21 nov. 2011

Sobre el neomachismo y la Cuna Duerme Conmigo de Nenuco



Hace un mes hablé en Bebés y más de la Cuna Duerme Conmigo de Nenuco. No suelo fijarme en los muñecos y cunas para niñas porque tengo dos niños y otro en camino, pero me gustó esta novedad porque de manera directa ofrece un mensaje que dice que las mamás (o los papás, si es que algún niño se interesa por este juguete) pueden dormir si quieren con sus bebés al lado.

Esto, que para mí es como una pequeña revolución en lo que a cuidados hacia el bebé y crianza se refiere, porque como profesional de la salud defiendo todo lo que a los bebés les acabe siendo positivo, parece que no está tan bien visto por otras personas, que al parecer ven la cuna e incluso mi mensaje, como una oda al neomachismo.

No es que se diga así, con todas las letras, pero sí lo deja caer Beatriz Gimeno, una feminista confesa, que viene a decir en su blog que trato de defender el colecho y todo lo que suponga que una madre se ocupe de un bebé porque soy un machista (o un neomachista). 

Es decir, que según ella yo defiendo que el objetivo es que la madre se ocupe del bebé, deje de trabajar, le dé el pecho, se quede en casa a cargo de los niños y la casa como antaño para que el hombre (yo y mis iguales) siga siendo libre.

El neomachismo enmascarado

Supongo que ya habéis ido al blog al que me refiero y supongo que ya habéis leído lo que comenta. Sigamos pues con la entrada.

No es la primera, ni será la última, que deja caer (bueno, ella no lo deja caer, ella simplemente lo dice y punto) que el mensaje que ofrecemos los hombres que defendemos la crianza con respeto, el permitir que nuestros hijos estén en la cama de mamá y papá, la lactancia prolongada y el que mamá deje de trabajar para cuidar de los niños no es más que una forma de neomachismo enmascarado.

Algo así como una buena manera de convencer a la gente de que hay que volver a meter a la mujer en la cocina, para que siga siendo sumisa y para que nosotros, los hombres, podamos seguir jugando con el poder.

Es posible que haya gente que ofrezca este mensaje con dicha intención, sin embargo, como padre, si fuera neomachista me lo monto bastante mal, porque he acabado durmiendo en la cama con mis dos hijos y mi mujer (cuando podría haberme cogido otra habitación solo para mí), he acabado cambiando cientos de pañales tanto de día como de noche, tanto en la calle como en el coche y he acabado pasando miles de horas con mis hijos, cuando podría haberme ido al bar, como hacían los padres machistas de verdad, años atrás.

No es neomachismo, es neofeminismo

Así que cuando veo a una mujer que se declara a sí misma feminista diciendo que hacer de madre es machismo, muevo la cabeza como tratando de entender dónde me he perdido.

Si explico que mi mujer duerme con mis hijos, les ha dado el pecho más de dos años y medio y lleva seis años sin trabajar porque ha estado en casa cuidando de ellos seguro alguien podría pensar que yo, hombre machista, le he obligado a ello. Sin embargo la historia no es ésta, porque fue ella la que decidió dejar de trabajar para estar con los niños, estando yo de acuerdo con que era lo mejor para ellos.

Entonces, si la que decide es la mujer, no tiene sentido hablar de neomachismo. Yo diría que es neofeminismo, porque si el feminismo es alabar la llegada de la leche artificial como elemento liberador y criticar una cuna colecho porque hace que las madres tengan que dormir con los hijos y todo aquello que huela a maternidad (en un comentario dice "Dios mío!" al ver el bebé glotón, ese que promueve la lactancia materna), pues poder elegir tiene que llamarse de otra manera, y no se me ocurre una mejor que neofeminismo.

Qué es el neofeminismo

Entonces, quizás deberíamos definir un poco mejor qué es el neofeminismo, que sería la defensa de la capacidad de elección de una mujer ante la maternidad. Poder decidir si quiere ser madre y enseguida volver a trabajar, si quiere dar biberón, si quiere ser madre y quedarse con sus hijos en casa, dándoles o no el pecho y cuidando de ellos, si quiere coger una excedencia para estar un tiempo con ellos y luego volver a su puesto de trabajo o si quiere hacer lo que le parezca mejor.

