24 abr. 2008

Violencia de género




Noticia de hace unos días...

La Policía Local de Córdoba ha detenido a un hombre, identificado con las iniciales de F. R. J., de 65 años, por golpear ante la presencia de los agentes a su mujer de 66 años, porque "se había portado mal y tenía derecho a hacerlo". Sin embargo, no lo tiene. Desde 1979 y gracias al Convenio sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer que se firmó entonces los Estados Partes decidieron “tomar todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer practicada por cualesquiera personas, organizaciones o empresas”. Este convenio se ha ido actualizando de manera acorde a los cambios sociales. (Ley de Protección Integral contra la Violencia de Género - 01/2004)

Está prohibido por ley cualquier castigo físico, por mínimo que sea, aunque se trate de un simple cachete, a una mujer.

En un comunicado, la Policía Local explicó ayer que los hechos se produjeron sobre las 14.00 del lunes cuando una patrulla regulaba la salida de los escolares en un colegio de la calle Periodista Gago Jiménez y observaron a un hombre que iba junto a la que debía ser su mujer, de 66 años, a quien le pegaba "fuertes cachetes" que la tiraron al suelo.

Cuando los agentes le llamaron la atención, el hombre comenzó a pegarle fuertes patadas en el costado y en otras partes del cuerpo, que le causaron "un gran estado de excitación y llanto". Los policías evitaron que continuara la agresión y detuvieron a F.R.J., quien dijo que le pegaba porque "se había portado mal y tenía derecho a hacerlo".

Los agentes llevaron a la mujer a un centro sanitario. Se desconoce el estado actual de salud aunque el pronóstico parece ser moderado.
Antes del cambio de la ley, no estaba claro que la conducta de F.R.J. fuera legal o ilegal. El cambio, que se originó a raíz del Convenio de 1979, consiguió desterrar, de una vez para siempre, la posibilidad del castigo físico.

Mis comentarios

La noticia en sí es francamente deplorable... aún así podemos ver noticias de este tipo casi a diario, a cada cual más violenta. La sociedad, por suerte, está muy concienciada en este aspecto y las muestras de rechazo hacia estas conductas son evidentes.
O eso pensaba yo... La noticia la leí en un periódico online. No os perdáis algunos de los comentarios de la noticia:

1. A éste pobre anciano que no se entera de cómo va la vida lo detienen, y a los gorilas del metro, no?

2. Soy contrario a cualquier tipo de violencia, por mínima que sea, pero entre golpes que tiran al suelo y una nalgada hay un abismo. Seamos serios.

3. Otra de esas leyes absurdas que nos demuestran que occidente está acabado porque está llegando a las más altas cimas de estupidez.

4. Vaya de ley de idiotas, que me digan que marido no ha perdido los nervios alguna vez con su pareja y le ha dado una bofetada, ¿eso es maltrato?, por favor, vaya país de imbéciles.

5. Una cosa es un cachete dado a tiempo, para que la señora no se les suba a las barbas a sus maridos. De ésos todas hemos recibido, y si es la única forma de reprimir la conducta de la mujer (siempre que sea "un cachete", no un tortón a mala leche), creo que debería darse, como última alternativa. Pero lo de este señor era casi una paliza de skin-head!!!

6. Es una vergüenza esta modificación legislativa y, sobretodo, la aplicación que se va a efectuar de la misma; donde dice: "fuertes patadas en el costado y en otras partes del cuerpo que hicieron caer de nuevo al niño y le causaron un gran estado de excitación y llanto", esta frase no es más que la justificación que hace la policía de la detención. Seguro que antes se dirigieron al anciano para que parara y como a los dos agentes jovenzuelos y poco humildes no les debió gustar la respuesta, añaden ellos el resto.¿Cómo iba ese abuelo a pegar las "tremendas patadas" a su mujer delante de dos policías que le estaban apercibiendo? no se lo cree nadie. Y ojo, que seguirán las detenciones. Lamentable.

7. Me parece bien que le hayan detenido. Por lo que parece, no era algo correctivo lo que hacia con su mujer, sino mas bien, la apalizaba. Por otro lado, un cachete a tiempo es una forma de educar. Yo también he recibido alguno, y realmente lo agradezco. Y no tengo ningún trauma.

