1 sept. 2008

No estoy preparado para dejar de colechar



Jon, nuestro hijo tiene 2 años y medio y duerme en la cama con nosotros desde que tenía uno o dos meses y lo confieso, temo el momento en que diga que se quiere ir a su habitación.

Algunos fines de semana nos vamos a la playa, a una casa que tienen mis suegros.
Allí tenemos la cama de "metrotreintaycinco" y una cuna al lado (que hace de guardajuguetes, como lo hizo la nuestra en casa).

Bien, pues hace unos días, jugando, Jon se metió en ella y dijo: "a mí" (a dormir!).

Se tapó y empezó a colocarse para dormir (lo de empezó a colocarse es una especie de ritual que tiene él con una serie de movimientos, giros y cabriolas, que le llevan un buen rato cada noche).

A los 30 segundos dijo: "¿ta papá?, "¿tá mamá?" - asomándose para vernos.
- Sí, estamos aquí en la cama... - le respondimos desde la cama que está justo al lado de la cuna.
- A mí - dijo de nuevo.

30 segundos después de levantó y dijo: ¡¡Ya tá!! - se levantó y volvió a la cama con nosotros.

Uff! respiré, porque lo pasé mal.

En esos 30 segundos se me hizo un nudo en el estómago y lo eché de menos. Se pasó por mi mente algo así como el fin de una etapa, el momento en que ya no quería estar con nosotros para dormir, el momento en que decía "papá, mamá, yo ya quiero dormir sólo".

Menos mal que sólo estaba jugando. No estoy preparado para que se vaya de nuestro lado.

Ahora recuerdo todos los consejos...

- Uhhh, si duermes con él ya verás, luego no se querrá ir nunca.
- Uhhh, como no lo saques ya, luego no podrás, porque cuando tenga 2 o 3 años ya sabrá que está ahí y no se querrá ir.
- Uhhh, los niños tienen que dormir en su cama porque necesitan su espacio.

Pues como digo siempre, no sé si necesita su espacio, de momento, su cama la tiene (sin estrenar) y no me ha demostrado que la necesite.
Y sobre si se querrá ir o no, pues de momento no, y eso me hace feliz.

A esas 3 frases yo añado una más contra el colecho:
- Uhhh, si vuestro hijo duerme con vosotros ya veréis, luego no querréis que se vaya.

Foto: Jon cuando tenía unos 7-8 meses jugando en su cuna.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

De seguro que Jon estará más que encantado con un papá de tu calidad. Enhorabuena por tu niño y por tu blog. Nosotros colechamos en una cama de 150 cm, y a mi me encanta. El papá digamos tiene problemas espaciales, pero lo sobrelleva con resignación (al principio le convencí por el tema de la lactancia y lo cómodo que era tenerlo conmigo). Nuestro peque tiene 21 mesecitos. Tenemos la cunita al lado sin la baranda que da a nuestra cama, así puede jugar y cambiarse cuando quiera. De momento vuelve con nosotros pero ,ay, corroboro tus palabras. El otro día se metió a dormir a su cunita, a la que su padre lo mete a la que se duerme (si él no se ha 'sobao' antes). Fue cosa de una noche, de momento. Yo lo echaré de menos... Aunque esté al ladito... Y es que me encanta tener cerquita esta bendición. ¡Pasa tan rápido todo! En fin, carpe diem. Paladearemos estos momentos para fijarlos para siempre en nuestra memoria...

Mami de Héctor dijo...

Hola Armandilio, me gustó tu post del colecho, será pq yo tb lo practico con mi hijo de año y medio y me encanta.
No quiero que llegue el día que se quiera ir a su cuna, la otra vez durmió lejos de mí dos horas y no pude acomodarme igual... me hacía falta!
En fin... felicitarte por tu blog, lo leía sin comentar hasta ahora.
Yo soy una mamá bloguera, te invito a que conozcas mi blog, también hablo de temas de crianza y maternidad y deseando que mi esposo tuviera un criterio parecido al tuyo en lo que respecta a la crianza de nuestro hijo, je.
Un abrazo y nos leemos!

Anónimo dijo...

Mi hijo de 26 meses hace una semana quizo empezar a dormir en "su" cama... Colechamos hasta ahora en una cama de 1,40 mts y bien que lo disfrutamos los tres a full. No hay nada más hermoso que abrir los ojos y verlo a nuestro lado... Pero fue una etapa aparentemente superada... Cómo se extraña che!!!

Felicitaciones por tu blog...

loketana dijo...

Hola Armando, sigo tus comentarios desde hace algún tiempo en los foros, pero no sabia de tu blog. Hoy le he visto por primera vez y te felicito.

Yo también soy padre desde hace 10 meses y cuando mi mujer estaba embarazada gracias a mi curiosidad me metí en crianzanatural y compre el libro Besame mucho 8 (y después otros 20 mas), devorando todo lo que leía al respecto y me cambio mi mentalidad y la vida. Colechamos desde el primer día y es de las cosas mas bonitas y tiernas que hay. Cuando comenzamos lo hicimos por el bien del niño, pero jamas pensé que podía el darnos tanto a nosotros. Así que te entiendo y aprovechare el tiempo que me queda hasta que el mio se haga un "hombrecito" como el tuyo.

Un saludo

Armando dijo...

Hola loketana, Mami de Hector y anónimos...
Me alegro de no ser el único con estos sentimientos (y ojalá todo el mundo los tuviera).
Los niños se hacen mayores y ay! es cierto, casi no te das ni cuenta.
Por eso vale más intentar disfrutar de estos ratos, que sólo vivimos esta vida y ellos sólo serán pequeñitos unos años. Uhh, si que estoy profundo...xD

Kudifamily dijo...

Ostrasssss, como me alegro de encontrar plasmado en palabras este sentimiento!!!
Nosotros colechamos desde hace menos de un año(Clàudia tiene ahora 2 y poco)y os juro que ya no sabemos dormir sin ella!!!
Tienes mucha razón Armando, cuando dices que los que nos viciamos somos nosotros, los padres!!!
A mí tambien me da pena saber que llegará el día que ya no quiera dormir con nosotros.
Pero sobretodo me da pena saber el montón de gente que se pierde todas estas sensaciones increibles que se experimentan con el colecho, y que creen que dormir juntitos significa no descansar, no estar cómodos y "frenar" las capacidades del niño... no saben lo que se pierden...

vilmati dijo...

Que lindo blog!!que felicidad que seas un hombre comprometido con tu hijo, con tu paternidad!! mi marido también disfruta mucho ser papá, me alegra que poco a poco esto suceda, cada vez más!
En mi blog, tambien comenté una situación parecida que me sucedió con Olivia, no hace tanto... la sensación fué muy parecida, ella me dijo cuando terminaba de leerle un cuento en su camita:"a su cama, mamá!!" me quedé petrificada, pero al segundo pensé:"está creciendo, debo soltarla...ufff! como me cuesta, me emociona..que se yo!" y me fuí ,que voy a hacer...al otro día me mandó :" a la computadora!" JE! sabe que aprovecho la noche para escribir...
cada tanto la quiero llevar a nuestra cama,me resulta lindo y cómodo..pero casi siempre pide ir a SU cama. Será que no se lo impusimos, como vos decis, se duerme tranquila, sin miedos. La siesta también!. Pero si quiere le hacemos upa o la dejamos con nos, o nos quedamos con ella.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.