28 may. 2011

¿Y ahora qué le digo yo a mis hijos?



Dicen que para afirmar algo debes creer en ello, pues si no nunca tendrás credibilidad: a ver cómo le explico yo a mis hijos que la policía está para defender a las personas buenas.

De momento, para estar en paz conmigo mismo, he firmado pidiendo la dimisión del (Sr.) Puig.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

La policía defiende a la gente buena. Si a la gente se le avisa 10 veces de que tiene que abandonar la plaza para limpiarla y la gente no obedece, y ante los policías siguen sentados estás provocando...por lo tango, es la única manera que tiene la policía para hacer que se vayan.

Es fácil si le explicas a tu hijo que la gente buena es la que obedece a la policía cuando te dicen que hagas algo.

Javi

Armandilio dijo...

No lo veo, Javi, no lo veo.

La policía es buena porque le dice a la gente buena que se vaya para limpiar...

¿La gente buena se vuelve mala porque no se quiere ir?

¿La gente buena se vuelve mala porque se llevan sus cosas?

¿No podría haberse negociado?

¿Tan difícil era decir "esto habría que limpiarlo, vamos a hacerlo por sectores, os vais moviendo?

En mi casa lo hacemos así, levantamos la alfombra un momento, la ponemos en otro sitio y luego se recoloca...

Lo siento, pero creo que la violencia no es nunca un medio para conseguir las cosas y menos con personas que no están haciendo nada malo.

Mai dijo...

Armando, la violencia no es la respuesta pero estar acampados en plazas durante semanas tampoco es la solución.
Te lo dice una chica de 28 años sin trabajo, sin casa, sin sueños...

Armandilio dijo...

Estar acampados en plazas durante semanas no es la solución, pero estar sentados en casa viendo la tele aún lo es menos y, hasta ahora, esa era la única acción de la gente... quedarse en casa y "mientras a mí no me afecte"...

Pero ahora esto afecta a más de 5 millones de personas que están paradas, y al resto nos recortan el sueldo cuanto pueden y más, y nos quitan logros de hace muchísimos años como si fueran papel mojado.

Estar en una plaza es una de tantas maneras de decir "no nos gusta lo que hacéis". A mí no me parece mal... si mientras tanto aparece una acción mejor, la apoyaré también.

LaCaro dijo...

Para Javi: tu razonamiento no se sostiene por parte alguna. Según esto, si la gente no hace lo que TÚ consideras que está bien (habría que hablar mucho sobre lo que está bien, pero ese es otro tema), se le da de palos, sin hablar y sin buscar otras soluciones (¿hablar, negociar, buscar alternativas que no incluyan violencia...?). Como bien dice Armando, si tu madre quisiera limpiar el salón y tú no te mueves ¿me dices que debería darte un guantazo? Pregúntatelo de verdad.

Para Mai: por supuestísimo que la violencia no es la respuesta, NUNCA lo es. Pero si tú eres capaz de dar una solución que no sean las acampadas, ve a la plaza de tu ciudad y proponla, seguro que te escuchan.

Y ya en general, a quien quiera oir, estos dos comentarios sólo demuestran el estado al que han llegado las cosas: la gente tiene miedo; miedo a perder lo que tiene o miedo a no poderse subir al carro de lo que tienen los demás. A lo mejor hay que plantearse si hay otra forma de vivir, si realmente necesitamos todo lo que queremos y si queremos seguir por este camino.

Creo que es mucho más fácil explicar a un niño los motivos de las acampadas que los ataques de la policía en Bcn. Estos cambios necesitan tiempo, estamos sólo al principio, pero hay que moverse para que las cosas cambien. A mi no me gustan cómo están.

Siento el discurso, Armando, me ha dado un arrebato irrefrenable. @_^
MUA

Melisa dijo...

Les puedes decir simplemente que los policías son seres humanos.

Y como en cualquier gremio, agrupación o asamblea en una plaza, los hay buenos malos y regulares.

Puedes decirle que vean al individuo y no al color, al uniforme, al sexo o al himno.

Sol dijo...

Se recortan derechos: se bajan los sueldos, se rebajan las indemnizaciones por despido, se hacen unos contratos de m... (cuando se hacen), se jubila uno más tarde y con más tiempo de cotización (que no llegas a cumplir porque no te contratan), y de ahí se pasa a trabajar ochenta horas semanales, no respetar los descansos, recortar el número de días de vacaciones y luego ya podremos elegir entre la esclavitud y las galeras. ¿Qué entorno laboral tendrán nuestros hijos, al paso que vamos?
Nada, nada, justifica los porrazos gratuitos a gente que no atacaba, e incluso ni siquiera se defendía. ¿o tú le pegarías un palizón así a tu hijo por no levantarse del suelo?
Toma la plaza

Sol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maria dijo...

Intentar justificar estas imágenes me parece una barbaridad.Para nada estoy de acuerdo con Javi y Mai.
En cuanto a qué les decimos a nuestros hijos...me hago esa pregunta muchas veces al dia.Nuestros hijos viven todos los dias situaciones injustas (en el colegio o instituto)y los valores que intento transmitir en casa, la coherencia y el respeto entre otros, brillan pos su ausencia en nuestra sociedad,especialmente en la relación adultos-hijos.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.