2 ene. 2009

Madres adolescentes: desconectando a una madre de su hija


www.Tu.tv

Seguro que muchos recordaréis este programa que se emitió en Septiembre. Durante cuatro semanas varias madres en edad adolescente nos mostraron su manera de vivir la maternidad en una casa en la que profesionales de la sanidad les explicaban cómo debían criar y cuidar a sus bebés.

El funcionamiento del programa fue muy controvertido. Por una parte el planteamiento era muy contradictorio, el objetivo principal era el de enseñar a las jóvenes madres a desenvolverse con sus hijos de la mejor manera bajo la premisa de que por ser chicas adolescentes serían madres inexpertas y necesitadas de soporte, sin embargo olvidaban por completo la figura que más ayuda podría y debería dar a la mujer que es la pareja y padre de los bebés y les sacaban de su entorno conocido alejándoles además de sus familiares directos.

Por otra parte las profesionales erraban en los consejos relativos a la lactancia y mostraron una filosofía de crianza totalmente irrespetuosa con los bebés que hizo que un gran número de asociaciones y profesionales de la salud hicieran una denuncia pública común con la intención de retirar o cuanto menos modificar los contenidos del programa.

Con este vídeo quiero hablar de uno de los casos que más revuelo originó en el programa. La madre dormía a menudo con su hija de 18 meses y mantenían una relación de necesidad mutua de lo más habitual.

Parece ser que ni una cosa ni la otra fueron consideradas como “buenas” por las expertas del programa y quisieron modificar estas conductas.

Hace tiempo que el colecho está aceptado como una posibilidad a la hora de dormir con los bebés y los niños. De hecho la AEPAP (Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria) comenta lo siguiente al respecto: “Probablemente a muchas mujeres le sea más cómodo dormir con el niño en la misma cama [...] Los niños que comparten la cama suelen estar más tranquilos y dormir mejor”.

Según la AEPED "no existe ninguna prueba que indique que es mejor que el bebé esté en habitación independiente. Es más una cuestión de cultura y una opción personal de cada familia".

Por lo tanto no hay ninguna contraindicación física (ni psicológica) para que la niña del vídeo duerma con su madre. Es cierto que hay que tener en cuenta algunas consideraciones a la hora de colechar para evitar riesgos, pero decir “con lo grande que es” (que lo dice una mujer adulta que seguramente no duerme sola) o “esa madre debe estar incomodísima” es un simple juicio personal que no debe llevar a realizar ninguna acción terapéutica.

Voz en off del vídeo: “durante los últimos días un sonido invade cada rincón de la casa. Es el llanto angustiado de la hija de Victoria llamando a su madre”.

No me extraña que llore. La niña aparece sola deambulando por la casa. Esta niña tiene un año y medio. Debe conocer su casa al milímetro y sin embargo se encuentra en una casa ajena, sola con su madre (¿es que no tiene padre?) y con un montón de gente desconocida que parece ser que intentan separarla poco a poco de su madre.
Creo que yo también llamaría a mi madre desconsoladamente.

En la siguiente secuencia la mamá, con muy buen criterio, dice: “No sé qué le está pasando esta semana, está muy extraña…”, cosa que interpreto como un “normalmente no está tan llorosa ni tan pegada a mí, pero esta semana sí”. La profesional, que parece no entenderlo de esta manera le responde que “esta angustia que está viviendo, si no la corregimos, la va a tener toda la vida, y tú lo sabes…”.

"Y tú lo sabes" es poner en la mamá pensamientos que no ha expresado y es hacerla partícipe de las teorías de la psicóloga. Yo creo que esta madre no sabe si esa angustia va a durar toda la vida o se va a pasar cuando salga de esa casa, por eso está en este programa, para aprender (entre otras cosas, supongo).

La angustia de separación es un fenómeno que se produce cuando la persona que se separa de la otra no está preparada para ese evento. Diversas teorías sobre la evolución natural de la especie humana establecen que el momento en que un niño empieza a necesitar separarse de su madre es hacia los 3-4 años y por tanto es ese el momento en que podría empezar a socializarse.

Los niños, como los adultos, necesitan seguridad antes de emprender una nueva acción. A los adultos se les deja escoger y no se les obliga a hacer cosas para las que no se sientan preparados. ¿Por qué a los niños si?

En el siguiente tramo del vídeo la psicóloga le explica a la madre la conveniencia de ignorar los llantos de su hija “…ella misma ha visto que aunque llore no sirve para nada, así que más vale que no llore…entonces intentará atraer tu atención, pero como tú no le haces ni caso a los 2 minutos se volverá a ir”.

A esto me refiero con el título del post. A desconectar a la madre de su hija. A obviar las inquietudes de la pequeña, a restar importancia a lo que para ella sí puede serlo. A negar los sentimientos de la niña y a adelantarse a lo que verdaderamente siente, poniéndole un nombre antes de que ella (la niña) descubra qué siente.

Para poneros un ejemplo simple: acudes a la visita del médico y empiezas a explicar tu caso. Llevas preparado un discurso mental detallado para expresar lo que notas y sientes, tienes unos síntomas y unas preocupaciones al respecto que quieres comentar con él: "mire doctor, me duele aquí, hace dos días que no..." y el doctor te corta diciendo: "Sí, mire, usted tiene esto. Tómese esto otro dos veces al día. Buenos días".

No te ha dejado expresarte, no te ha escuchado. Probablemente te sientas infravalorada, hasta dirás que ha sido irrespetuoso, poco empático y dudarás de sus capacidades y de su diagnóstico... A esto me refiero.

