20 jun. 2008

40 razones para tener hijos: 2



Capítulo 2: El parto, una tortura

Es difícil para mí escribir este post, simple y llanamente porque nunca he parido ni pariré, por tanto desconozco las sensaciones subjetivas por las que puede pasar una mujer, pero me atrevo a hacerlo por la teoría que sí conozco y por los partos que conozco por boca de las mujeres que me lo han explicado (y por el de mi mujer, claro).

Corrine nos dice en este capítulo algo así como que el parto hace daño, mucho daño, y que la epidural es de gran ayuda. Dice que las mujeres que dicen que su parto fue el mejor momento de su vida mienten y que las más prudentes son las que refieren no acordarse del parto.

Relata un parto como si fueras un insecto: "te dejan inmovilizada como un escarabajo gigante con una cánula clavada en la espalda..." y para ella lo peor del parto es el final, el agotamiento que viene tras él y "los pliegues de un vientre que nunca volverá a ser el de una chica".

Estoy de acuerdo en que parir hace daño. He visto varios partos naturales (vía youtube) en las mejores condiciones posibles de disminución natural del dolor (en agua, luz ténue, entorno conocido, música relajada, acompañada de una comadrona que no intenta acelerar el proceso, con tu maridito/pareja al lado) y es obvio que aún así el parto genera mucho dolor, no hay más que ver el parto para darte cuenta. Sin embargo, estas madres sí explican que pese a ello, el momento es mágico, y quizá lo mejor de sus vidas, simplemente por ser el momento en que nace su bebé.
Unas condiciones como las que he comentado hacen que la mujer se bañe en sus propias endorfinas y que desconecte del mundo sumergiéndose en el llamado "planeta parto", ahí donde se deja llevar por las necesidades y tiempos que su cuerpo le dicta y donde vive cada contracción como un paso más hacia el momento esperado. El hecho de que te inmovilicen "como una cucaracha" es un acto ampliamente criticado y hay muchos centros en los que NO realizan esta práctica y la epidural sigue siendo optativa, por tanto Corrine, no puedes generalizar.

Uno de los GRAVES problemas de muchas madres (y padres) es que vamos a parir como el que va a ser operado a corazón abierto. Aunque te expliquen qué te van a hacer, no te enteras (vamos, que llegas con cara de pardilla a dejarte hacer lo que sea menester, y los papás, con cara de más pardillo todavía).
Hay poca información sobre lo que es parir, hay poca información sobre lo que duele, sobre qué es mejor, los riesgos y beneficios de parir en según qué posición, de una cesárea, de estar tumbada bocaarriba, de la epidural.
Todos pensamos lo mismo, parir duele. "Lo intentaré, y si veo que no puedo pediré la epidural". No critico a las mujeres porque pidan la epidural, quizá yo haría lo mismo pues desconozco mi umbral del dolor en un momento así, pero es necesario saber los riesgos que conlleva la epidural y es necesario, de antemano, tener una preparación psicológica adecuada y un buen pellizco de realidad integrado para decir, sí, sé que me va a doler, pero yo quiero parir a mi manera (sea la que sea).
En las clases preparto falta esto. Entrar en la (cruda) realidad de lo que es un parto. Saber que más del 90% de las mujeres son capaces de parir sin ninguna ayuda, que es algo que duele, pero que hay muchos beneficios propios y para el bebé en elegir un parto con la menor intervención posible (sin epidural y sin episiotomía, con libertad de movimientos y tiempo), y que las mujeres que paren según su decisión no pueden hablar mal de sus partos (de manera global). Conozco incluso mujeres con partos muy intervencionistas que tienen muy buen recuerdo de su parto.
Por tanto Corrine miente al decir que la mujer que dice que parir es el mejor momento de su vida miente. Su afirmación se basa en SU vivencia y la extrapola erróneamente al resto de mujeres.

No se puede escribir un libro con razones para no tener hijos con un capítulo que critica el parto inventándote historias de miedo (habla incluso de la película Alien) para que las mujeres tengan un miedo infundado a parir (o con fundamento, pero basado en mentiras).

