4 nov. 2008

Buscando libertad


Si miras estas fotos podrás ver una cierta... asimetría. Un pie calzado, pero el otro descalzo. Así iba Jon el otro día por casa. Se quitó la zapatilla y, con nuestra ayuda y sus gritos de "mitjouuu!!!, mitjouuuu!!!" (calcetín en castellano, mitjó en català), acabó quedando descalzo de un pie.



Siempre que un niño lucha por quitarse los zapatos y quedarse descalzo es una búsqueda de libertad. Al menos así me lo han explicado siempre y así lo interpreto yo también.

Quizá es un regresar a la época de bebé, es querer sentir el suelo, es querer eliminar barreras con el entorno.

Jon va un poco más allá, empieza por las zapatillas y acaba desnudo por completo.
Empezó el domingo, en casa de los avis (los padres de Myriam). Se empeñó en quedarse desnudo y confieso, no traté de evitarlo.

Ayer lo hizo de nuevo y ¡¡adivinad!! esta tarde ha estado un buen rato desnudito de saltos por el sofá.

Si nos viera mi amigo Estivill imagino que me diría lo equivocado que estoy en dejarle hacer esto y lo necesaria que es la adquisición de unos hábitos saludables. Desnudarse en casa está claro que no es un hábito a potenciar, y menos hacerlo en una casa ajena como sería la de los avis.

Sin embargo yo pienso un poco diferente, y si quiere ir desnudo tendrá sus razones. Quizá solo sea un juego (si es así un día se aburrirá y dejará de hacerlo), quizá necesita sentirse libre y este es su mecanismo de obtención de libertad (pues lo mismo, un día encontrará una manera diferente de sentir la libertad, quizá tocar la hierba húmeda con los dedos, quizá observar el mundo desde el pico de una montaña, a saber...) y quizá simplemente esté descubriendo su cuerpo y le guste sentir el contacto con el entorno desde la desnudez y el tacto de toda su piel.

¿Cómo voy a limitar semejante manifestación de vida?

7 comentarios:

Mummy dijo...

Ha ha! Mi hija lleva dos dias haciendo lo mismo... Empieza queriendo ir descalza... y donde hay moqueta me da igual, pero con las "rajoles"... Y luego se quita la ropa... Y aqui hace mucho frio, ya estamos a 1 grado fuera y aun con la calefaccion no hace calor precisamente... Y para acabarlo de rematar se quita el panyal... Y ahi si que tiemblo!!!

Lola dijo...

Mi hija de año y medio disfruta quitándose los zapatos y calcetines en casa en cuanto me descuido, es su deporte favorito.

Te mando un enlace de uno de mis posts ya que al ver la foto de tu hijo abriendo la despensa me ha recordado mucho a la suya.

http://lola-talparacual.blogspot.com/2008/10/cmo-es-mi-chica.html

Saludos y enhorabuena por la familia que se va a ampliar.

Monica-goaul dijo...

Mi hijo de 13 meses se quita los calcetines cuando vamos en el coche (pocas veces le pongo zapatos) porque le gusta quedarse descalzo y tocarse los piececitos. ¡Me encanta!

Armandilio dijo...

Jolín mummy, donde vives que hace tanto refrío??

Lola, ya he visto la foto y el post, jejeje, como te digo en tu blog. Los exploradores de hoy son los emprendedores de mañana (o no...).

Monica, qué precioso tu niño que busca libertad y se entretiene con sus piececitos. Qué tiennnnnooooo!!!

Besos!

Desi dijo...

Pues aquí otra mamá de una Buscadora de libertad. Àfrica sieeeeempre va descalza por casa (cabe decir que su padre también); en el coche, también necesita quitarse los zapatos, normalmente al grito de "ayuda!" o de "fora, fora" (fuera, fuera, en castellano).

Ayer hizo lo mismo que Jon, empezó por las zapatillas, y acabó quitándose el pijama entero! Y eso que es un pijama de esos enteros que se abrochan por detrás y llevan pies!! Pero el primer botón de arriba estaba desabrochado, y, como es un fideín, aprovechó para sacar primero un brazo, luego el otro, se bajó el pijama, se lo quitó y se quitó el pañal! Y así estuvo un muy buen rato, corriendo por casa, saltando en el sofá, pero sobre todo, siendo feliz.

Así que, para qué vamos a privarles de esa sensación de libertad? A mí, Estivill me diría lo mismo que a ti, y a todas las mamás que han comentado; pero como me la trae al pairo...!

montse dijo...

pues en nuestra casa ya somos dos los que nos quitamos las zapatillas: mi hijo y yo, porque A MI ME ENCANTA ESTAR EN CALCETINES POR CASA!!!!!

Armandilio dijo...

Jajjaa, Desi, si es que tenemos unos hijos demasiado provocativos...

Yo sin embargo necesito mis zapatillas de casa, me dan seguridad. No sé ir en calcetines... (quizá de pequeño me privaron de la libertad de ir descalzco...quizá no)

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.