El neofeminismo es poder decidir qué tipo de mujer quieres ser, porque las hay que en su lucha por la igualdad se han equivocado y en vez de luchar por tener la misma libertad que los hombres (que eso sería igualdad) han luchado por ser iguales que los hombres, olvidando lo que es ser mujer.

Resumiendo, creo que a día de hoy puedo decir que soy más feminista que muchas feministas, porque yo soy neofeminista: defiendo la igualdad de las mujeres, defiendo que puedan elegir y sobretodo defiendo que puedan hacer aquello que tanto beneficia a los bebés, amarles de día y de noche, compartiendo todos los ratos posibles con ellos (que de hecho es lo que trato de hacer yo como padre).

Para acabar, y para que conste en acta, la autora de la entrada que ha motivado esta entrada es la número 3 de la lista de EQUO por el Senado en Madrid. EQUO es un partido político que estos días ha sonado mucho entre las madres y padres que querríamos que nuestros hijos vivieran en un mundo mejor, con una mayor conciliación laboral y con bajas maternales y paternales más largas, entre otras cosas. Pues si la número 3 dice estas cosas acerca de la maternidad, mejor no quiero saber qué dicen sus compañeros de partido.

Añado... he tratado de poner dos comentarios en la entrada de su blog, pero ejerce una moderación realmente estricta. Entendería que no publicara un mensaje ofensivo, pero al parecer sólo publica aquellos que dicen lo que ella quiere oír (o leer), porque mis comentarios han sido totalmente respetuosos (de hecho esta entrada también lo es).

35 comentarios:

Alba dijo...

Dices en este artículo todo lo que se me vino a la mente leyendo el suyo esta mañana. No me siento ni me creo ni estoy dispuesta a que me consideren inferior en nada a ningún hombre, pero tampoco estoy dispuesta a renunciar a los placeres y las maravillas de la maternidad. De hecho compadezco a mi marido por no poder conocer algunos de ellos en persona, qué le vamos a hacer, tiene que conformarse con lo que le cuente yo...
Creo que quienes te leemos a menudo sabemos que de machista no tienes nada, así que sigue así, que tu familia se verá beneficiada y es lo que cuenta!

misteriosa dijo...

Ante todo, enhorabuena por ese tercero que dices está en camino!!

Para seguir, espero hacerme entender sin que nadie se sienta atacado. Coincido en casi todo lo que dices. Pero sí me gustaría puntualizar algo: una mujer puede ser neofeminista y elegir, junto con su marido, quedarse en casa a cuidar a los niños. ahora bien, no todas las que están en casa son neofeministas. Al menos a mí me gustaría complementar este término que has inventado diciendo, que ya que estamos en el siglo XXI, esas mujeres que libremente eligen, también pidan, exijan, y faciliten tener en casa UN PADRE (no un donante de esperma ni un cajero automático con patas). De ti no me cabe duda que lo eres. Pero algunas mujeres parecen sentirse orgullosísimas de que su marido trabaje 14 horas diarias para ellas poder estar en casa con los niños, y yo a esas sí las considero machistas, o sexistas, más bien, pues defienden que el hombre trabaje aunque deje de ver a sus hijos todo el día, y la mujer se quede en casa. A ver, yo defiendo la elección de cada familia, no soy quien para decirles que hagan lo contrario, pero eso que no me lo vendan como feminismo ni como moderno. Moderno es que un padre tenga tiempo para ejercer de padre. E igualmente sus maridos, a veces también pregonan lo orgullosísimos que están de la crianza con apego que está llevando a cabo su mujer, porque claro, el apego es buenísimo para los niños, pero ellos hacen horas extras cada día. Y a mí, esto, como mínimo, me parece incoherente. Yo soy madre, trabajadora por convicción, amamantadora prolongada por convicción, y además mis hijas tienen un padre que es la envidia de muchas, porque es UN PADRE, no un marido que "a veces ayuda". Un saludo.

