21 ago. 2009

Operación pañal v.2



Cuando llega el verano, además de la operación bikini, que llevan a cabo algunos papás y mamás, se suele llevar a cabo otra operación en los niños y niñas de España (e imagino que de otros países): la operación pañal.

No es que el verano sea el momento obligado para tratar de retirar el pañal a los niños, pues se puede hacer en cualquier momento del año, pero como es en verano cuando llevan menos ropa, cuando pueden ir incluso desnudos por casa y es cuando al tener vacaciones, más tiempo estamos con ellos, suele ser un buen momento para llevar a cabo dicha operación.

He titulado la entrada “operación pañal v.2” porque este verano, en mi casa, hemos llevado a cabo la operación por segunda vez ya que el año pasado, teniendo Jon 2 años y medio, lo intentamos pero comprendimos que no estaba preparado aún.

Cómo supimos que no estaba preparado

Simple. Él no hacía mención alguna a tener ganas de hacer pipi o caca. Ni siquiera cuando ya lo había hecho avisaba de ello.

Sí retenía la orina sin problemas (desde hace más de un año no moja el pañal por las noches), pero no salía de él ir al orinal. Se hacía caca continuamente en los calzoncillos y cuando le ofrecías la posibilidad de hacerlo en el orinal parecía disimular.

De hecho os podría decir que en Junio, si hacía caca instantes antes de ir a dormir y le decías "venga Jon, que nos vamos a la cama", se subía a la cama tan campante para dormir con toda la plasta en el pañal...

En fin, todo eso es lo que conseguimos después de casi un mes, así que concluimos que no era el momento y se hizo patente la máxima que me dijo una vez una pediatra: El control de esfínteres no se aprende.

¿No se aprende?

Una vez leí en una tabla de recomendaciones para quitar el pañal que enseñar a controlar los esfínteres podía ser, en algunos casos, cuestión de varios meses.

Claro – pensé –, y si empiezas a los 8 meses puede ser cuestión de años.
El control de esfínteres es una cuestión de maduración como lo es el andar o el hablar y de igual manera que no hay posibilidad de enseñar a andar o de enseñar a hablar (en base a un entrenamiento, me refiero) no se puede enseñar a controlar los esfínteres.

Y si no se aprende ¿por qué hemos llevado a cabo la operación pañal v.2?

Buena pregunta. Pues porque en septiembre empieza el colegio y, mostrando una increíble falta de adaptabilidad con los niños y una gran falta de respeto hacia sus ritmos de aprendizaje, en el colegio los niños no pueden llevar pañal.

No es que en la escuela se considere que deban haber aprendido ya a controlar los esfínteres, sino que una o dos profesionales tienen que hacerse cargo de más de veinte niños y la manera más simple de tratarlos es igualando sus rutinas para que todos hagan lo mismo en el mismo momento y para que sean lo más autosuficientes posible.

Por suerte ya he oído hablar de alguna escuela o profesora que sí respetan el proceso madurativo y no ponen ningún impedimento a que los niños vayan con pañal al colegio.

En otras (yo diría que la nuestra es una de ellas), recomiendan que el niño lleve una muda siempre encima porque “ya sabéis que aunque controlan muy bien (creo a la directora sólo le faltó guiñar el ojo) se les suele escapar porque el colegio es una novedad importante”.

Supongo que no hace falta que diga que si mi hijo no fuera este año al colegio la operación pañal v.2 no lo habríamos llevado a cabo.

¿Cuándo controlan, madurativamente hablando, los esfínteres?

A lo largo de mi andanza como papá y como enfermero me he encontrado con casos de niños a los que se les ha quitado el pañal con 16 meses (desconozco si con éxito o no) y con niños a los que se les ha quitado a los 4 años (los menos, por el tema colegio).

Parece ser que la edad preestablecida para ello es a partir de los dos años. No es que sea una edad que nadie haya marcado como necesaria, sino que como es la edad previa a la entrada al colegio, todo el mundo la ha tomado como de obligado cumplimiento.

Podréis imaginar, por lo tanto, la de veces que nos han preguntado, con nuestro hijo de 3 años y medio: “Ah, ¿pero aún lleva pañal?”

La pregunta no me molesta en absoluto porque un “sí, todavía no controla los esfínteres” es, a mi modo de ver, suficiente. El problema es que muchos papás sienten la pregunta como un “¿aún no le habéis quitado el pañal?”, como si se tratara de un error educativo o de una muestra de dejadez paterna, cuando se trata de un proceso madurativo del niño.

