16 abr. 2008

El aire que respiras


La contaminación atmosférica es perjudicial para la salud. Cuesta creerlo puesto que el aire es incoloro e inodoro. Es algo similar a algunas enfermedades como la Diabetes o a factores de riesgo como la Hipertensión o el Colesterol alto. Sabes que lo tienes porque te dicen que lo tienes, pero a muchas de las personas que lo padecen les cuesta creerlo, porque no se encuentran mal.

Esto es lo que pasa con el aire. No ves que está mal, no ves que está contaminado, pese a que lo imaginas... y pese a ello, no sabes cuánto daño te hace, pues aquello que sufras, no lo asociarás al aire que respiras y por tanto nunca te quejarás. Vemos un bosque deforestado, vemos un río contaminado, vemos como mueren los animales, vemos como se destruye el planeta, vemos el humo de las fábricas, pero no vemos lo que respiramos.

Los gobiernos lo saben. Saben que la población no se va a quejar de algo que desconoce, pese a que hay estudios que lo corroboran: La contaminación del aire daña nuestra salud. Como no hay conciencia social de este hecho el gobierno se puede lavar las manitas para no tener que llevar a cabo políticas de saneamiento del aire que, desgraciadamente, son impopulares y que por tanto afectan a la imagen y por tanto a los votos del gobierno que decida llevarlas a término (regular el flujo de tráfico, disminuir la velocidad máxima, peajes urbanos, etc...)
“No quiero un aire más limpio, pues si lucho por él perderé votantes.”

El último estudio sobre la calidad del aire, realizado en Suiza, revela una disminución del número de enfermedades respiratorias en niños tras haber disminuido la contaminación atmosférica. A este estudio se le suman muchos que demuestran que tras una intervención en la mejora del aire se produce una mejora inmediata en los indicadores de salud.

¿Porque no se soluciona entonces?

En otros países hay mucha más conciencia colectiva y tienen una cultura más social. El beneficio de tener un aire más limpio es poco valorable a nivel individual y ya sabemos que en España “marica el último” y que lo que no nos beneficia, se deshecha.
Es más, la concienciación en este aspecto ha de ser importante, ya que las medidas que se deben adoptar para mejorar el aire son impopulares y como he dicho antes, hacen perder votos.



En Milán, por ejemplo, se ha impuesto un peaje urbano, tal y como ya hacen otras ciudades europeas más limpias que las nuestras. Esto en España sería un “estos cabrones ya no saben cómo sacarnos el dinero”. Que sí, que es cierto que nos lo sacan y que pagamos impuestos a mansalva (o quizá no pagamos tanto pero sí en proporción a la mierda de salarios que tenemos), pero con estas medidas es probable que se promoviera el uso de bicicletas, del paseito y cositas así que cada vez hacemos menos y que serían muy beneficiosos para nuestra salud. Mejor aire, más deporte, menos obesidad, menos colesterol, menos tiempo.

¿Menos tiempo?

Sí, claro. Si vamos a trabajar en bici, en tren o en autobús, tardamos más...por eso tenemos menos tiempo para nuestras familias.

¿Podemos vivir así?

Pues no sé, imagino que sí... De hecho es posible que ni siquiera nos den a elegir... dentro de unos años será tal la contaminación atmosférica que estos planes de mejora del aire serán una cuestión de obligado cumplimiento. Por tanto no quedará otra que acostumbrarse, que utilizar el tiempo en los transportes públicos para leer un poco, que falta hace, o disfrutar de los viajes en bicicleta a la vez que hacemos deporte y tonificamos nuestro cuerpo (que falta nos hace también).



¿Vale la pena?

Pues según se ha comprobado sí. Disminuirían las consultas a Sanidad, hospitales y centros de atención primaria, y los síntomas de las personas afectadas de enfermedades respiratorias serían menos graves.
En Suiza por ejemplo la velocidad está limitada a 30 km/h. Alemania, Suecia, Holanda, Dinamarca, y Noruega han hecho enormes esfuerzos en este sentido. La gente va en bicicleta a todas partes y tienen un transporte público adecuado que permite que tengan unos niveles de contaminación de la mitad del que se padece, por ejemplo, en Barcelona. ¡¡¡Y estas ciudades están preocupadas todavía!!!

Algunos datos

37.000 personas mueren al año en la Unión Europea de forma prematura a causa de la mala calidad del aire. Disminuir la polución atmosférica hasta los niveles que aconseja la Organización Mundial de la Salud aportaría inmensos beneficios no sólo en términos de esperanza de vida, sino también monetarios. Un estudio elaborado recientemente en Barcelona por el Instituto Municipal de Investigación Médica y el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental, base para la propuesta en marcha de un plan de mejora de la calidad del aire en las zonas más contaminadas de Cataluña, reveló que con un aire más limpio para el área metropolitana de esa ciudad se podrían llegar a evitar cada año 3.500 muertes prematuras, 1.800 hospitalizaciones cardiorrespiratorias, 5.100 casos de bronquitis crónica en adultos, 31.100 casos de bronquitis agudas en niños y 54.000 crisis asmáticas en niños y adultos. Según este mismo estudio, cuidar del aire que se respira en Barcelona supondría un beneficio económico cifrado entre 3.00 y 6.000 millones de euros anuales.

Fuente: Revista impresa Integral nº340. Entrevista a Jordi Sunyer.


3 comentarios:

MARISOL dijo...

Pues que no os cueste creerlo. Yo, que vivo en la sierra de Madrid, cada mañana que voy a trabajar veo la boina de contaminación y mierdecilla variada que hay encima de Madrid durante todo el invierno. Desde luego es como para ir por la ciudad con mascarilla...

Anónimo dijo...

Yo hace mucho tiempo que no puedo ver las estrellas brillando desde mi ventana como cuando era pequeña...ahora estan BORROSAS...una pena...
mmg79

dezarme_908 dijo...

osea si, estabien todo lo quer dices, pero hay algun metodo ya existente, uno que ya este realizando el saneamiento del aire de dejo mi correo cismerai@gmail.com

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.