Leticia Jiménez dijo...

y para que le regalas trafico gratis a esa fulana?

acabo de ir, pobre mujer, te apuesto una cena a que es divorciada y su pobre hijo se va a ir de casa en cuento tenga la oportunidad, horror vivir con alguien así.

efectivamentente mi cuerpo es TAN mio que celijo amamantar a mi hija TODO EL TIEMPO QUE ME DE LA GANA, y elijo junto con mi pareja hacer loq ue em gusta, desde casa y disfrutar a mis hijos, no ser un eslabon mas en la cadena de consumo, muy "liberada" pero tiene otras cadenas

y mi esposo y yo hacemos limpieza, cuidamos niñas, educamos y compartimos responsabiliddes, a costa de mucho "exito economico" por que fijate que la que por suc arrera podria tener mas ingresos soy yo, pero afortuandamente tenemos otros intangibles que no cambio por nada.

Y muchas mas mujeres eligen parir como les de la gana, que ningun ginesaurio o ginesauria les programe una cesarea "por que si" y estar compañadas y SER RESPETADAS, y poder SER MUJERE, nouna mala imitacion del hombre...

en fin, problema de ella, la pobre en lugar de darle el pecho le dieron la espalda, por eso escribe asi de la maternidad y lo compara con la esclavitud, seguro es tan "libre" dependiendo de un sueldo.

Anónimo dijo...

Ella misma lo dice a una entrada:

"Bueno, gracias, este sí que lo publico. Aunque no compartas cosas sobre lactancia, lo importante es poder hablar."

Te conozco desde que Jon era bebé, te e leído mucho, y pongo la mano en el fuego que tu intento de respuesta en su blog es totalmente respetuoso.
Viendo lo que a puesto, y como, en su entrada, ya me esperaba que no hubiese ningún solo comentario en contra suyo.
Al leerte que es la 3ª de equo me e quedado muerta, las ideas de esta señora son totalmente contrarias a lo que entiendo es equo, sin contar su hostilidad y negativa al dialogo con una idea contraria ¿que haría en el congreso? ¿Y que hubiese sido de la conciliación laboral? :O
Yo, como mujer, estoy cansada de la supuesta liberación de la mujer, que me sienta obligada a salir de copas, a irme un fin de semana sin mi hijo, a trabajar aunque no lo necesitemos en casa, etc, etc, porque sino eres una mujer bajo el pie del machismo... Eso señores, no es liberación de la mujer. Sería libre si pudiese elegir lo que quiero hacer sin que nadie se me tire al cuello.
Sigue así Armando, eres un gran papá

Armandilio dijo...

Leticia, pues porque es una persona con cierta relevancia (poca, pero cierta)... forma parte de un partido político, es escritora y se le supone una cierta educación.

Al ver que ni siquiera acepta réplica, porque su blog tiene más censura que la tele en épocas de Franco, pues he replicado aquí, más que nada para decirle que el feminismo que ella defiende favorece el capitalismo.

Yo no sé cómo empezó el feminismo ni cuando, pero estoy casi seguro que no se le ocurrió a una mujer, sino a un empresario.

Qué es mejor que tener 100 hombres trabajando? Pues tener 200 hombres trabajando.

¿Cómo se consigue? Pues metiendo a sus mujeres a trabajar y diciéndoles que así serán iguales a sus maridos, porque hasta ahora han estado en la sombra.

Si en cambio, yo no fuera empresario y fuera un defensor del pueblo, o un ilusionado de la vida, que pretende que exista un mundo mejor (no sé si esta gente realmente existe), pensaría al revés:

¿Cómo hacer que los niños, en vez de tener 100 madres, tengan 200 madres?

Pues diciéndole a los padres que llevan toda la vida pringando como unos cafres, viviendo para trabajar (en vez de trabajando para vivir) y olvidando en casa lo más importante, que es la vida que han creado junto a sus mujeres. Así trabajando, viven a la sombra de las mujeres, que sí pueden vivir la infancia de sus hijos, sus progresos y su educación. Cuando como padre quieras interesarte por ello, será demasiado tarde.

Pues eso, ella se quedó en el primer grupo, yo intento estar en el segundo, que me parece más revolucionario.

María Berrozpe dijo...

