses es posible que lo haya perdido y que sea casi imposible, aunque se conocen casos de inducciones en bebés de hasta 12 meses.

He leído un artículo de El Mundo en el que hablan del tema. Una mamá (la que aparece en la foto) habla de su experiencia:

"Aunque enseguida tuve algo de leche, no pude alimentar a Martha hasta superar el miedo a perderla. La niña llegó con desnutrición, bajo peso y problemas respiratorios. Pasó una semana en la UCI y todo eso me bloqueó. Otras madres se sacaron leche materna para que se la pudiera dar a Martha o incluso le dieron directamente de su pecho. Fue un acto de amor y de solidaridad que nunca olvidaremos".

"Pero la lactancia es mucho más que alimentación, es, sobre todo, comunicación madre-hijo y contacto piel con piel. Una forma de recibir y de transmitir amor y seguridad en un lenguaje que los bebés captan a la perfección. Sería un grave error valorar el éxito de mi experiencia con Martha sólo en función de la cantidad de leche que he generado. Incluso sin tener ni una gota de leche es bueno ofrecer el pecho y el contacto de la piel materna a cualquier bebé, adoptado o biológico. Pero es que, además, como mamá adoptiva, creo que la lactancia materna es especialmente importante para los niños y niñas adoptados porque ya han vivido anteriormente el proceso de pérdida de la madre y tienen una especial necesidad de rehacer ese vínculo. El primer día que me quedé a solas con Martha, en el orfanato, le ofrecí el pecho. Fue algo instintivo. Ella me miró con sus grandes ojos y se enganchó. Fue un sentimiento de emoción muy profundo, como si las dos fuéramos conscientes de que se estaba iniciando el vínculo".


A mi personalmente me parece un acto precioso, lleno de amor y de ternura. Lleno de predisposición por parte de la madre a AMAR a su bebé, a LUCHAR por él, a un bebé que no conoce de nada, que ya ha nacido, que está en algún lugar del mundo, que ha sufrido la separación de sus padres y que necesita mucho calor humano. No digo que sea imprescindible, pero seguro que a ese bebé y a esa mamá, les une algo muy especial.

Os dejo unas palabritas que me han salido fruto de la inspiración que me provoca pensar en estas mamás y en sus bebés:
"Llegaste de muy lejos, no sabes cuánto te esperé, aquí, en el pozo de los minutos, contándolos por momentos, preparando tu llegada, imaginando tu mirada, tu sonrisa, tu calor. Por fin te cogí, yo no parpadeé, pero tú sí, nos miramos a los ojos y te acuné en mis brazos. Mis lágrimas mojaron tu carita mientras te acercaba a mi pecho. Nunca olvidaré como me mirabas. Te di mi calor, te di mi leche, te di el sonido de mi corazón, te envolví en mi y me dejé envolver por ti. Cerré los ojos y disfruté de ti. Hola cariño, soy mamá. Estaré siempre contigo, ya nunca más estarás sola, mi vida. Cuidaré de ti. Yo cuidaré de ti" (sniff, me habéis pillado inspirado).


Fuente: El Mundo vía Bebés y Más.

6 comentarios:

Mavi dijo...

Puede sonar como una broma, pero en la pelicula "la mano que me ce la cuna" la niñera usa un sacaleches para succionarse y pronto logra dar de lactar al niño que cuida. Esto quiere decir que desde comienzo de los 90's ya se tenia pleno conocimiento y estaba difundido tambien.
A amamantar!

Alelí dijo...

preciosas tus palabras... que bonito!, se me hace raro leer estas lineas de la mano de un papá y no una mamá!
Muy emotivas!

Armandilio dijo...

Bueno, alelí, es que ver durante 28 meses mamar a mi hijo me ha sensibilizado, xD...

Mavi, un comentario genial, tienes razón!! esta peli la vi hace mucho tiempo, pero al leer tu comentario me he acordado de esa escena.
Gracias por recordármela!

mar dijo...

Interesante el tema del que hablas, no tenia ni idea de eso, gracias por compratirlo.
Un saludo

Raquel dijo...

Bueno es la primera vez que entro en tu blog y ha sido gracias a una amiga, me parece super interesante el tema, ojala mucha mas gente estuviera sensibilizada con la lactancia y la crianza natural........gracias por tu aportacion
Un saludo desde
Teteando

Armandilio dijo...

Bueno Rakel, no hay nada que agradecer, esto sale de dentro. Los niños merecen esto y mucho más.

Saludos!!

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.