Según los estudios del desarrollo psicomotor Haizea-Llevant el 50% de los niños controlan los esfínteres de día a los 30 meses (2 años y medio), el 75% a los 36 meses (3 años) y el 95% a los 42 meses (3 años y medio).

Hasta ese 95% se considera normal que no se controle y ese 5% que queda no tiene por qué ser patológico porque el ritmo de maduración de los niños es, como todos sabemos, muy variable.

En cualquier caso, como veis, hasta los 3 años y medio puede ser perfectamente normal que un niño no controle los esfínteres por el día.

Hay pediatras que incluso consideran normal el que un niño no adquiera dicho control hasta los 4-5 años.

El control de esfínteres tiene mucho de psicológico

Parece que es un aspecto básicamente físico, pero está muy relacionado con la maduración psicológica de los niños.



A medida que crecen y cumplen los 2-3 años van descubriendo que son personas diferentes a mamá o papá y que tienen la capacidad de manejar el entorno (explorando) y de interiorizar cosas de él, ya sean aprendizajes, emociones o la ingestión de comida.

Del mismo modo se empiezan a dar cuenta de que pueden exteriorizar cosas, tales como las mismas emociones, el lenguaje y de manera más física, el pipí y la caca. Así empiezan a darse cuenta de que el pañal mojado y el pañal con caca no son realmente partes de su cuerpo y empiezan a entender, poco a poco, que el pipí y la caca se separarán de él para ir a otro lado.

Al principio les asusta esa pérdida de lo que consideran “partes de su cuerpo”. Por eso se recomienda empezar con un orinal en el que puedan sentarse y tocar con los pies en el suelo (más adaptado a su tamaño, por otra parte) para que puedan levantarse, girarse y conocer lo que su cuerpo ha originado, saber dónde va a ir a parar y quedarse tranquilos al ver que a ellos no les pasa nada tras desprenderse de "una parte de sí mismos"

¿Podemos hacer algo para ayudarles?

Sí, como dije ayer viene el colegio y muchos padres vamos a intentar que el niño empiece controlando los esfínteres porque sí se les puede ayudar un poco a que lo hagan.

En Bebés y más ya se ha comentado qué se puede hacer para ayudarles a dejar el pañal así que no me extenderé demasiado, pero sí quiero dejar unas pautas que considero importantes:

• Respetar sus tiempos: Ya hemos dicho que es un proceso madurativo, así que si los que queremos iniciar el control somos los papás, porque ellos no nos lo han pedido, debemos ser muy respetuosos.

Esto significa no enfadarnos, no regañar, no impacientarnos y, si hace falta, recordarnos a nosotros mismos por qué estamos llevando a cabo tal “entrenamiento” (normalmente por presión social ya que como hemos visto es normal que un niño no controle los esfínteres hasta una edad de 3-5 años).

• Permitir su maduración psicológica: Hablando de sus hitos, de sus avances en otras áreas y permitiendo que vayan cogiendo autonomía en general.

No tiene mucho sentido tratar de enseñar a un niño a controlar por sí mismo los esfínteres si todavía lleva chupete, si no le dejamos que coma algunas cosas con la cuchara para que no se manche, si no bebe en vaso, si no dejamos que trate de vestirse o desvestirse, etc.

• Hablar del tema: Diciéndoles dónde van a parar sus excrementos, cómo lo hace papá o mamá, los animales, que conozca el nombre de cada cosa (pipí y caca), explicarle las sensaciones de estar mojado o de tener caca en el pañal, etc.

En definitiva se trata de mitigar su curiosidad y de responder a sus preguntas o poner nombre a sus sensaciones. No hace falta hacer una clase magistral del tema porque no nos atenderán y se aburrirán antes de iniciar la segunda frase.

• Dejarle elegir dónde hacerlo: Debemos poner a su disposición calzoncillos o bragas, ropa cómoda, un orinal o un váter con un escalón y un adaptador si lo prefiere y pañales.

Poner a su disposición significa informar de dónde está cada cosa y que él vaya decidiendo qué prefiere utilizar. Hay niños que controlan perfectamente los esfínteres pero cuando van a hacer caca piden un pañal porque se sienten más seguros que en el váter. Otros en cambio llevan pañal y piden el váter para hacer pipi o caca.