Llevo ya varios días siguiendo los sinsentidos de Beatriz Gimeno, primero con la lactancia y luego con el colecho. Al principio me molesté en comentar, otras amigas como Ileana (de Tenemos Tetas)o Mónica (de Grupo Maternal) también le dejaron comentarios respetuosos y constructivos que ella censuró. Además miente descaradamente, cuando sólo resalta los presuntos comentarios ofensivos que recibe por parte de los que no comulgamos como ella y dice que los únicos respetuosos son los que están a su favor. Total, que creo que esta señora sólo tiene ganas de montarla, hacerse ver y oír y deformar la realidad a su manera, como otros muchos políticos y no políticos hacen en la vida pública para hacerse un hueco.

Patético. Como patético es que acabe defendiendo lo mismo que el patriarcado más machista de la historia: que la mujer sólo tenga sexualidad coital. Que la sexualidad maternal no exista, para que ella esté siempre disponible para su macho.

Ella quiere un mundo de mujeres castradas, de eunucas sin tetas o con tetas rellenas de silicona para gusto y satisfacción de sus compañer@s, con la cama libre de niños para tener esa "intimidad" que a algunos les parece tan sagrada y les da tanto miedo que se pierda. Y con la sexualidad maternal cortada de raíz, incapaces de amamantar, de parir y de criar......

Gracias, Armanado, por ser de estos hombres que respeta la mujer completa en su compañera. Me quedé de piedra cuando leí la crítica de la Gimeno porque precisamente tú eres lo contrario a lo que yo considero un machista: ese hombre infantil que reclama a su mujer en exclusiva con o sin niños y sus necesidades prevalecen por encima de todo y de todos. Si Gimeno te acusa de machista es que anda mucho más perdida de lo que yo pensaba.......... y ya la veía perdidísima ..... una pena porque para mí hecha por tierra todo su partido político con estas declaraciones.

María Berrozpe dijo...

Perdón, el último "echa" sin h..... todavía ando a medio gas...disculpas!!!!!!

Mamá dijo...

Armando,
Estoy de acuerdo con casi todo lo que dices y el post de esta señora me parece, de entrada, tan agresivo y falto de sentimientos que me repele... sin entrar en demasiadas argumentaciones.

Pero creo que también debemos reconocer el mérito de las feministas que iniciaron la lucha por la mujer, aquellas que dieron los primeros pasos hacia la igualdad, hacia el derecho al voto universal...

En ocasiones creo que se nos olvida que hace menos de 40 años, una mujer en España tenía que pedir permiso a su marido para trabajar o para pedir un préstamo... avanzar, salir de eso no fue fácil, ni gratuito ni por casualidad.

Yo me considero feminista porque creo que aún hace falta, porque pienso que hay un machismo latente, soterrado, subterráneo, del que no nos debemos olvidar...

Eso no significa que no sea madre, que disfrute con ello y que además haya dado el pecho a mi hijo durante 2 años y medio, con gusto, que duerma con él y con mi marido y que no quiera, en absoluto, ser igual que un hombre, pero sí equivalente, con sus mismos derechos reales, con sus mismas oportunidades...

Bueno, hace poco escribí este post http://ahoralamadresoyyo.blogspot.com/2011/08/si-hubiese-sido-un-hombre.html quizás os interese.

Besos y gracias.

Begoña

Armandilio dijo...

Claro que sigue haciendo falta una defensa por las mujeres, porque somos hijos del machismo y, hasta que no pasen al menos una o dos generaciones más, el machismo seguirá imperando, como dices, de manera latente.

La lucha debe continuar pero no solo por parte del feminismo, sino por parte de todas las personas, porque al final todos somos iguales porque todos somos personas. El problema es cuando llega una feminista de éstas, con su banderita y todo, y empieza a querer hacer la lucha ella solita (no sea que un hombre le vaya a apoyar en la causa, con eso que les cuelga entre las piernas) y además lucha por solo una minoría de las mujeres. Apaga y vámonos.

Yo soy mujer y me enfado, de verdad.

Mamá (contra) corriente dijo...

Me ha gustado muchísimo tu entrada. Me encanta cómo has explicado lo que tu y muchos pensamos y comparto contigo tu decepción ante lo mal que se interpretan nuestras ideas.

Permíteme que no visite ese blog, no me interesa, y creo que eres enormente generoso enviándole un tráfico que muy probablemente no se merezca.

Belén dijo...