8. Soy un psicólogo soltero, pero creo, al igual que muchos, que un cachete a tiempo (no incluye bofetones que tumben, ni patadas, ni tirar de los pelos ni pikete de ojos...) ahorra que la mujer no entienda las normas y los límites. Llamadlo cachete simbólico si queréis, pero cachete al fin y al cabo. La mujer debe entender que los actos tienen consecuencias, y si no pasa nada cuando hace algo malo, lo seguirá haciendo. Claro, esto es distinto a pegar a la mujer a la primera de cambio y establecer el orden a bofetones. Hay que hablar con ellas, mucho, pero si en un momento es necesario un cachete va a resultar mejor solución.

9. Pues los políticos dirán lo que quieran, pero si algún día me caso y en un momento determinado se merece un cachete se lo daré. Mis padres lo hicieron conmigo y que no se piense nadie que tengo pesadillas por las noches o les tengo rencor a mis padres. Al revés, creo que me han educado bastante bien.

10. Una cosa es pegar una bofetada y la otra es patearlo. Cuando castigas a tu mujer no vas a "romperla", ya que le amas y le quieres.

11. Por dar un cachete a una mujer, no creo que nadie te detenga, los propios policías y jueces se los dan a las suyas, otra cosa es darle tal guantazo que le tire o darle patadas en las costadas, eso es pasarse y no se puede permitir.

12. Mi marido también me ha dado algún cachete o azote cuando me lo merecía y no me siento ni mucho menos maltratada, es más, entiendo que lo hiciese porque hay veces que se aprende más así que con buenas palabras. Hoy en día creo que las mujeres están superprotegidas y maleducadas. Una cosa es el maltrato, pegar por pegar, (que lo rechazo por completo) y otra dar un cachete cuando la mujer no lo entiende de otra forma.

13. Un cachete es un estimulo externo, una forma de comunicación, perfectamente válida para una mujer que no tiene la capacidad de entender algo mediante palabras. Algunos políticos deberían recibir unos cuantos cachetazos pues parece no tienen la capacidad de entender ciertas obviedades mediante palabras.

14. Yo ya no me creo nada de nada, lo siento, pero no me puedo creer que un señor de 65 años de patadas en el costado a su mujer en presencia de la policía, simplemente no lo creo. No se si estará mal redactada la noticia, o yo no la comprendo. Por otra parte, esta muy bien que se creen leyes para defender a las mujeres, pero creo que hemos llegado a un punto de no retorno, en la que la potestad de los maridos u organismos con capacidad de castigo se ha visto limitada a una simple reprimenda verbal, o lo que es lo mismo, que ahora cualquier mujer te puede romper el retrovisor del coche, romper las lunas, quitarte la cartera, amenazarte, etc., y tu has de ver, oír y callar, porque si no te denuncian, bueno es lo que nos ha tocado vivir.


No sé que estaréis pensando de todo esto, ni qué estáis pensando de los comentarios, aunque puedo imaginarlo.
Bien, antes de que me preguntéis donde he leído todo esto os digo que es mentira. La noticia no es del todo cierta.

Os pongo la noticia tal y como es:

Detenido un abuelo en Córdoba por golpear a su nieto de seis años

La Policía Local de Córdoba ha detenido a un hombre, identificado con las iniciales de F. R. J., de 65 años, por golpear ante la presencia de los agentes a su nieto de seis años, porque "se había portado mal y tenía derecho a hacerlo". Sin embargo, no lo tiene. Desde diciembre, está prohibido por ley cualquier castigo físico, por mínimo que sea, aunque se trate de un simple cachete, a menores de edad. Éste es, si no el primero, uno de los primeros casos de arresto en cumplimiento de la nueva normativa.

En un comunicado, la Policía Local explicó ayer que los hechos se produjeron sobre las 14.00 del lunes cuando una patrulla regulaba la salida de los escolares en un colegio de la calle Periodista Gago Jiménez y observaron a un hombre que llevaba de la mano a un menor de seis años, a quien le pegaba "fuertes cachetes" que lo tiraban al suelo.

