12 ago. 2008

Norte y sur





Buscando unas imágenes de madres africanas lactando para un post en Bebés y más di con una página en la que encontré estas dos imágenes, una junto a la otra.

Me cuesta definir qué sentí al ver la segunda. Asombro, pena, lástima,... No sé.

No la utilicé. Busqué otra opción. Una madre africana que amamantara a su bebé pero diera una mejor imagen. En parte pensando en los futuros lectores del post.

No sé de quién es la culpa, pero reflexionando un poco me doy cuenta de lo egoístas que somos aquí arriba, en el Norte. Egoístas y lo que es mejor (o peor), infelices.

Vemos imágenes en las noticias y en los periódicos cada vez más escabrosas. Recibimos noticias escalofriantes que leemos, escuchamos y vemos como el que mira un anuncio. Leo el titular, veo la foto, no me interesa, siguiente...

Día sí, día también podemos ver atentados, guerras, bombardeos, hambre, muerte, etc. ocupando algunos minutos de las Noticias en la tele o algunas líneas en un periódico.
Estamos tan acostumbrados que parece que somos incapaces de conectar con tales sufrimientos. O quizá no queremos conectar, que también puede ser...

En un intento de no sufrir demasiado he cogido a menudo el mando de la tele y he cambiado de canal. He girado la página buscando los deportes en el periódico, he...

Imagino que esta es la idea y la finalidad. Bombardearnos de noticias de manera que creamos que realmente no hay nada que hacer por ellos. Que pensemos que "si están tan mal, y siguen estándolo porque recibimos noticias continuamente sobre esta gente, es porque nadie puede hacer nada por ellos". Y hay quien incluso se consuela pensando que podríamos estar peor...

Porque en el fondo mucha gente cree que estamos mal, muy mal y que somos desgraciados por no tener un Mercedes o una casa de 3 pisos, por no tener lo que sí tiene el vecino, por querer ser como l@s que salen en la tele.
Hemos perdido la capacidad de empatizar con la gente, con los niños, con los ancianos y con los necesitados.
Hemos olvidado lo que significa la palabra "escuchar" y cuando lo hacemos pensamos: "bah, que se cree, que los demás no tenemos problemas??"

Desagradecidos. Egoistas. Individualistas. Eso es lo que somos, al fin y al cabo. En esto nos han convertido y en esto nos hemos dejado convertir. Incapaces de vivir felices sin ansiar constantemente un nuevo aparatejo, un nuevo coche, un nuevo vestido. Con tal desequilibrio mental que no conectamos con la vida ni con las personas y que anteponemos nuestras falsas necesidades materiales con la búsqueda cada vez más frenética de aquello que queremos a la amistad, al disfrutar de la creatividad, del diálogo, de la solidaridad, del estar con los demás.

¿Y de qué me quejo?

Sí, ya sé que no lo voy a arreglar. Esto es lo que digo y lo que decimos todos, "yo no lo voy a arreglar, pues pa' qué me quejo".

No voy a poder hacer que en África y en el resto de países pobres puedan comer y tener una vida digna porque no tengo los medios, pero como mínimo, voy a dejar que éste tipo de imágenes me toquen alguna de las pocas fibras sensibles que me quedan y me lo pensaré dos veces antes de ir a comprar cosas que realmente no necesito por el mero capricho de tenerlas...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

ME ENCANTA TU BLOG ARMANDILLO.
Por cierto, te quería hacer una pregunta que no tiene nada que ver con el artículo, pero quizás tú sepas algo al respecto. Si un padre PEGA a su hija mayor de edad pero que está viviendo en el domicilio del padre, se puede denunciar?. Lo digo porque conozco un caso (ha sufrido malos tratos desde pequeña), pero no se ha atrevido nunca.

Anónimo dijo...

Qué fuerte!
Que impresión!

Anónimo dijo...

me impresiona muchisimo la segunda foto...un acto tan bonito como amamantar y tan lleno de dolor y desesperación...madre mia!!!

un saludo!!! mmg79

Anónimo dijo...

Esta segunda foto, duele. Precisamente por la impotencia... qué mal repartido está el mundo...

Anónimo dijo...

es terrible que todo esto no tenga una solucion,tanto dinero que hay en el vaticano y estas criaturas muriendose de hambre.
un saludo enhorabuena por tu blog.
natalia

Armandilio dijo...

Bueno, es cierto que el Vaticano debe tener mucho dinero, pero no son los únicos, ni mucho menos.

El problema viene del sistema capitalista, del poder que se les ha otorgado a las grandes compañías, a las corporaciones.

Tienen tanto que manejan los sistemas políticos casi a su antojo...y, bueno, a la sociedad también.

vilmati dijo...

Duele la foto, si!
Y tenés razón en lo que decis, en como terminas la entrada...eso es realmente en lo que finaliza cualquier discución acerca de la pobreza: en la pobreza de valores o en los valores tan bajos en los que caemos. Cualquier excusa es buena pero no deja de ser una excusa, que si los medios financiados por corporaciones nos llenan la cabeza desde niños, verdad, epro siempre podemos decir : MEJOR,NO, NO LO COMPRO NO LO NECESITO, NO LO ELIJO, NO APARENTO ,NO SOY A PARTIR DE TENER!!!
Hermoso blog!

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.