He visitado el blog que mencionas, el que por supuesto no conocía, ni volveré a visitar y confieso que me ha dado un buen bajón.
Estoy completamente de acuerdo contigo, más que nada porque lo que tu familia y tu hacéis y cómo lo hacéis coincide con lo que mi familia y yo hacemos. Tu postura, tus ideas y tu interés por la crianza de tus hijos coinciden con las de mi marido. ¿Machista?, me parto de la risa.

El feminismo hace 50 años hizo una labor bárbara pero hoy debemos dar un paso hacia adelante y no seguir con unos principios que fueron maravillosos en su tiempo pero a día de hoy están desfasados.

Reyes dijo...

Se puede decir mas alto, pero no mas claro

Mi parte preferida:
El neofeminismo es poder decidir qué tipo de mujer quieres ser, porque las hay que en su lucha por la igualdad se han equivocado y en vez de luchar por tener la misma libertad que los hombres (que eso sería igualdad) han luchado por ser iguales que los hombres, olvidando lo que es ser mujer.

Despues de hace unos dias ver a una de las componentes del nuevo gobierno de vuelta a penas una semana tras parir echando por tierra toda la lucha de las mujeres por una baja de maternidad digna, tu comentario refleja perfectamente esas mujeres que piensan que ser mujeres libres es ser hombres, olvidando que se trata de igualdad de opciones y no de actuaciones...

Eres un crack.

En mi caso, mi marido sera el que se quede en casa mientras yo voy a trabajar, manteniendo una lactacia prolongada porque sera nuesta opcion, pero la coyuntura laboral me favorece a mi. Las decisiones son las mismas que tu has tomado pero en nuestro caso nadie nos tacharia de machista. De ahi que me parezca que la gente que va calificando de machista suele ser la mas machista... entre mi pareja y yo, no hacemos distincion de sexo para nada. Tenemos los mismos deberes y las mismas obligaciones.

Eso es libertad

Gracias por pertenecer a esa nueva generacion de hombres (como mi marido) que cambiara el mundo de nuestros hijos.

Anónimo dijo...

cito:

"Es importante que las mujeres puedan decidir sobre su maternidad. Que sean dueñas de sus cuerpos"

Extraído de una entrevista en:

http://www.elpais.com/articulo/ultima/escucha/mujeres/elpepiult/20080827elpepiult_1/Tes

Pero claro, eso solo sirve de cara al aborto que es "quedar libre de ataduras" porque si es para dar teta o dormir con tus hijos no cuenta, claro...

Anónimo dijo...

No salió bien el enlace:

http://www.elpais.com/articulo/ultima/escucha/mujeres/elpepiult/20080827elpepiult_1/Tes

Anónimo dijo...

Ops, se corta, extraído de Elpais.com

Por MARÍA R. SAHUQUILLO 27/08/2008
Título "No se escucha a las mujeres"

Madi dijo...

Ser madre es duro y unplacer que desgraciadamente mi marido se pierde por el curro, no para decir que ojalá pudiera estar más con su enana. Él también va a dormir con su hija por la noche...y no es por obligaci´n es por que quiere. Es un eror pedir la igualdad igualando horarios de mierda, la igualdad empiez por la libertad de elegir. Un besete

accidentalmente.com dijo...

Pues vaya patraña esto del neomachismo, jejeje, bah, si tiene que haber de todo, no? pues ya está, que cada uno opine lo que quiera, pero vamos, que de machismo yo aquí no veo nada...
Saludos!!

Bei dijo...

Lo que tienes que soportar Armando... He intentado dejar un comentario en su blog, no creo que me lo publique...
Ahi lo dejo:

