11 jul. 2011

Homeopatía: por qué no funciona incluso cuando “a mi me funciona” (I)



Tras explicar en una entrada nada breve (lo siento, las cosas importantes requieren algo de extensión) cómo funciona la homeopatía y en qué se basa, tras ver cómo se crean los remedios homeopáticos y por qué es imposible que funcionen (los remedios homeopáticos más “potentes” son agua, como la del grifo o la embotellada) hoy vamos a explicar cómo puede ser que a pesar de saber esto la gente diga que “a mí me funciona” porque a mi hijo se le curaron las otitis, o los resfriados, o dejó de tener bronquitis o vete tú a saber qué.

A continuación lo explico todo, pero para el que no tenga muchas ganas de leer: funciona porque la homeopatía trabaja como un placebo.

Qué es un placebo

El efecto placebo es el fenómeno que sucede cuando un paciente recibe una sustancia inocua (sustancia sin efectos relacionados con el tratamiento de síntomas o enfermedades) como tratamiento, mejorando sus síntomas.

Esto sucede porque las personas somos capaces de autosugestionarnos, llegando a mejorar por el simple hecho de estar tomando algo que creemos que va a curarnos (evidentemente hay enfermedades con las que no funciona… si no se curaría todo con placebos).

Nadie duda de la existencia del efecto placebo y se sabe que si se compararan a cien personas enfermas a las que no se les da ningún tratamiento con cien personas con la misma enfermedad a las que se les da un placebo, las del segundo grupo mejoran con respecto a las del primero.

Como nadie duda de la existencia del efecto placebo, cuando alguien quiere saber si un medicamento real o una sustancia tiene algún efecto no puede hacer un estudio entre personas que toman el medicamento y personas que no lo toman, porque siempre logrará buenos resultados, sino que tiene que hacer un estudio comparando personas que toman la sustancia a estudiar y personas que toman un placebo, para ver si el efecto positivo de la medicación tiene efecto más allá del efecto placebo.

En caso de que un medicamento no funcione significativamente mejor que el placebo se considera ineficaz e inadecuado para tratar la enfermedad y entonces no puede salir al mercado.

¿Qué dicen los estudios científicos de la homeopatía?

Estudios sobre homeopatía hay muchos, muchísimos, básicamente porque la gracia de una nueva manera de hacer medicina es que haya evidencia científica que diga que funciona. Si no, cualquiera se puede poner a inventar medicinas (yo podría inventar la “armandoterapia”) y decir que con eso curas cualquier cosa.

El problema de los estudios es que los hay bien hechos y los hay mal hechos (sin tener en cuenta variables que pueden influir en el resultado), como sucedió con el conocidísimo estudio de Benveniste, publicado en la revista Nature en 1988 en el que se observó que el agua tenía memoria y que a pesar de estar extremadamente diluida afectaba a ciertas células con las que entraba en contacto.

La prestigiosa revista Nature lo publicó diciendo en un rinconcito que tenía sus reservas y que trataría de dilucidar si los datos se podían volver a producir. Dos meses después, cuidando todas las variables posibles, los resultados demostraron que la memoria del agua no existía. Lo que sucedió en el primer estudio fue que los investigadores sabían qué muestras habían sido tratadas con agua normal y cuáles con el agua que debería tener memoria. No es que hubiera mala intención (digo yo…), sino que estaban condicionados por la ilusión o las ganas de obtener resultados favorables y las muestras celulares que habían estado en contacto con el agua “milagrosa” se comportaban, a ojos de los investigadores, de otra manera.

Para conocer el resto de estudios y poder valorarlos sin miedo a que haya errores en la planificación o ejecución de los mismos es buena idea buscar las revisiones realizadas por la Cochrane Collaboration, que analiza los estudios sobre un tema sin tener en cuenta aquellos que no están bien realizados.

Veamos qué dicen dichas revisiones acerca de la homeopatía:



O sea, que no hay evidencia ninguna

Exacto, no hay ninguna evidencia de que funcione y ni siquiera es porque no haya sido estudiado, sino que nadie hasta la fecha ha podido demostrar que la homeopatía funciona mejor que un placebo. Algo totalmente lógico, si tenemos en cuenta que en resumidas cuentas es agua y punto (como mucho agua con azúcar, si la añaden).

Continuará

Mañana seguimos con esta entrada y nos centramos más en el efecto de la homeopatía en niños. O mejor dicho, en el efecto placebo en los niños, porque la homeopatía, efecto, ninguno.

