22 oct. 2008

Sueños Olímpicos: la otra cara de la medalla


www.Tu.tv

Ya hace un par de meses de las olimpiadas de Pekín. China fue la campeona en el medallero y lo fue también en la gimnasia artística. "Es trabajo de chinos" es una frase que todos conocemos por lo disciplinados y comprometidos que son. Ahora bien, ¿son así por elección propia o es fruto de los deseos de otras personas?

Es bien sabido que los deportistas tienen que hacer grandes esfuerzos para lograr resultados, sobretodo los deportistas de élite. Muchos de ellos son entrenados desde muy pequeños, normalmente obviando sus estudios en la búsqueda de una mejor preparación o una constancia incompatible con ellos.

Esto es más acusado en los deportes como la gimnasia en que la edad en que un gimnasta se considera "mayor" es relativamente baja. Por tanto la preparación empieza cuando son bastante pequeños y los métodos para trabajar con niños pequeños, a menudo, sobrepasan los límites del maltrato (al menos eso podemos ver en el video).

Hace un tiempo se emitió en La2, en DocumentosTV, el documental Sueños Olímpicos, en que se muestran los métodos utilizados en China. El vídeo del post es un resumen de unos 15 minutos de un documental que tiene una duración de 45 minutos.

He preferido poner este resumen ya que es muestra suficiente para observar cómo tratan a los niños y qué métodos educativos utilizan para adiestrarles.

Ya en el principio del vídeo el narrador dice "los niños chinos renuncian a su infancia por su sueño del oro olímpico". Sin embargo mi sensación es que la frase debería ser "los padres de los niños chinos les hacen renunciar a su infancia..."

Me cuesta creer que un niño chino disfrute pasando la mayor parte de las horas de su niñez entrenando duramente y recibiendo semejantes reprimendas, y aún cuando disfrutara, me cuesta creer que su elección fuera estar tantas horas, ya sea en el jardín de infancia o en casa, entrenando.

En una de las secuencias del vídeo la madre de uno de los niños comenta que ella no pide nada para ella, sólo reza por su hijo. En sus plegarias, sin embargo, empieza pidiendo que su hijo tenga éxito, que llegue lejos como gimnasta y luego pide que el niño le de "menos quebraderos de cabeza" (que acepte ser lo que no quiere ser) y la bendición de su familia ya que el niño es su única esperanza para tener "un futuro glorioso".

En ese rezo invita al niño a rezar con ella para conseguir ese objetivo, sin embargo, el niño se niega a rezar y recibe un "maldito niño" de su madre.

Este niño, que en el video podemos ver que "llora mucho" (en palabras de su madre), tiene la enorme responsabilidad de vivir como sus padres han decidido que viva y luchar por un sueño que no parece tener.

Hacer en la vida aquello que tus padres han previsto para ti es algo que sucede en China, en España y en muchísimos lugares del mundo. Seguir con el negocio familiar, ser médico como lo fue el padre y el abuelo, estudiar aquello que los padres nunca pudieron pero sí quisieron...

La diferencia con lo que vemos en el vídeo es que estos niños son la única esperanza de prosperar que tiene la familia, y para ello les hacen cargar con una vida y un futuro que pueden no querer y lo que es peor, con unos métodos de entrenamiento que marcarán su carácter, su autoestima y su confianza en sí mismos para toda la vida. Y no para bien, precisamente.

Vídeo: Tu.tv vía ProgramasTvOnline
Fuente: El artículo que escribí para Bebés y Más

2 comentarios:

Javier dijo...

No he visto mas que el primer minuto del video, porque en cuanto ha salido la cara de la niña sollozando de dolor he visto la cara de mi propia hija (más pequeña, de sólo dos añitos) y no he podido seguir...

gemma.a dijo...

Vi el reportaje. Muy duro y nada que no esperase de China (por otro lado) Muchas familias pobres ven en sus hijos una oportunidad para salir de esa miseria y dan su tutela a los rígidos entrenadores para que les conviertan en figuras del deporte...
El minuto que has puesto... una pequeña punta del iceberg. Me gusta que lo hayas rescatado.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.