Estimada Beatriz,
Recibio mi voto el domingo para el Senado. Nunca me he arrepentido de unas votaciones electorales hasta ahora. Soy feminista y de izquierdas, por lo que pense que la ideologia de su partido se alineaba con la mia. Ahora veo que no.
Llevo 10 años en el mundo laboral, entre medias me he sacado dos carreras, unas oposiciones y hablo varios idiomas. Me gusta mucho mi trabajo, pero me gusta mas mi hija. Tiene Usted razon, se les coGe cariño. Elegi lactar y colechar, no fui presionada por nadie (mas bien en sentido contrario), son elecciones muy importantes para mi por el tipo de crianza que hemos elegido. Son dos opciones que vivo con plena satisfaccion, por lo que este articulo me ha parecido insultante.
Ilusa de mi pensaba que el feminismo que profesaban Ustedes consistia en abogar porque las mujeres pudieramos elegir libremente. Ser madre a tiempo completo durante los primeros meses de vida de nuestros hijjos es una decision que dificilmente se puede tomar en este pais con nuestros irrisorios permisos maternales. En mi caso he reducido mi jornada lo maximo que he podido y solo ha sido posible con el apoyo de mi pareja. Sinceramente, flaco favor le hacen al feminismo con esta actitud. Ser feminista signfica luchar por todas las elecciones de todas las mujeres, no solo por aquellas que coinciden con las nuestras.
Supongo que no publicara esta entrada, pero espero que por lo menos la lea y se cuestione, al menos por un segundo, su planteamiento.
Disculpe por la ausencia de tildes, este ordenador no me deja ponerlas.
Una electora decepcionada.
Beatriz

LadyA dijo...

uy...pues yo quería escribir un post sobre el juguetito de marras....pero ahora ya me da miedo y todo.....

Aunque, realmente, quienes me dan más miedo son las feministas....Esas si que son unas talibanas y no nosotras!!! Luchan por la igualdad de hombres y mujeres, pero han perdido el norte y se han olvidado de lo fundamental: de la libertad de elección.

Quienes son ellas para decidir por mi donde estoy mejor???

Paula dijo...

No he leido la entrada de esa señora entera porque el primer párafo se las trae:
Lo reconozco estoy perdiendo los nervios y la cabeza. Me pongo tan nerviosa con estas cosas que me dan ganas de escribir algún post titulado “abajo los hijos”, “acabemos con la maternidad” o algo así, pero mi hijo me ha convencido de que no lo haga, dice que sus amigos le van a mirar con lástima. Y aquí lo dejo dicho: Por él no lo hago, porque le quiero; y es que se les coje cariño

Cuando alguien se expresa así, nada bueno me puedo esperar de ella.

CONCHA (Amamadoula) dijo...

De todos es sabido que los niños imitan a sus padres, en lo bueno y en lo menos bueno.
Si utilizan una cuna-sidecar para poner a sus muñecos hoy y mañana duermen con sus hijos, quienes habrán salido ganando serán éstos... y la sociedad con el cambio que esto implicaría.
Como mujer de 59 años, veo con cierta tristeza como en nombre de la libertad, las mujeres (algunas, afortunadamente no todas) han perdido sus orígenes, han perdido sus derechos fundamentales como mujeres y como madres.
Desde un falso feminismo se alienta a una igualdad con el varón que no tiene sentido por naturaleza propia. Creo que las sociedades funcionan mejor desde un matriarcado sin olvidar el importante valor del hombre-padre desde el apoyo y respeto a la decisión de su pareja, y desde la igualdad en derechos fundamentales.
Quedarnos ancladas en la "represión patriarcal" puede ser la excusa para no seguir adelante.
Respecto a lo que dice esta señora... lástima me da, y eso que dice que se ha encariñado de su hijo ¡pobre! Espero y deseo que tenga pocas imitadoras a pesar de ser una líder política.
En cuestiones del corazón, del instinto... del Amor, no hay líderes que valgan. Cada cual ha de mirar hacia adentro y obrar en consecuencia, sin escuchar lo que digan algunas o algunos endiosad@s.

Adarae dijo...

Yo no soy igual que ningún hombre, tampoco soy superior, ni inferior. Estoy orgullosa de ser diferente. Creo que es hora de implantar esa GRAN diferencia semántica: NO QUIERO SER IGUAL A UN HOMBRE, EXIJO TENER SUS MISMOS DERECHOS.

Hasta que esta diferencia básica no entre en la cabeza de algunas el feminismo lo llevará muy crudo.

Mother Goose dijo...

Que suerte tener una pareja como tu, y que tus hijos tengan un papá como tu. Papas y maridos asi necesitamos más en el mundo. Afortunadamente mi hijo y yo tenemos un papá-marido asi. Que suerte tenemos verdad?? Te invito a leer mi blog: http://madreapurada.blogspot.com/

Tere Durán dijo...