Sobre el momento tras el parto, es lógico que venga un estado de cansancio importante. Tras un gran esfuerzo físico y psíquico el cuerpo necesita relajarse y descansar... no creo que haya que dar más vueltas a algo que todo el mundo entiende.

"Los pliegues de un vientre que nunca volverá a ser el de una chica"... creo que no hace falta comentar demasiado esta frase que es para ella uno de los peores momentos del parto. Superficialidad al poder.

Seguimos...

Comenta Corrine que no le gustan los recién nacidos (quizá por eso no disfrutó de su parto). "Un bebé recién nacido es tan feo que da miedo mirarlo" y explica que a los padres les encanta hacer muchas fotos sin darse cuenta de que son ellos los únicos que disfrutan de ellas, además de los abuelos del bebé.

Tú también eres tan fea que me da miedo mirarte (no es cierto, pero es la manera de ejemplificarlo)... pero, ¿esto es un motivo para no hablarte o no acercarme a ti?¿esto es lo que debería de primar a la hora de valorarte como persona?¿lo guapa o fea que seas?¿la cantidad de miedo que me des?
Suficiente culto a la imagen hay ya en el mundo como para que una de las razones por la que no le pueden gustar a alguien los niños es que cuando nacen son feos... claro, y cabezones y parecen muñecos de michelín, pero qué le vamos a hacer, después de estar 9 meses mojados ¿como quieres que salgan?
Por cierto, mi hijo al nacer era muy guapo...

Y sobre las fotos... pues normal. A todos los padres les encanta hacer mil fotos y no a todos los amigos/familiares les gusta verlas, y no porque sean bebés, sino por el simple hecho de ver fotos o videos de los demás.
También se hacen fotos y videos de los viajes, de las bodas, etc. ¿no? Qué extraño que no haya un libro que diga "razones para no viajar"...

Espero poder darte la razón en algún capítulo, pero de momento...

Edito: el comentario de Desi me ha dado la idea de poner un enlace IMPRESCINDIBLE si eres una mujer que va a parir y quieres saber un poco más de ese proceso, de qué puedes esperar, qué puedes pedir y de qué intervenciones se desaconsejan: El Parto es Nuestro.

8 comentarios:

Desi dijo...

Bueno, hay algo en lo que tiene razon Corrine, mal que me pese. La gran mayoría de personas tienen miedo al dolor, y no quieren sufrirlo bajo ninguna circunstancia. Así pues, si nos han metido taaaanto en la cabeza el tema de lo doloroso que es un parto (pero no nos han contado que, como contrapartida el cerebro segrega endorfinas que hacen más llevadero el dolor y que facilitan esa inmersión en el Planeta Parto), cómo no vamos a temer las mujeres el parto y el dolor que conlleva?

Falta muchísima información, estoy totalmente de acuerdo contigo; se trivializan muchos temas, como el de la cesárea -Miriam y yo, entre otros miles de mujeres, lo sabemos ahora, después de haberla sufrido-; se ocultan los riesgos de la analgesia y la anestesia; y se resta importancia al "cortecito" de la episiotomía. O sea, que no tenemos ni idea de qué va el cuento.

Y así, con esa desinformación, sólo falta que vengan mujeres como Corrine a meter más leña al fuego, escribiendo libros con opiniones subjetivas que llevan, únicamente, a lo que ella pretende, que es que la gente no tenga hijos.

Aún así, soy de esas ingenuas y optimistas que cree que va a llegar un momento de cambio (no sé cuándo, quizás ni lo vea) en que las mujeres ejercerán su espíritu crítico también entorno al parto y pedirán lo que yo ya estoy pidiendo: El parto es nuestro. Que nos lo devuelvan

clara dijo...

