13 mar. 2009

Por qué quiero aprender a tocar el piano



Siempre me ha gustado el piano, siempre me ha gustado la música y ello me llevó a tocar en un grupo unos años. Allí cantaba (tirando a mal) y tocaba la guitarra (tirando a mal, también)...

Tenemos un piano en casa. Myriam es pianista y me encantaría saber tocarlo, pero no ahora. No es el momento. Ahora lo más que hago es pasarle el plumero encima, arrancándole un "chof, chof" en La menor un tanto descorazonador.

Aprendí a tocar la guitarra de oído y el piano prefiero tocarlo como Mozart manda, sabiendo lo que tocas. Pero (siempre hay un pero) ahora no es el momento. Ahora hay que criar a mis dos preciosidades.

Además estoy en el mismo punto de palurda exigencia de la sociedad: quiero aprender, pero rápido, que no me cueste esfuerzo, la búsqueda del placer por el placer obviando lo que genera experiencia y recuerdo al cabo de los años, el trámite, y eso mucho me temo que no existe en la música.

Así que de aquí a unos años, si puedo, aprenderé. Estoy cansado de tocar el cumpleaños feliz a unidedo.

Para quien le interese, la pieza (yo diría canción, pero en música clásica se habla de piezas) es de Chopin. Mágica, emotiva, preciosa.

Todo el mundo debería escucharla de vez en cuando para buscar un ratito de paz interna y ordenar sus ideas y sus emociones (arggg, ya parezco otra vez un Power Point de mail en cadena).

3 comentarios:

Kudifamily dijo...

Siempre puedes aprender junto a tus hijos... Cuando sean un poco mayores, que Myriam os enseñe a los tres (si tiene bastante paciencia, claro, jeje)

Y coincido contigo en lo de escuchar de vez en cuando a Chopin... es como un soplo de tramontana, se lleva lejos los pensamientos negativos!

Besos

madre reciente dijo...

Yo lo estudié 3 años de niña y lo dejé porque quedó claro que no era lo mío. Ya no recuerdo nada. Ni el cumpleaños feliz a un dedo. Tengo asumida la frustración.

Mi "piano" particular es el ajedrez. Me encantaría jugarlo bien. Mi santo tiene varios en casa y me enseñó los movimientos. Ahí me quedé.

Cuando enseñe a los peques me apuntaré a las lecciones :)

Anónimo dijo...

Hola Armando, tengo mi piano, aqui a mi lado,ya va a hacer dos años de que pude cumplir mi deseo mas grande que es tocar el piano, por ahora solo puedo decir que lo tengo, y que me frustro muchisimo, de hecho, hoy un dia lluvioso en buenos aires, busque por primera vez la palabra frustracion en google. Pero con fe, que ya tocaremos como dios manda.

saludos.

Camilo

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.