¿Y si realmente la cosa no va bien?

Mucha gente piensa que cuando decide quitar el pañal a un niño entra en un punto de no retorno en el que, sea como sea, tiene que acabar por controlar los esfínteres, porque volver a poner el pañal sería echar un “paso atrás”.

Lo cierto es que para dar un paso atrás antes debe haberse dado un paso adelante. Si un niño al que le hemos quitado el pañal se lo sigue haciendo encima pasado un tiempo, no avisa de que se lo va a hacer ni de que se lo ha hecho y en definitiva nos estamos dando cuenta que aún no estaba preparado no ha habido ningún progreso real. No ha habido un avance, por lo que no puede haber un retroceso.

Si nos damos cuenta de ello, le volvemos a poner el pañal y santas pascuas. Tiempo habrá de volvérselo a quitar, os lo aseguro.

Más información: Atraviesa el espejo
Fotos: Flickr (Flux=Rad), Flickr (The Wu’s Photo Land)

20 comentarios:

Diario de una mamá pediatra dijo...

Muchos ánimos en la operación pañal v.2, seguro que os va estupendamente. Yo estoy con Irene todavía en ello aunque las cosas han ido bastante bien y los escapes ya son anecdóticos. Un poco más complicado con las deposiciones, pero todo se andará. Estoy de acuerdo en que no hay que tener prisas y que cada uno madura a su ritmo. Tengo compañeros que en sus consultas sistemáticamente a los dos años "recomiendan" quitar el pañal y me parece un error. También algunos padres que se empeñan en hacerlo en verano por la comodidad que supone (que nadie niega como bien afirmas) cuando sus hijos no están por la labor. Todo ello origina frustraciones por ambas partes que nunca son buenas compañeras de viaje...Sin embargo estoy en desacuerdo contigo en el tema del aprendizaje: un niño no empieza a andar hasta que no está preparado para ello, sin embargo el ensayo-error, las caídas, las imitaciones, hacen que se produzcan esos primeros pasos. Con el control de esfínteres pasa algo similar y por eso muchos niños tienen muchos escapes uno o dos días y luego les va estupendamente. El aprendizaje siempre es compañero de la maduración y se retroalimentan, y más en estas edades.
En mi blog he ido comentando los "progresos" de mi pequeña en este tema por si es de interés

http://dra-amalia-arce.blogspot.com/2009/06/ready-steadygo.html

Un saludo!!

Armandilio dijo...

Bueno, supongo que hay un término medio: se puede aprender cuando el niño ha madurado para ello.
Algo así como si lleváramos a los niños en una silla 12-15 meses y entonces les dijéramos que caminaran. Tardarían unos días, pero lo conseguirían.
Con el pañal será lo mismo. Para aprender el niño debe haber madurado, por eso digo que no se le puede enseñar porque sí y a los hechos me remito.
El año pasado, tras un mes, todo seguía igual. Este año (ya lo escribiré), ha sido cosa de dos o tres escapes.

tariuska dijo...

yo soy de las que se lo tuvo que quitar "pronto" pq entraba en el cole y la verdad es que lo pasamos un poco mal. En el caso de mi hija no se hacia encima, pero tampoco quería usar el orinal o water por lo que era capaz de estar 8h sin hacer pipí (con la consecuente preocupación por mi parte) y de pronto se ponía a llorar como una posesa q le pudiera el pañal que quería hacer pipí...
probamos de todo: hacíamos pipí con la puerta abierta y nos aplaudíamos cuando orinábamos (tendríais q habernos visto..jaja) hicieron pipí todos sus muñecos.. y ella pasaba..
hasta q un día (a menos de un mes de entrar al cole), salgo a tender al jardín y cuando entro había hecho pipí y caca en el orinal en el salón..y desde entonces genial!!
(ahora el nocturno lo empezó a controlar totalmente hace unos meses y tiene casi 7 años..)

animo con el tuyo!!

Anónimo dijo...