Cuando los agentes le llamaron la atención, el hombre comenzó a pegarle fuertes patadas en el costado y en otras partes del cuerpo, que hicieron caer de nuevo al niño y le causaron "un gran estado de excitación y llanto". Los policías evitaron que continuara la agresión y detuvieron a F.R.J., quien dijo que le pegaba porque "se había portado mal y tenía derecho a hacerlo".

El menor, entregado a la Junta

Los agentes llevaron al menor a un centro sanitario para que lo exploraran y comunicaron los hechos a la Fiscalía de Menores, que ha realizado las primeras diligencias para entregar al menor a la Unidad adscrita de la Policía Autonómica de la Junta de Andalucía, que se hace cargo del niño.

Antes del cambio de la ley, no estaba claro que la conducta de F.R.J. fuera legal o ilegal, ya que artículo 154 del Código Civil dejaba la puerta entreabierta al castigo físico al facultar a los progenitores para corregir "razonable y moderadamente" a sus hijos. El problema estaba en qué se entiende por moderado. En diciembre del año pasado, ese artículo fue reformado con los votos de PSOE, IU, ERC y el Grupo Mixto. El cambio se incluyó dentro de la ley de adopción internacional para evitar cualquier ambigüedad y desterrar, de una vez para siempre, la posibilidad del castigo físico. Ahora, los padres tienen que ejercer la patria potestad con respeto a la integridad "física y psicológica" de los hijos. Otros 14 países han eliminado ya, como España, el castigo físico a los niños.

Al menos 30.000 menores reciben algún tipo de maltrato físico cada año en España, informa Susana de Pablos. Hay 7,9 millones de menores, de los cuales 15 de cada mil han sufrido algún maltrato. En uno de cada cuatro casos se trata de golpes, como bofetas o cachetes. Son los datos sobre la incidencia de la violencia en los niños que recogen estudios como El Maltrato Infantil en España.


Y estos son los comentarios originales. La modificación en los anteriores se han limitado al cambio de “niños por mujeres” y alguna pequeña adaptación del lenguaje. Podéis comprobarlo comparando...

1. A éste pobre anciano que no se entera de cómo va la vida lo detienen, y a los gorilas del metro, no?

2. Soy contrario a cualquier tipo de violencia, por mínima que sea, pero entre golpes que tiran al suelo y una nalgada hay un abismo. Seamos serios.

3. Otra de esas leyes absurdas que nos demuestran que occidente está acabado porque está llegando a las más altas cimas de estupidez.

4. Vaya de ley de idiotas, que me digan que padre no ha perdido los nervios alguna vez con su hijo y le ha dado una bofetada, ¿eso es maltrado?, por favor, vaya pais de imbeciles, así tenemos los colegios y los institutos, con niñatos que insultan y pegan a los profesores. Y 3000 denuncias en los juzgados de padres agredidos por sus angelitos.

5. Una cosa es un cachete dado a tiempo, para que el niño no se les suba a las barbas a sus padres. De ésos tod@s hemos recibido, y si es la única forma de reprimir la conducta del niño (siempre que sea "un cachete", no un sopapo a mala leche), creo que debería darse, como última alternativa. Pero lo de este señor era casi una paliza de skin-head!!!

6. Es una vergüenza esta modificación legislativa y, sobre todo, la aplicación que se va a efectuar de la misma; donde dice: "fuertes patadas en el costado y en otras partes del cuerpo que hicieron caer de nuevo al niño y le causaron un gran estado de excitación y llanto", esta frase no es más que la justificación que hace la policía de la detención. Seguro que antes se dirgieron al anciano para que parara y como a los dos agentes jovenzuelos y poco humildes no les debió gustar la respuesta, añaden ellos el resto.¿Cómo iba ese abuelo a pegar las "tremendas patadas" a su nieto delante de dos policías que le estaban apercibiendo? no se lo cree nadie.Y ojo, que seguirán las detenciones y los niños y niñas pasarán a estar custodiados por los servicios sociales según el criterio que vaya marcando la policía. Lamentable.