Hola Armandilio:
Pues no sé quién es esa Corrine, pero flaco favor hace a las embarazadas que la lean, sus opiniones, como tú dices, son fruto de su experiencia, que debe ser horrible, menos mal que hay otras vias de información a cerca del parto, sólo hay que buscar y no quedarse con lo primero que nos dicen.
Yo parí hace tres años y medio a mi hijo Álvaro en un Hospital Amigo de los Niños, en el que se siguen las recomendaciones de la OMS para un parto seguro y respetado y se apoya la lactancia materna, resumiendo.....una maravilla al alcance de pocas, y no lo digo por el dinero, puesto que es público, lo digo porque en muy pocos hospitales- públicos o privados- gozamos de esa atención.
Tuve un parto fisiólógico, sin ningún tipo de intervención, el estar informada y el sentirme segura, nos permitió a mí y a mi pareja, vivirlo de una manera totalmente positiva; dolor?, pues sí que tuve dolor, pero el simple hecho de disponer de libertad de movimientos me permitía sobrellevarlo perfectamente.Mi hijo comenzó a mamar al ratito de nacer y no ha dejado de hacerlo hasta hoy.....todo ha sido fácil y fluido ¿ no deberían todas las mujeres tener derecho a algo así?
Algo está cambiando, las mujeres empezamos a informarnos y eso se nota.
Enhorabuena por tu blog, me encanta.
Clara

Lorién dijo...

Hola Armando, he estado desconectado (por culpa de telefónica) largo tiempo, acabo de escribir algo sobre la epidural en mi blog, y dos días mas tarde repaso el tuyo y sorpresa,... como siempre me encanta tu estilo,... enhorabuena por lo de redactor en Bebes y Mas, es otro blog que consulto de cuando en cuando. Te tengo que citar / enlazar más a menudo.

Gracias por tus opiniones.

Miss Pinky dijo...

amo tu blog y le pongo un link en el mio, excelente post.
besos

Anónimo dijo...

La señora corrine es muy radical y subjetiva para tratar un tema tan delicado, hay razones para no querer tener hijos mas objetivas, los invito a unirse en facebook al grupo "Razones para no tener hijos", perdida de valores en la sociedad, superpoblacion, irreversible perdida del entorno por contaminacion y calentamiento global (en unos años se notara mas, no le paren bolas que todo se va a arreglar solito, sigan creyendo), como les van a garantizar una buena vida? sin enfermedades, maniaticos, egoismos,o tambien aceptar que sean gays (con perdon de los que son aca) o locos o etc, etc. solo por decir "quiero tener un hijo y que?" eso no es una mascota!!! es un ser humano!! y si van a venir a sufrir ustedes seran los causantes de lo que les pase o ellos hagan.

Anónimo dijo...

Yo creo que sí se mitifica demasiado el parto y la maternidad. Muchas madres jamás se atreven a comentar que se arrepienten de haber tenido hijos porque temen ser tachadas de monstruos. Y sin embargo hay muchas madres que sí se arrepienten de haber tenido hijos. Y tienen derecho a hacerlo. Y no son monstruos por ello.
Hay padres que se dieron cuenta demasiado tarde de que tener hijos engendra alegrías pero también dolor. El dolor de verlos sufrir, de verlos morir en ciertos casos, el dolor de verlos enfermos, el dolor de miles de penalidades...De eso no se habla en las páginas de revistas yupilandia para padres.
Hay toda una propaganda del ser padre que me parece infumable.
Por otra parte, la mayoría de los niños de hoy en día, tal como dice Corinne viven entre las superexigencias de unos padres que les piden ser los primeros en todo y la permisividad extrema que está generando tiranos.
Y a anonimo, decirle que Corinne Maier ya habló de todas esas razones (ecología, medio ambiente, superpoblación...) en su libro.

Inés

Alondra dijo...

tener un hijo es un acto de amor y generosidad tan grande y hermoso que jamás comprenderá un ser mezquino como la señorita que escribió ese panfleto (así cualquiera escribe un libro hoy día).

Alondra

Anónimo dijo...

A Alondra:

No me parece generosidad alguna dar rienda suelta a los instintos de reproducción sin pensar en lo que ese ser humano va a venir a pasar a este mundo.

Los padres parecen pensar sólo en su satisfacción personal pero piensan poco en las fatigas que sus hijos van a venir a pasar a este mundo.

Y a Armandilio decirle que él también parece tan feo que da miedo mirarlo y sin embargo se atreve incluso a colgar fotos suyas (ahora pongo la coletilla de...no es cierto...pero...).
Hala, así es fácil hacer blogs y demás paridas. Nunca mejor dicho.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.