Querido Armandilio:
Soy madre de 6 hermosos hijos dos mujeres una casada, otra por casarse y otro varón también por casarse.
Uno de los grandes problemas que se están viendo refeljados en nuestra sociedad y ante numerosos signos que indican un deterioro total en los valores es la pérdida de identidad de la mujer.
Los niños necesitan ese vínculo de los padres para crecer de forma integral sanos de cuerpo y espíritu.
Si vas por el tercero es que tanto tú como tu hermosa mujer están abiertos a la vida y trabajan en equipo para sacar a sus hijos adelante.
Hay muchas personas que seguimos en la lucha tratando de ir en el "debe ser" porque nos hemos dado cuenta que lo otro no funciona.
Soy profesionista en el área de educación y me apasiona mi trabajo fuera de casa, pero estoy consciente que mi primera obligación son los míos y estoy muy orgullosa de mi papel de esposa, madre y ahora también suegra.
Espero pronto tener nietos para poder abrazarlos, besarlos y crear ese vínculo fuerte que necesitan en el hoy por hoy para que sean personas felices.
No estas solo habemos muchos que pensamos igual que tú.

anajur dijo...

acabo de leer el post, un poco tarde, pero queria decir que no podria estar mas de acuerdo contigo... y mi marido ni te cuento..

Anónimo dijo...

Es que el articulito sobre la cuna se las trae. Vamos a enseñarle a las niñas como se hacen las cosas como Dios manda, les vamos a comprar la cuna para colechar con los muñecos para que les entre en ese cerebrito femenino que tienen. Y de color rosa y con la foto publicitaria en la que aparece una niña también vestida de rosa, no sea que alguna madre feministoide se lo regale a su hijo y se le caiga la colita.
Los niños (también las niñas) saben perfectamente cómo jugar con muñecos. Yo misma y otras niñas hemos jugado desde pequeñas a dormir con nuestros muñecos. Mi hija también lo hace sin que la haya tenido que aleccionar sobre ello. Supongo que habrá algún niño que también lo haga, aunque no se suelen contar esas cosas.
El feminismo no consiste en pensar que somos todos iguales. Si fueramos todos iguales seríamos clones. Hay una palabra, muy utilizada en círculos más bien machistas que define mejor eso, sería "hembrismo". Feminismo sería la defensa más bien de la igualdad de oportunidades. No todos queremos las mismas cosas y no se nos deben imponer desde fuera. La biología no nos ha hecho inferiores. Nos da la posibilidad de gestar, parir y amamantar hijos. Como personas podemos decidir si queremos hacerlo o no. No voy a decidir por mi hija cómo debe vivir su futura (no/sí)maternidad.
Me parece que todavía necesitamos que haya feministas si estamos viendo como lo más normal del mundo dirigir los juegos de nuestras hijas para enseñarles como deben vivir su vida de adultas, cunas para colechar, Barbies para que vean qué aspecto debe tener una adulta. Lo próximo va a ser burkitas de color rosa para que no vayan provocando por ahí.

María dijo...

Enhorabuena por tu artículo. Has expresado claramente lo que yo he sentido multitud de veces... Me considero feminista de corazón y he investigado el feminismo en mi etapa académica. Pero al ser madre y decidirme por l lactancia materna todo lo prolongada que fui capaz con mis 2 hijos, y estar de acuerdo con el colecho, y con la maternidad responsable y lo más activa posible... pues muchas veces he sentido que era una contradicción esos pensamientos encontrados. Yo encuentro mis propias justificaciones, pero sentía que de cara a otras compañeras feministas yo `podría parece como una "traidora" o una "intrusa". Tu artículo aclara que las etiquetas son complicadas y más importante que el feminismo es el "personismo", que cada persona sea LIBRE para decidir sobre las cosas que van a conformar su vida, pero libre de verdad, con toda la información, medios y apoyo necesario para conseguirlo...
Gracias ;)

María dijo...

Por cierto, en el Feminismo, como en cualquier otra corriente de pensamiento, hay opiniones variadas, tendencias, corrientes... Pero lo que siempre ha defendido el feminismo desde sus orígenes ya con las sufragistas, es que las mujeres tenemos los mismos derechos que los hombres, y debemos tener por lo tanto las mismas oportunidades.

Anónimo dijo...

