4 oct. 2008

Madres adolescentes, basta!!



Ayer tuve la oportunidad de ver un poco de este reality tan horroroso y he querido hacer este post para mostrar la carta escrita por las Asociaciones Criar con el Corazón y Criar con Apego solicitando la retirada del programa o como mínimo el uso de profesionales que sepan un poco de lo que hablan:

"Las asociaciones arriba mencionadas deseamos expresar el malestar y preocupación que sentimos tras la emisión el pasado Viernes 26 de Septiembre del programa "Madres Adolescentes" en la cadena de televisión Cuatro.

Respetamos la libertad de cada madre de tomar las decisiones que crea adecuadas en relación con la crianza de sus hijos, pero lo ideal sería que esas decisiones fueran tomadas en base a una información adecuada, completa y veraz.

En el citado programa se ha dado información incorrecta o incompleta sobre diversos aspectos de la crianza.

La lactancia materna a demanda nunca se podría realizar con un reloj en la mano, pues consiste exactamente en que la madre amamante a su bebé cuando él quiera y las tomas durarán lo que él necesite. Y por supuesto, no hay un periodo mínimo de tiempo entre toma y toma.

Controlar la duración y frecuencia de las tomas contraviene las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría (AEPED), que indica, expresamente:

El tiempo que cada bebé necesita para completar una toma es diferente para cada bebé y cada madre y también varía según la edad del bebé y de una toma a otra. Además, la composición de la leche no es igual al principio y al final de la toma, ni en los primeros días de vida o cuando el bebé tiene 6 meses. La leche del principio es más aguada pero contiene la mayor parte de las proteínas y azúcares; la leche del final de la toma es menos abundante pero tiene más calorías (el contenido en grasa y vitaminas es mayor).

Tanto el número de tomas que el niño realiza al día, como el tiempo que invierte en cada una, es muy variable por tanto y no hay que establecer reglas fijas. Es mejor ofrecer el pecho “a demanda”. Un niño puede desear mamar a los 15 minutos de haber realizado una toma o por el contrario tardar más de 4 horas en pedir la siguiente, aunque al principio, durante los primeros 15 ó 20 días de vida, es conveniente intentar que el niño haga al menos unas 8 tomas en 24 horas.

Tampoco es aconsejable que la madre o quienes la acompañan limiten la duración de cada toma, el bebé es el único que sabe cuándo se ha quedado satisfecho y para ello es importante que haya tomado la leche del final de la toma. Lo ideal es que la toma dure hasta que sea el niño quien se suelte espontáneamente del pecho.(...). Aunque el niño tome el pecho muy a menudo o permanezca mucho tiempo agarrado en cada toma, ello no tiene porqué facilitar la aparición de grietas en el pezón si la posición y el agarre del niño son correctos


La afirmación que se hizo en el programa de que "es bueno que se oiga llorar al bebé porque así reconoce su voz y aprende antes a hablar" no está basada en ninguna evidencia científica conocida. Sin embargo numerosos estudios como los de Margot Sunderland (Directora de Educación y Entrenamiento del centro de salud Mental Infantil en Londres) demuestran que dejar llorar a los niños durante periodos prolongados tiene consecuencias negativas que quizás no se manifiesten a corto plazo pero puede dejar secuelas como depresión, violencia, baja autoestima, síndrome de estrés postraumático, indefensión aprendida y necesidad de auto consolarse con drogas, alcohol u otras sustancias.

En cuanto a las madres, se merecen el mismo respeto que los niños. Creemos que el lugar donde debe estar una madre puérpera y su bebé es en su entorno familiar. Y el trabajo de apoyo que pretende realizar el programa, podría hacerlo mucho mejor ayudando y trabajando con la familia al mismo tiempo que con la madre y su bebé, ya que al terminar el programa, las madres deberán volver a sus casas donde ellas y sus bebés volverán a sufrir un proceso de adaptación al entorno.

El puerperio es el período que inmediatamente sigue al parto, usualmente 6-8 semanas, para que el cuerpo materno -incluyendo las hormonas y el aparato reproductor femenino- vuelvan a las condiciones pre-gestacionales, aminorando las características adquiridas durante el embarazo. En el puerperio también se incluye el período de las primeras 2 horas después del parto, que recibe el nombre de postparto.

Durante este período de transición biológica, el recién nacido pasa a su vez por un estadio de adaptación extrauterina, una de las transiciones fisiológicas de mayor repercusión hasta la muerte, por ello es muy importante el contacto con la madre, mejor si es piel con piel, después de nueve meses en su interior el bebé sale a un ambiente hostil y su mayor consuelo es el calor y el olor que le proporciona su madre.

Según Laura Gutman (Psicóloga y Terapeuta familiar) los primeros días de la mamá con su bebé son especiales, se mezclan sentimientos de intensa alegría y gozo, con total desosiego, agotamiento y angustia.

Una mujer puérpera no debería estar mucho tiempo sola. Necesita asistencia, compañía y disponibilidad de otra persona que no interfiera ni haga abuso de autoridad, que no juzgue ni se entrometa, pero que esté presente.

Por último, quisiéramos recalcar que estas chicas, por ser adolescentes, no son menos madres ni peores madres que otras de más edad. Lo único que cambian son sus circunstancias personales: la pareja, la vivienda, los estudios, etc. Están siendo sometidas al prejuicio de que por ser jóvenes no son capaces de ocuparse de sus hijos, cuando, en lo fundamental, tienen los mismos problemas, dudas y miedos que cualquier otra madre primeriza.