Así, en la siguiente escena vemos que la niña se cae y que la psicóloga evita que la madre acuda en su ayuda. No sabemos si se hace daño físico, no sabemos si se ha asustado, no sabemos qué pasa por su cabeza, pero se le obliga a la madre a “saber” que no le ha pasado nada, negando así lo que la niña pueda sentir y comenzando una terapia que ocasionará una pérdida de empatía para con su hija y finalmente la desconexión emocional entre ambas.

La relación que tenían las dos, completamente sana, en la que intentaban entenderse mutuamente se pierde y la madre tenderá a creer que muchos de los llantos son infundados y que tienen como objetivo molestar o “marranear”.

En el tramo final del vídeo llega el momento del hábito del sueño. Un auténtico abandono del que ya hablé en el post de protesta al programa. La madre, la psicóloga y la señora del cronómetro saben que a la niña no le acecha ningún peligro físico. De hecho dicen: “que no te vas a la guerra, que te vas a dormir”.

Atribuir el llanto sólo al dolor físico es negar la parte psíquica de las personas. Es negar el dolor de la mente y es negar las emociones en un momento de la historia en que los trastornos psicológicos y mentales están aumentando a pasos de gigante.

El día que me fui de casa mi madre lloró. Si alguien me hubiera dicho que con un “¡eh, que no te pasa nada! ¡Que no me voy a la guerra!” se solucionaba…

La madre, además, no está segura de realizar semejante maltrato psicológico. Una pena que cediera y se dejara convencer. La vemos llorar y verbalizar que no le gusta verla así. Sinceramente, no le deseo esto a ningún niño, ni ningún maltrato similar a ningún adulto (y menos que se emita por televisión como algo educativo).

Creo que no hace falta comentar mucho más al respecto. Lo siento pequeña, por ti y por tu madre. Os han desconectado.

Fuente: Madres Adolescentes: desconectando a una madre de su hija (I) y (II)

8 comentarios:

Lidia dijo...

Una pena que se esté preparando una nueva edición, parece que no ha servido de mucho todas las protestas... El daño que ya ha causado parece que va a volver a repetirse... Madre mia.

chose dijo...

¿pero de verdad habrá una segunda parte?. No me lo puedo creer... ¿no han servido de nada las quejas de asociaciones y las firmas que dejamos un montón de gente?.

Vanesa dijo...

Es realmente triste que todavia haya gente que piense que hay que obligar a los niños a hacer cosas pq "los padres lo mandan", desgraciadamente este maltrato fue retranhsmitido en tv, pero yo conozco muchos casos similares en mi entorno. Padres q meten al niño dentro del parque pq segun ellos cuando los padres cenan los niños tienen q estar atados (el niño tiene 16 meses) y la pena es q son amigos muy cercanos, ellos piensan q a los niños hay q pegarles y enderezarlos desde pequeños, y creen q como yo no comparto su opinión mi hijo sera un delincuente juvenil, en fin... ver para creer...

Ana dijo...

Aqui no llego, pero hubo en UK otro programa dedicado a la crianza en el que seis familias elegian criar a su bebe de 4 semanas con metodos de los anyos 50, 60 o 70, dos en cada grupo. A cada dos familias se asigno una matrona, experta en uno de los tres tipos de crianza. La de los anyos 50 estaba basada en las teorias de un medico de la epoca, no recuerdo el nombre, y proponia un dia muy estructurado en el que se incluia un periodo de dos horas que el ninyo pasaba tumbado en el carrito al aire libre solo sin que nadie se le acercara aunque llorara. Estaba prohibido cogerles en brazos, aconsejaban no dar el pecho, y a las 7 de la tarde se les metia en la cuna, se cerraba la puerta de la habitacion y ... hasta las 7 de la manyana! (Unica excepcion: si estan enfermos). Y otras autenticas barbaridades que no recuerdo. El caso es que a los padres al principio les costo (como no, el instinto les decia que es antinatural) pero al final acabaron diciendo que estaban muy contento sporque habian podido volver a su vida de antes, a tener tiempo libre etc enseguida... No se si querian tener bebes o mejor se hubieran comprado un gato.

sami dijo...

Pues si lo vuelven a emitir volveremos a protestar y a salir a la calle y a seguir mandando denuncias al Defensor del menor por la utilización de menores para subir la cuota de pantalla.Y a seguir confrontando con argumentos la utilización de terapias y psicologia conductista en niños.

Marián

Pili dijo...

Yo de verdad, por más que he intentado ver algún video de este programa no he podido...
La angustia me supera. Es increible e inhumano crear "métodos" de "adiestramiento".

lavacamejor dijo...

Podéis imagiraros lo que pensarían de este programa en lugares como Latinoamérica o África donde el apego y la familia todavía son lo mas importante? Seguro que les pareceríamos unos salvajes y lo somos en realidad

Anónimo dijo...

me repugna la forma que tienen de hablar los psicologos (no todos pero muchos sí):"Tu tranquila que llora pero no pasa nada". Si un adulto suspende para el carné de conducir, la gente piensa "pobrecito". En cambio si un bebé/niño indefenso llora pk su mami no le hace caso, es por llamar la atención.
Lo peor de estos programas es k reafirman la idea de k los niños manipulan (¿acaso un niño pekeño tiene todo premeditado o ke?), y hay k hacerlos "sufrir" por su bien.
ke pais dios!

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.