Un poquito más de tolerancia no vendría mal aquí! ¿si no podeis respetar la vida y opiniones de los demás cómo pretendeis enseñar el respeto a vuestros hijos?

Anónimo dijo...

Armando: Mi nombre es Virginia vivo en Uruguay, llegué a tu blog por medio de enlaces sobre "crianza natural", "crianza respetuosa" y cuestiones afines. Me pareció muy acertado tu comentario respecto al neofeminismo. Claro está que no conozco a la señora (me refiero a la feminista a la cual tu le contestas)por obvias razones. El movimiento feminista de la década de los sesenta fue conquistar las calles, el ámbito de lo público y creo que hoy el gran desafío es conquistar el ámbito de lo privado, es decir lo que sucede de las puertas para adentro de nuestras casas, lo que sucede en la familia. Cómo se distribuyen y se ejercen efectivamente los roles, cómo se maneja el poder, etc. Para las mujeres también es afrontar una maternidad consciente, respetuosa del propio cuerpo, que potencie la igualdad real de derechos.
Digo esto porque lo que sucede con frecuencia, por lo menos en América Latina, y está bueno que me cuenten si es similar a lo que ocurre allí, es que las mujeres salimos a trabajar, muchas veces ganando menos que los hombres por el mismo trabajo, pero cuando llegamos a nuestras casas realizamos todas las labores, lo que llamamos la "doble jornada" o "trabajo invisible", entonces no importa tanto si las mujeres estudiamos, somos profesionales y ganamos más dinero que los hombres. El machismo así está intacto, pero disfrazado.
Por supuesto que hay que generar conciencia sobre el tema, pero fundamentalmente hay que generar conciencia sobre la desvalorización y el desprestigio de la maternidad y como ésta ha sido históricamente un bastión para el movimiento feminista. Quiero decir que, se ha presentado el estereotipo de mujer-esposa-madre. Claro que yo no estoy de acuerdo con esto. Claro que estoy a favor de la legalización del aborto. En Uruguay mueren muchas mujeres por año por abortos clandestinos. Pero, disparar contra el colecho, el dar teta de manera prolongada y la crianza con apego, no tiene nada que ver con ser feminista, sino simplemente es ser ignorante de las necesidades de los bebés humanos.
Te felicito por tu paternidad tan "maternante". Si multiplicáramos esta forma de criar niños, seguro el mundo sería mejor! Saludos.

DesastremaDre dijo...

Acabo de descubrir tu blog desde bebesymas, y me encanta. De hecho, lo que cuentas aquí refleja perfectamente lo que yo pienso sobre este tema. Con tu permiso, te sigo. Besos.

Armandilio dijo...

Y sin mi permiso, mujer...
Lo único que aquí ya no escribo desde hace muuuucho tiempo. Digamos que centro todos los esfuerzos en Bebés y más.

May_May dijo...

Dios, he leido su artículo en su blog y por supuesto he dejado un comentario que no se si publicará porque, como tu comentas, no dice lo que ella quiere oír, aunque lo diga con respeto.

Yo pienso en mi marido y en mis futuros hijos, y ojalá le viera la mitad de entusiasmo que le pones tú, chico. Sospecho que será un buen padre, porque le encanta cuidar de sus primos y lo hace muy bien, pero aun así...

En fin, que pensaba que estabas exagerando un poquitito, pero tras leer su blog lo único que puedo decir es que entre tus tres hijos, tu blog publicar en bebes y más y encima aguantar estos chaparrones... hijo mío, que paciencia!

Armandilio dijo...

Ya, May_May, eso me dicen, que tengo mucha paciencia...

En fin, será que llevo ya años toreando.

Un saludo y a ver si tú tienes más suerte y no modera tus comentarios!

Anónimo dijo...

Me agotan todas estas guerras. Deberíamos dejar vivir a todas las mujeres, tanto si son "super-independientes" como si son "la-madre-tierra", o si están en algún lugar por el medio. Estoy cansada de críticas, estoy aburrida de que el resto solucione mi vida y me diga que es mejor para mí y para mis hijos. Por favor, que todo el mundo deje de pensar que saben mejor que yo lo que necesitamos y sobre todo que no lo expresen, ni siquiera por bondad con esa coletilla "a mí esto me fue muy bien"... felicidades, pero yo tengo mi propio cerebro :D

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.