17 dic. 2008

Duchas compartidas en el colegio



En Septiembre el Consejo Escolar del CEIP “Les Aigües” de Cardedeu, en Catalunya, hizo llegar a las familias una circular que informaba de la propuesta del mismo en relación a la coeducación.

Se les notificaba que los niños y niñas del colegio se ducharían en vestuarios mixtos. La notificación decía: “El objetivo es fomentar el respeto y la naturalidad en la aceptación del propio cuerpo y del de los demás sin poner barreras arquitectónicas que obliguen a hacerlo separando a los alumnos por sexos”.

La reacción no se hizo esperar y al día siguiente una cincuentena de padres acudió al colegio pidiendo explicaciones. Tras tres horas de reunión con la dirección la medida quedó anulada.

Al leer la noticia me he quedado realmente estupefacto y me ha costado unos minutos poder ofrecerme a mi mismo una opinión al respecto.

Es cierto que el pudor por los cuerpos ha sido algo presente desde hace generaciones y que la desnudez se ha tratado siempre desde una perspectiva erótica que transformaba el tema en tabú de manera automática.

Quizá, con las nuevas generaciones y el paso del tiempo esto está cambiando. Sinceramente, no me parece mala idea que los niños crezcan desde pequeños conociéndose unos a otros, conociendo sus diferencias y sus similitudes y viendo la desnudez como algo natural y normal.

A cierta edad, quizá a partir de los 8-9 años limitaría un poco el tema. Algunas niñas inician la pubertad a partir de esas edades e imagino que querrían preservar un poco su intimidad.

Me parece una medida que quizá dentro de unos años (o lustros) será de lo más habitual, pero ahora es más bien arriesgada y seguramente, ante una votación popular, tendría muchos más votos en contra que a favor.

¿Qué pensáis de ello?

Fuente: Forum Libertas vía Bebés y más

5 comentarios:

Estefania dijo...

De esta noticia me faltaban datos. Porque lo de "vestuarios comunes" tampoco me suena demasiado bien. Quiero decir ¿Las duchas son individuales o son de estas duchas comunitarias?

Lo pregunto porque el pudor sí que puede ser un sentimiento innato. De hecho parece ser que el niño lo desarrolla sobre los 4 años (creo).

Una cosa es la libertad para que quien quiera desnudarse se desnude y otra "obligar" a que aceptes con normalidad estar desnudo con más gente.

La historia de la guardería por ejemplo, en la que eran los propios niños los que querían estar desnudos es diferente. Aquí no es que los chavales hayan pedido un vestuario único. (en realidad no lo sabemos)

Es cierto que nunca sabemos si lo de la diferencia de sexos es innata o viene impuesta por la costumbre pero sí que he comentado alguna vez con gente que hay personas que estar en un gimnasio en el vestuario con más gente "en bolas" (de su mismo sexo) les resulta incómodo y hay quien no le dá importancia.

Me gusta la idea de no intentar hacer la diferenciación de sexos pero creo que hay que respetar el pudor y la intimidad personal. Aunque es verdad que no sabemos cuanto de pudor es innato y cuanto cultural (familiar, social, etc...)

De hecho, un tipo de humillación pública, que aún se usa como castigo en algunos paises menos evolucionados, es pasearse desnudo por las calles.

Bueno, no hay que ir tan lejos, una pesadilla frecuente es que, de repente, te das cuenta que estás desnudo entre un montón de gente.

También es cierto que el pudor puede ser sólo cultural. También me faltan referencias exactas pero recuerdo que había alguna tribu en la que los misioneros construyeron una especie de comedor para ellos. Esta tribu, les parecía a los misioneros, carecía de pudor pues tenían sexo en público sin ningún problema. Sin embargo, descubrieron que, para usar el comedor, tapiaron todas las ventanas. Comer era algo muy íntimo y no lo hacían en un sitio desde donde se pudiera ver.

Ya digo que esta historia es muy antigua y no conozco las referencias exactas. Sí que demostraría que el pudor es cultural.

Armandilio dijo...

Muy interesante la reflexión que comentas Estefanía.
La verdad es que no tengo ni idea de cuál es el origen del pudor, aunque yo sí creo que es algo cultural.
En Roma las orgías eran algo habitual y aún cuando las relaciones eran más íntimas los criados podían estar ahí por si eran requeridos.

Imagino que el pudor aparece en el momento en que dudas de si vas a ser aceptado o no por tu físico, por la vergüenza de que alguien se ría de ti y por lo tanto por una posible merma en la autoestima que venga dada desde casa, desde el colegio o desde compañeros que acostumbren a reirse de los demás por cosas físicas.

De todas maneras, como digo, creo que la sociedad no está preparada para algo así.

Los niños seguramente lo llevarían bien, pero los padres, que acostumbramos a hablar sin problemas delante de nuestros hijos de nuestras opiniones personales podemos influir en su manera de pensar indirectamente.

SAludos!

estrella dijo...

Nosotros practicamos naturismo, especialmente cuando vamos a Maspalomas de vacaciones y teniamos pensado seguir haciéndolo con nuestra hijita porque nos parece algo sano, también estoy acostumbrada a los vestuarios mixtos porque en el mundo de la farándula y el deporte es algo muy normal. Pero en el colegio, en esas duchas, tiene que haber alguien adulto "cuidador" supervisando, y nunca sabré con certeza el cuidado con el q esa persona ha sido seleccionada para ejercer su función. Prefiero q mi niña se duche en casa, aunque luego corretee en cueros por la playa con sus papis.

Estefania dijo...

No he podido investigar mucho. Esto de la maternidad tiene sus limitaciones ;-)
Pero, a parte de que parece que el pudor sí que es cultural, también lo es que se aprende de muy pequeños.

A los 4 años ya empiezan a desarrollarlo. Empiezan a mostrar pudor a estar desnudos con el papá de sexo opuesto. Seguramente esto será así si no están acostumbrados a verse todos desnudos habitualmente como comenta estrella.


No lo sé, no tengo "intuición" sobre el pudor ;-). Pero sí que tengo la sensación de que empieza mucho antes de lo que pensamos.


Pero entonces sí que me planteo lo que dice Estrella. Claro, para ejercer esa desnudez libre tiene que haber un respeto completo hacia el niño. Como estamos hablando de personas inmaduras todavía tendría que haber un adulto que garantizara el respeto. Y yo tampoco me fío de quien esté. :-(


Con lo cual, al final, he llegado a una conclusión. Hoy por hoy, ahora mismo, prefiero duchas individuales.

Desi dijo...

Me parecen geniales las reflexiones de Estefanía y de Estrella.

Yo estoy a favor de que las personas vivamos la desnudez con naturalidad, y eso es lo que vamos a intentar con nuestras hijas. Que no sientan vergüenza ni complejos con sus cuerpos, que sepan apreciar y respetar las diferencias, y todas esas cosas.

Ahora, de eso, de que mi familia y yo elijamos desnudarnos a que lo imponga el colegio... vamos, me parece que es irse al otro extremo, no?

Otra cosa es que den opciones a los niños: los que quieran, en vestuarios mixtos (bajo la supervisión de algún educador, por supuesto); los más pudorosos, en vestuarios diferenciados, no? Eso sería, para mí, lo mejor: que cada uno eligiera, según sus costumbres, aquello que mejor le va y que no entra en conflicto ni con su concencia ni con sus valores.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.