Por todos estos motivos, exigimos a la cadena Cuatro que revise los contenidos de este programa, consulte con verdaderos expertos en los temas tratados y se plantee seriamente la retirada del mismo.


NOTA: Tras la emisión de una nueva entrega de este programa el pasado Viernes 3 de Octubre, añadimos al comunicado inicial la siguiente información:

En el segundo programa pudimos ver a una niña de 17 meses llorando durante 1 hora y 40 minutos, mientras su madre desesperada repetía que no podía ver así a su hija. Las expertas del programa estaban aplicando el llamado "método del hábito del sueño" para que la niña aprendiera a hacer algo tan natural y fisiológico como dormir.

El método consiste en dejar llorar al niño solo en su habitación según una tabla de tiempos que se van incrementando progresivamente. Numerosos estudios, mencionados en el libro "Dormir sin lágrimas" de Rosa Jové, indican lo peligroso de estos métodos ya que, aparte de suponer una enorme falta de respeto hacia nuestros hijos, pueden acarrear secuelas debido a que un estado de estrés prolongado, como el que se produce cuando se deja a un niño llorando solo, hace que hormonas como la adrenalina y el cortisol inunden el cerebro. Para contrarrestar esta situación, se liberan sustancias opiáceas, serotonina, endorfinas... que provocan una bajada del estrés.

El niño acaba durmiéndose, pero lo hace pensando que nadie acudirá ante su necesidad de contacto y compañía y bajo los efectos de emociones y hormonas de las que nadie ha demostrado que no tengan consecuencias negativas para su salud física y emocional.

Los niños a los que se aplican estos métodos, para poder dormirse, necesitan estresarse para provocar la subida de adrenalina y la consecuente liberación de opiáceos. Por el contrario el niño que es atendido asocia dormir con relax y a la larga sabrá dormir solo, sin miedo, porque sabe que sus necesidades siempre serán atendidas.

Para mas información:

Mireia Martin Diaz, Presidenta de Criar con el Corazón

mireialong@yahoo.fr"


Por cierto, Cutreo... digo, Cuatro, ha abierto un foro del programa. Le he echado un vistazo y la verdad es que no hay mucho apoyo por parte de los televidentes. Más bien al contrario

3 comentarios:

bebi dijo...

No comprendo que es lo que les pasa a los "genios pensantes" que se dedican a idear estos programas. Deberían estar todos en paro, porque aquí, ¿quién defiende a los bebés?
Y los padres de estas niñas, no entiendo como dan el consentimiento para que tanto sus nietos, como sus hijas estén a disposición de un juicio moral y social diario.
Estas niñas, ya tienen bastante con intentar poner rumbo de nuevo a sus vidas, para que vengan las "marisabidillas" de turno, véase las enfermeras y psicólogas de turno, a aleccionarlas, cuando ellas son las primeras que no saben cuidar a un niño.
No he visto el programa, me enteré de su existencia por este blog y sinceramente, creo que lo mejor es no verlo nunca, para que por falta de audiencia lo quiten, ya que no lo quitaran por muchas protestas que hayan. Y si no ahí tenemos el ejemplo con "Supernazy", perdón, "supernany"

Slow Mary dijo...

Quitando mi opinión sobre las orientaciones sobre crianza que les dan en este "coach" como lo llama Cuatro (que no me gustan), lo que mas aberrante me parece es que se haga un programa de televisión con ocho menores como protagonistas.

Desi dijo...

Me uno a todas las personas que han mostrado sus discrepancias, y de paso, quisiera aportar un par de cositas a los comentarios de Bebi y Slow Mary.

Bebi, te preguntas por qué los padres de estas chicas han consentido que se monte este circo entorno a sus hijas y sus niet@s. Yo creo que es porque los padres consideran que, ya que sus hijas se lo han buscado, necesitan a alguien que las aleccione y las enseñe a ser madres.

Yo sí he visto todos los programas, y me quedé helada cuando oí a la madre de la chica de 15 años diciendo, abiertamente "cuando nos enteramos de que estaba embarazada, no supe si darle una torta o echarla de casa". Ole ahí! Y dónde queda la comprensión? Que, vaya, nunca se puede decir de este agua no beberé, pero si mi hija adolescente llega a casa diciéndome que se ha quedado embarazada, pues bueno, ante todo intentaré ayudarla, decida lo que decida. Al fin y al cabo, hay cosas muchísimo (pero que muchísimo) peores que un embarazo, que nadie se olvide.

Y estoy totalmente de acuerdo con Slow Mary: están haciendo un espectáculo y lucrándose a costa, no de seis adolescentes, sino de dieciséis!! Que si las madres son menores, más lo son sus hijos!!

Deplorable, realmente, la idea de Cuatro al emitir este programa.

En cualquier caso, y ya para terminar, me estoy encontrando con gente conocida que ha visto el programa, y lo único que hacen es comentarme la actitud reprobable de alguna de las chicas, y decirme que el programa es aleccionador, en el sentido de que así todas las adolescentes que lo vean sabrán qué conlleva tener un hijo. Pero nadie tiene pegas con el comportamiento de las "profesionales". Con esto vengo a decir que los modos de hacer de este equipo de gente está tan arraigado en la sociedad, que mucha gente ni siquiera le encuentra pegas. Una verdadera lástima.

Y perdón por el tostón!

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.