7 ene. 2008

La leche materna

Los que me conocen seguro que estaban esperando alguna entrada de este tipo. Es probable que a menudo escriba posts relacionados porque como enfermero esta es una de mis pasiones. La lactancia materna y la crianza de nuestros hijos desde el respeto.

Lo que os escribo aquí es un pequeño resumen con lo más importante de lo que dice la Aeped (Asociación Española de Pediatría). Está extraido de un artículo del 2005 que podéis leer aquí.

  • Las bajas tasas de prevalencia de Lactancia Materna son un problema de Salud Pública: Es sabido que la LM (Lactancia Materna) beneficia al lactante no sólo durante el período de lactancia sino en años posteriores: “Los niños no amamantados tienen más enfermedades y además éstas son más graves y más largas(...). La alimentación con sucedáneos (lactancia artificial) eleva el riesgo de muerte súbita del lactante, la mortalidad posneonatal durante el primer año de vida y la mortalidad infantil en menores de 3 años (...) hay mayor riesgo de padecer enfermedad celíaca, enfermedades autoinmunes, diabetes mellitus”. Es decir, los niños cogen menos resfriados y menos enfermedades porque la leche materna aporta inmunoglobulinas (cosa que no hace ninguna otra leche) y cuando enferman son enfermedades más leves.


  • “El crecimiento de los lactantes amamantados es diferente de los alimentados con LA, los amamantados ganan menos peso y son más delgados al final del primer año de vida. Lejos de ser un problema, puede ser la causa de la disminución de hasta el 20% de riesgo de obesidad en la adolescencia”.


  • “El colecho (dormir en la misma habitación y/o cama con el bebé) facilita el amamantamiento y favorece el descanso materno, además de ser una práctica segura que disminuye el riesgo de muerte súbita del lactante. Sólo se desaconseja en caso de que la madre tome medicación que provoque un sueño profundo, madres (o padres) muy fumadores, tras ingerir alcohol o drogas o con obesidad mórbida. Evitar tapar con exceso al bebé y acomodar los bordes de la cama para evitar caídas y dormir en un colchón no demasiado blando”. Los que critican el colecho dicen que no es aconsejable por la probabilidad de aplastar al bebé sin querer. Aplastar a un bebé es casi tan improbable como caerse de la cama, que yo sepa, pocos adultos se caen hoy en día de la cama.
  • El colecho ayuda a controlar la temperatura del bebé, le ayuda a regular su respiración durante el sueño pues siente y escucha la respiración de su madre. “El colecho es una opción no médica que algunas madres pueden no desear y en este caso el pediatra respetará la opción de la madre. Las técnicas de terapia conductista de condicionamiento del sueño (Estivill, Ferber) son difícilmente compatibles con la lactancia materna; deberían reservarse a niños con enfermedades del sueño, no estando probadas ni su eficacia, ni su repercusión psicológica a largo plazo”.


  • Hasta los 6 meses de edad se recomienda lactancia materna exclusiva. “A partir de los 6 meses de vida la alimentación es complementaria, es decir, complementa y no sustituye la leche materna y para ello puede ser útil ofrecerlo sin forzar la ingesta, después de las tomas de pecho durante el primer año de vida”. Mucha gente cree que es al revés y hay muchos bebés que toman menos leche de la que deberían tomar.

  • Amamantar a un niño ayuda a que el cuerpo de la madre recobre su forma después del parto ayudando a perder los kilos que se han ganado.
  • Por hoy creo que ya os dejo unas cuantas razones para que podáis elegir qué es lo mejor para vuestro bebé.



4 comentarios:

Papá en Prácticas dijo...

Hola!

llego a tu blog desde Bebés y +. Interesante post sobre lactancia. aun creo que quedan muchos mitos por derribar. Mi hijo tiene 10 meses y mi mujer aun le da el pecho. Se le ve sano, está activo...Un niño feliz, en definitiva, pero el peso...en fin, está por debajo de la curva. A mi no me preocupa demasiado pues mide como un niño de 14 meses, y supongo que el alimento lo invierte en crecer a lo alto y no a lo ancho como su padre :-)Pero lo que observo es que 'la vieja escuela' no está preparada para esto. Para mucha gente si el nene no está 'gordo' no está sano...

Bueno, un placer haber recalado aquí. Ya me iré pasando. Por supuesto, te invito a visitar mi blog.

Salud!

Armandilio dijo...

Las curvas de crecimiento que te enseñan en el pediatra son curvas para niños alimentados con lactancia mixta (artificial y materna) por lo que no son válidas para niños con lactancia materna exclusiva (+ alimentacion después).
Mira las tablas de la OMS que son las que realmente debes mirar:
La gráfica del peso es esta:
http://www.who.int/childgrowth/standards/cht_wfa_boys_z_0_5.pdf
y la de altura esta:
http://www.who.int/entity/childgrowth/standards/cht_lhfa_boys_z_0_5.pdf

Cual es tu blog??

Papá en Prácticas dijo...

Gracias por tu respuesta! Voy a echarle un vistazo a esas tablas.

Mi blog:

http://www.lacoctelera.com/voyaserpadre-

Salud!

bodom dijo...

No puedo estar mas de acuerdo contigo!!!!! a mi primer hijo le di el pecho hasta los 8 meses, porque a los 4 meses tuve que trabajar...pero a marcos voy a dárselo todo lo que pueda!!!! le estoy dando ya la papilla de cereales...pero con leche materna por supuesto!!!!!
la mentablemente por mucho que alabo los beneficios de este tipo de alimentación... mis amigas y la gente de mi entorno siguen prefiriendo el biberón por "comodidad"... que sabrán ellas de comodidad!!!!!

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.