7. Me parece bien que le hayan detenido. Por lo que parece, no era algo correctivo lo que hacia con el nieto, si no mas bien, lo apalizaba. Por otro lado, un cachete a tiempo es una forma de educar. Yo tambien he recibido alguno de pequeño, y realmente lo agradezco. Y no tengo ningun trauma.

8. Soy un psicólogo sin hijos, pero creo, al igual que muchos, que un cachete a tiempo (no incluye bofetones que tumben, ni patadas, ni tirar de los pelos ni pikete de ojos...) ahorra que el niño no entienda las normas y los límites. Llamadlo cachete simbólico si queréis, pero cachete al fin y al cabo. El niño debe entender que los actos tienen consecuencias, y si no pasa nada cuando hace algo malo, lo seguirá haciendo. claro, esto es distinto a pegar al niño a la primera de cambio y establecer el orden a bofetones. Hay que hablar con los niños, mucho, pero si en un momento es necesario (y el niño tiene la edad para ello) un cachete va a resultar mejor solución.

9. Pues los políticos dirán lo que quieran, pero si algún día tengo hijos y en un momento determinado se merecen un cachete se lo daré igual que mis padres me los han dado a mi y a mi hermana. Y que no se piense nadie que tengo pesadillas por las noches o les tengo rencor a mis padres. Al revés, creo que me han educado bastante bien.

10. Una cosa es pegar una bofetada y la otra es patearlo. Cuando castigas a tu hijo no vas a "romperlo", ya que lo amas y le quieres.

11. Por dar un cachete a un crio, no creo que nadie te detenga, los propios policias y jueces se los dan a los suyos, otra cosa es darle tan guantazo que le tire o darle patadas en lso costadas, eso es pasarse y no se puede permitir.

12. Mis padres también me han dado algún cachete o azote cuando me lo merecía y no me siento ni mucho menos maltratada, es más, entiendo que lo hiciesen porque hay veces que se aprende más así que con buenas palabras. Hoy en día creo que los niños están superprotegidos y maleducados. Una cosa es el maltrato, pegar por pegar, (que lo rechazo por completo) y otra dar un cachete cuando el niño no lo entiende de otra forma.

13. Un cachete es un estimulo externo, una forma de comunicación, perfectamente valida para un niño no tiene la capacidad de entender algo mediante palabras. Algunos políticos deberían recibir unos cuantos cachetazos pues parece no tienen la capacidad de entender ciertas obviedades mediante palabras.

14. Yo ya no me creo nada de nada, lo siento, pero no me puedo creer que un señor de 65 años de patadas en el costado a un niño en presencia de la policia, simplemente no lo creo. No se si estara mal redactada la noticia, o yo no la comprendo. Por otra parte, esta muy bien que se creen leyes para defender a los niños, pero creo que hemos llegado a un punto de no retorno, en la que la potestad de padres, tutores, profesores y por ende cualquier persona u organismo con capacidad de castigo se ha visto limitada a una simple reprimenda verbal, o lo que es lo mismo, que ahora cualquier niño te puede romper el retrovisor del coche, romper las lunas, robarte la cartera, amenazarte con una navaja, etc., y tu has de ver, oir y callar, porque si no te denuncian, bueno es lo que nos ha tocado vivir.


¿Por qué?
Que alguien me explique porqué una noticia es tremendamente escandalosa, y la misma noticia, con otro afectado, no lo es tanto...
Ah, ya sé, será que los niños, como no se enteran, pues les puedes hacer las mil y una...
¿Y si la mujer, de 66 años, tuviera alzheimer? ¿Un alzheimer avanzado que hiciera que no se enterara de lo que sucede, o no entendiera los mensajes verbales de su marido? Pues por regla de tres, como no entiende los mensajes verbales (como pasa con los niños) pues tiras hacia el último recurso... un cachete en el culo para que aprenda que eso no se hace.

A ver si vamos cambiando la mentalidad un poco, que me parece que hoy en día es peor pegarle a un perro que pegar a un hijo (y eso que las dos cosas son horribles).

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.