Hola: me ha encantado tu compartir Armandilio, GRACIAS; soy una mamá más, con sensación de ser de las más novatas de este planeta, porque constantemente estoy aprendiendo sobre paciencia, flexibilidad( que a mí me funcionan estupendamente con mi peque) y sobre esta gran aventura que es la de educar, o más bien EDUCARNOS, a nosotros los papás; tengo una hija de 37 meses y ahora estamos empezando " la operación pañal v.1". La verdad es que es ella la que, en cierto modo, me marca el ritmo de sus etapas, pues a mí todo lo que me enseñaron de pequeñita ( no cogerlos mucho se vayan a malcriar, darle el pecho sólo unos meses,que duerman pronto solos...) sólo me ha servido para romper lo establecido y escuchar a mi hija y a mi intuición.Con esto del pañal, igual,... ya estábamos hablando de que antes de que acabe el verano estaría bien que controlara esfínteres,... y resulta que hemos descubierto que no tiene prisa, a ella no le gusta hacerlo ni en el orinal ni con el adaptador, sino que necesita tener el pañal para ello. Está empezando a pedirnos cuando quiere hacer caca, viniendo corriendo y diciéndome:- mamá, que me hago caca, ponme un pañal- porque ahora en verano, en Córdoba, imáginate, todo el día en culete, fresquita en la casa... En fin que mi experiencia es que: menos miedo a saltarse lo establecido y más fluir con lo que vas observando y sintiendo con/en tu hijo/a; ambos seréis el mejor equipo.
Un abrazo: Blanca Rosa.

Armandilio dijo...

Genial, Blanca Rosa... la mejor manera de educar a los niños es respetar sus ritmos y para eso hay que hacer "equipo" con ellos.
Mirando, escuchando e interpretando, se consigue tantísimas cosas....

Anónimo dijo...

Hola, un tema que da para mucho. Mi hijo ha hecho 3 años en agosto y nosotros empezamos en Semana Santa con la operación. Yo reconozco que me puse nerviosa con el tema cole (no son muy permisivos) y presiones ambientales (léase abuelas), y presioné un poco en la guarde. Luego me enfadé conmigo misma porque tenía que haber esperado un par de meses y no habría pasado nada, aunque no me fue tan mal poniéndole cada hora y media. Finalmente en junio controló el pis y a finales de julio la caca, pero es cierto, que el tema cole a veces precipita los tiempos.
Un saludo.
Marta

Lorién dijo...

Hola, Lorién tiene solo 22 meses, y aunque no nos hemos planteado objetivos de quitarle pañal (nos parece muy pronto, y lo de los objetivos a cumplir, horroroso); si que llevamos tiempo, cuando se hace piso o caca diciendole: "anda te has hecho pis" o "puaff, caca" (con risas). De esta manera pensamos que va tomando conciencia con más facilidad de las sensaciones que tiene cuando lo hace, y pensamos que facilitara el control de esfinteres en el futuro. De hecho, con el pis, el se mira la colita y dice pis antes de empezar.

Sarabi dijo...

Con este tema siempre surge la polémica entre las maestras de infantil sobre los cambios a los niños que tienen escapes. Algunas están dispuestas a tener ropa en clase para cambiarlos y otras piensan que no es su labor y que hay que llamar a los padres para que lo hagan. Lo cierto es que una clase de infantil no está preparada para limpiar a un niño que se ha hecho caca encima. Y cambiar a un niño mientras tienes a otros 19 o más en clase es complicado. Al final todo depende de la buena (o mala) voluntad de la seño.

Armandilio dijo...

Buena idea Lorién, si va conociendo las sensaciones de seco-húmedo, limpio-sucio, será más fácil explicar "ahora puedes hacer pipi y caca en el orinal para que no estés mojado o sucio".
Sarabi, estoy de acuerdo en que en el colegio una maestra no puede esta cambiando los pañales de los niños, pero creo que los últimos que tienen que pagar ese "pato" son los niños, precisamente. No sé, que pongan más personal los primeros meses...

Anónimo dijo...

¿Alguien conoce el método "diaper free" (sin pañal)? o ¿"elimination communication, E.C." (comunicación de la eliminación)? Os lo recomiendo. Muy resumido es: desde que nacen, conocer los ritmos del bebé y llevarlo a hacer pis o caca. Los bebés sí sienten cuando van a hacer pis o caca, y sí lo comunican, se quejan, lloran, gruñen... Si los ponemos entonces sobre algún recipiente, lavabo, water, harán pis o caca y sin ensuciarse.

eugenia dijo...