Más información: Qué es la homeopatía (pruebas científicas)
Foto: Fotomontaje realizado con fotos de Upsilon Andromedae y distillated en Flickr

6 comentarios:

Oliva dijo...

Las diluciones homeopáticas son potencialmente bajas, estoy de acuerdo, pero eso no las convierte en "solamente agua". En comparación, la cantidad en que se presentan en nuestro organismo los oligoelementos, es igual o menor (Niquel 0,1 g.,Selenio 0,013 g.,Cinc 300mg/kg.,Litio 0,00003 g., etc)y sin embargo su carencia por debajo o el exceso, por encima de estos niveles causa patologías a veces graves.
En cuanto al tema del aguan no solo está demostrado que tiene memoria, si no que además, siente. Recomiendo leer y "ver" los resultados del impresionante trabajo realizado por el Dr. Masaru Emoto con el agua. Hace unos pocos siglos quemaban en la hoguera por decir que la Tierra era redonda y se movía, la humanidad debería aprender de errores pasados y estar más abierta a las cosas "que no se ven"; como le digo a mi hija, ¿se ve el amor?, ¿se ve el calor?, ¿se ve la felicidad?...Un abrazo-
Oliva

Armandilio dijo...

0,1 g de Niquel por kg? por 5 l de sangre?

Pongamos que es por kg. Yo peso 60 kg, o sea, que tengo 6 g de Níquel en el cuerpo.

Si me toma una dilución de Belladona 6 CH de 10 ml encontraré dentro 0,00000000001 ml de Belladona.

Pero resulta que puedo ir a la tienda y comprar Belladona 30 CH, cuánta me estoy tomando?

A partir de 12 CH son agua. Lo dice el señor Avogadro.

Los experimentos del señor Emoto sólo los ha hecho él. Es decir, todo aquel que ha intentado replicarlos ha fracasado, ¿casualidad?

Hace siglos decían burradas, y hoy también, como que el agua tiene memoria y coge las propiedades de aquello con lo que ha estado en contacto. No debería tener memoria de TODO lo que ha entrado en contacto con el agua? Porque el agua se mueve mucho, mucho, y antes de llegar a nuestro vaso ha pasado por muchos sitios asquerosos...

Armandilio dijo...

Por cierto, el amor no se ve, se siente... y el amor cura muchos males, pero a mí no se me ocurriría vender amor para curar...

Ni "rayos del sol 30 CH", ni "caca de perro 6 CH", ni "cola de gato 12 CH", ni...

(Sí, todo disponible como remedio homeopático...).

Blanca dijo...

Siento decir que la idea es muy bonita, pero las fotos del doctor Masaru estaban manipuladas...

Anónimo dijo...

Hola: estoy leyendo lo de la homeopatía y su comparación con un placebo. No es verdad, en absoluto. Es como las Flores de Bach. La ciencia actual no tiene modo de medir los cambios a nivel de las vibraciones. Les cuento que he usdo ampliamente la homeopatía con mis aznimales y plantas, y ellos no tienen modo de pensar si les vá funcionar o no, y es sorprendente cómo funciona. Incluso he probado, al principio cuando aún era incrédula como ustedes, con dos plantas en un mismo sitio de una misma especia que estaban con el mismo problema. Y sorprendentemente se curó la que recibía el remedio, No así la que recibía sólo agua.
La homeopatía tiene bases científicas, anque diferentes a la ciencia de la medicina alopática.

Armandilio dijo...

Entonces como a ti te ha funcionado con tus plantas y animales es verdad?

¿Sabes por qué los estudios se hacen a doble ciego? Porque la persona que da la medicina no debe saber qué está dando para no alterar el resultado. Tú sabes que estás dando algo diferente a unos y a otros y por eso crees que funciona.

Eso de que la ciencia no tiene cómo medir la homeopatía es una falacia.
La ciencia no puede explicar las vibraciones del agua... hasta ahí puedo estar de acuerdo. Es decir, no puede explicar cómo funciona, pero sí puede explicar si funciona o no funciona y se hace de un modo muy simple: se cogen dos grupos de personas, a unos les das placebo y a otros homeopatía para tratar una dolencia que todos tienen.

Se observa el resultado... si los de la homeopatía se curan más, la homeopatía funciona. Si se curan igual, que es lo que pasa siempre, pues la homeopatía es un placebo.

La buena noticia es que el efecto placebo existe y siempre es mejor que no tomar nada.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.