hola soy mama ··diaper free··.yo casi no usado pañales con mi niña,solo en ocasiones,cuando no he podido atender sus necesidades.Y mi experiencia personal demonstra lo contrario,sobre, que niños tiene que estar preparados para quitar los pañales.
¿Has pensado alguna vez sobre cómo se enseñaba a ir al baño a los bebés antes de que hubiera pañales?
Hay una creciente cantidad de madres que siguen un sistema tradicional mediante el cual son sus bebés quienes indican cuándo quieren usar el inodoro o orinal, un sistema que madres de todo el mundo han estado utilizando durante muchos siglos. Los bebés son más inteligentes de lo que pensamos! El gran error que la gente comete es suponer que un bebé recién nacido es inconsciente de sus necesidades fisiológicas.
Suponemos que un bebé es incapaz de aprender a ir al baño porque son pequeños y no coordinan bien, y también porque no saben andar o hablar. Un bebé está indefenso ante tantas cosas que es difícil para los adultos de una sociedad occidental imaginar que un ser tan pequeño pueda saber de orinar o defecar. Es incluso más difícil para nosotros creer que un bebé tiene cierto control sobre ello. Con estas ideas preconcebidas y estrechas, animamos y enseñamos a nuestros bebés a ignorar los pañales mojados o sucios.
En poco tiempo, les enseñamos a usar los pañales como un inodoro. Un bebé normal y con buena salud es totalmente consciente de las funciones fisiológicas de eliminación de su cuerpo y puede aprender a responder a ellas desde muy pequeño. Utilizando pañales, le condicionamos y, entonces, le enseñamos a ir en ellos.
Más adelante deberá desaprenderlo, y esto puede confundirle y ser la causa de una experiencia muy desagradable. Un bebé hace todo lo que puede para comunicar esta conciencia de lo que le ocurre, pero, si no escuchamos, dejará de hacerlo y gradualmente perderá la conexión con sus funciones fisiológicas. Se le condiciona a no preocuparse y a aprender que queremos que use el pañal como inodoro.
El método del control temprano de los esfínteres no solamente se desconoce en los países occidentales, sino que además muchos lo consideran inadecuado. Con algunas excepciones, el control de los esfínteres se toma, por definición, como un inconveniente, sin importar como se lleve a cabo. Si se espera a que el niño decida por sí mismo cuándo está preparado para controlar sus esfínteres (a los 2, 3, 4 años o incluso mayor), estará ligado durante todo este tiempo a usar pañal, con el consiguiente gasto económico, ecológico y de tiempo empleado.

y felicidades por el blog,muy interesante,te invito a intercambio de enlaces.

Armandilio dijo...

Hola eugenia, gracias por tu exposición.
Sí conozco los métodos que comentas para que los bebés hagan caso a su cuerpo y nos muestren el momento en que quieren hacer sus necesidades.
En cambio me parece complicado llevarlo a cabo en el mundo occidental, básicamente porque no vivimos en ciudades donde un bebé pueda hacer sus cositas en cualquier parte.
Por otra parte requiere de un contacto muy estrecho con el bebé y no siempre es mamá la que observa al bebé, a veces es papá, porque mamá está con el hermano y a veces es la abuela que le ha cogido un ratito.
Supongo que lo que comento son "desventajas" para las que habrá solución o ideas imaginativas que las solventen, pero de momento me parece un poco complicado por el lugar en que vivimos y el tipo de vida que hacemos los occidentales.

Un saludo!

Merlin dijo...

Hola me parece bien todo lo que se comenta por aqui aunque mi caso ha sido bastante diferente a mi pequeño hijo desde que cumplio los dos años comenzamos muy despacio a quitarle los pañales lo que resulto sumamente sencillo y rapido comenzo a controlar y poco tiempo despues a avisar para el pipi o la caca aun nos quedaban las noches pero igual pensamos que con el tiempo se lograria de esto ya hacen 5 meses pero hace 1 mes fuimos de vacaciones a Egipto y alla tuvo diarreas por el agua y al pobre no le daba tiempo ni de decir ca porque ya se habia salido asi que tuvimos que regresar al pañal cuando se recupero volvimos a donde estabamos antes y que les parece? desde que regresamos no hay manera que avise para nada ni pipi ni caca yo me siento realmente muy triste y no se como reaccionar y leo y un caso asi no lo encuentro en ninguna parte quizas alguien me pueda ayudar. Saludos
Jaundmer

Armandilio dijo...

Bueno Merlin, quizá tu hijo lo pasó tan mal con las diarreas que ahora teme que, si se quita el pañal, vaya a empezar a sufrirlas otra vez (o no quiere correr el riesgo de que le vuelva a pasar).

Si está cómodo con el pañal o si no quiere avisar porque prefiere hacerlo en el pañal, lo ideal es respetar su decisión.

Cuando crezca un poco más y madure un poco más la situación en que se encuentra se dará cuenta que realmente no pasa nada por quitarse el pañal, que no se hará caca encima o que no va a suceder aquello que teme, sea lo que sea.

Se podría considerar una regresión (situaciones a las que un niño o persona vuelve para tratar de sentirse de la manera en que vivía en aquel momento) y no es nada negativo, el tiempo lo cura.

Merlin dijo...

Hola Armandillo te agradezco tu respuesta y la verdad algo asi no se me habia ocurrido la verdad es que el no pide el pañal ni lo rechaza simplemente le da igual traerlo que no, el realmente no le ha echo un rechazo ni al calzoncillo ni al pañal pero si veo que esta muy feliz cuando hace caca en el orinal se pone muy euforico pero cuando la hace en el calzoncillo pues no tiene ninguna reaccion yo la medida que he tomado es comenzar desde cero como lo hice al principio lo celebro cuando lo hace y no digo nada si se hace encima solo le doy la explicacion de donde es mejor hacerlo anoche estuvo seco toda la noche y eso me da esperanzas. Una vez mas muchas gracias por tu pronta respuesta.

Anónimo dijo...

Hola Armandilio, mil gracias por tu Blog me parece fantastico de verdad, eres muy empatico con el tema de los ninos y eso me encanta. Mi hijo Julian tiene dos anos y 9 meses ahora; hace algun tiempo utilizaba el potty pero luego tubimos cambio de casa, de pais y la cosa se quedo alli. ahora desde hace un par de meses para aca comenzo a mostrar interes en hacer pipi en el bano, y como tu dices el mostro un interes en hacerlo lo cual me parece importantisimo. Con la caca es otra historia todavia le da un poco de stress asi que le dejo su panal para que se sienta comodo, pero luego lo dejamos son panal todo el dia y siempre avisa para ir al bano. Hay que respetar el tiempo de maduracion de los ninos, ellos te avisan el momento indicado.

Armandilio dijo...

Gracias anónim@, como dices, el momento llega tarde o temprano. No hace falta acelerar procesos si estas prisas hacen que los niños lo pasen mal sin necesidad.

Mama de 7 dijo...

Como mama de 7 hijas he vivido unas cuantas operaciones pañal, y vuelta al pañal.
También como mama de una niña con SD,me doy cuenta que lo que crees que solo es para un niño con dificultad,como es controlar esfinteres con 3/4 años, puede ser absolutamente normal en un niño sin retraso madurativo.
Conclusion: fuera etiquetas y cada niño es un mundo.
Una de mis hijas tiene 5 años y el pañal que se pone aun por la noche chorrea, en cambio la siguiente con 2 año controlaba día y noche.

Anónimo dijo...

Oídos sordos hago a la "mamá pediatra", porque es bastante simpatizante de métodos conductistas e irrespetuosos, como pude leer (por desgracia, y la única vez que entré en su blog). Su opinión con respecto al pañal y la mención a los "avances" de su "entrenamiento" no podían ser otras...

Anónimo dijo...

Ayy! yo me estoy empezando a desesperar bastante... mi hija ya dejo el pañal por completo en las noches... en el dia avisa.. pero no logro que haga popo en el baño!! me pide pañal, es super extriñida, hemos checado alimentacion y ni siquiera come harinas porque no le gustan, come verduras, pocas frutas, mucha agua natural porque no le gusta de sabor, pero no logro que haga del baño, mi desesperacion es por que ya tiene 4 años!! 4!! ya esta en preescolar, y hasta se aguanta las ganas hasta que llega a casa y suplica el pañal, va y se esconde y a veces dura todo un dia en hacer se la pasa pujando en el pañal un dia entero, el pediatra dice que el estreñimiento es cuestion de alimentacion, a veces le ayuda con gotitas pero en cuanto las suspendo se vuelve a estriñir, pero yo veo que es muy sana con lo que come, siento que no va por ahi, el punto es que no la hago hacer en el baño, y yo ya no se que hacer porque siento que llegara a los 5 años en pañal para hacer popo!!!

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.