29 feb. 2008

Examenes de la ESO


Este es uno de esos mail que todos hemos recibido una o dos veces, pero creo que se merece un sitio en el blog porque es genial. Lo es porque a pesar de que ya lo había leído, al repasarlo volví a reirme un buen rato.

Son respuestas de alumnos de ESO a algunos de sus exámenes. No tiene desperdicio. En todas veréis la pregunta, la respuesta del alumno y los comentarios del profesor entre paréntesis.

-¿Cuántos continentes hay?
Unos 150, aunque no he estado en todos. Conozco el de Majadahonda y Alcobendas. De todas formas ahora se llaman Carrefour.
(uffff)
- ¿Qué tipos de ganado existen?
Ovino, bovino y guarrino
(Sí, y cerdino y puerquino...)
-¿Qué capacidad pulmonar media tiene el hombre?
Unos cinco mil litros.
(Este debía ser familiar del lobo que tiró las casas de los 3 cerditos)
-¿Quién fundó Atenas?
Atenas fue fundada por César octavo a gusto.
(Cágate lorito...)
-El Barroco:
Estilo de cosas hechas de barro.
(Como su propio nombre indica)
-Lenguas vernáculas:
Las que se hablan en las tabernas.
(Aaah, por eso no me entero de lo que hablan cuando voy a una taberna, yo creía que era por el jaleo, pero resulta que se trata de un idioma nuevo)
-¿Derivados de la leche?
La vaca.
(Si, la vaca deriva de la leche del toro)
-Estimulantes del sistema nervioso:
El café, el tabaco y las mujeres.
(j**er chaval, lo has clavao, y es que las mujeres te sacan de tus casillas...)
-Alfarero:
El que tiene un farol.
(Farolero: el que hace cosas de barro, o cosas barrocas)
-Marsupiales:
Los animales que llevan las tetas en una bolsa.
(Estos marsupiales son unos degenerados)
-Polígono:
Hombre con muchas mujeres.
(Pentágono 5 mujeres, Hexágono 6... y así sucesivamente)
-Comentar algo del 2 de mayo:
¿De que año?.
(Ahí, vacilando, que te los sabes todos desde 1576)
-Coleccionistas de sellos:
Sifilíticos.
(A saber por donde se meten los sellos los muy depravados, esos y los que coleccionan mariposas... los peores)
-Ave Cesar morituri te salutant:
Las aves de Cesar murieron por falta de salud.
(Estos gladiadores, ya decía yo que parecían algo mariquitas)
-Cogito, ergo sum:
Le cogí lo suyo.
(¿Y lo tenia grande?)
-Ecosistemas:
La tundra y la gaita.
(No te olvides de las castañuelas)
-Derivados de la leche:
El arroz con leche.
(Derivados del arroz, la leche con arroz)
-Sujeto de la frase (elíptico):
Epiléptico.
(Y el pronombre tenía el parkinson)
-El arte griego:
Hacían botijos.
(Siglos de Arte resumidos en una p**a frase)
-Países que forman el Benelux:
Bélgica, Luxemburgo y Neardental.
(Hombre,los holandeses tienen cara de simios pero no tanto)
-Cita organismos internacionales:
La OJE, "Boyes Caos", USA, USS y UNI, Policía, bomberos, Socorristas y cruz roja, La ITT y la olimpiada de México, FIFA, UEFA, EU, NASA y URSS.
(Los "Boyes Caos" es que son universales)
-Pediatra:
Medico de pies.
(Convencido toda la vida que eran pederastas y no pediatras)
-Trabajo y energía:
Trabajo es si cogemos una silla y la ponemos en otro sitio, energía es cuando la silla se levanta sola.
(Y fuerza es cuando se rompe la silla)
-Quevedo:
Era cojo, pero de un solo pie.
(Bufff, menos mal que nos lo has aclarado)
-Un gusano que no sea la lombriz de tierra:
La lombriz de mar.
(Si es que se lo han puesto a huevo)
-Un marsupial:
El chimpancé.
(Si, pero no cualquiera, solo los que llevan las tetas en una bolsa)
-El oído interno:
Consta de utrículo y dráculo.
(Contra la ignorancia... imaginación)
-¿Conoces algún vegetal sin flores?
Conozco.
(Y como me vuelvas a preguntar algo te parto la cara)
-Moluscos:
Son esos animales que se ven en los bares, por ejemplo el cangrejo.
(Y los calamares, que crecen en bocadillos)
-Ejemplo de reptil:
La serpiente "Putón"
(Si es que las visten como guarras)
-Monotremas:
Son mamíferos de forma humana, y son los monos.
(Que quede claro)
-Reptiles:
Son animales que se disuelven en el agua. Un reptil peligroso de España es el cocodrilo.
(Al lado de mi casa hay una charca con mazo de cocodrilos, plagaditos estamos en España oye. Y sí, los cab**nes se disuelven como aspirinas)
-Volcanes:
En Mallorca está el Teide. El agua de mar se solidifica y sale por el cráter.
(Si, ese que esta al lado de los Pirineos. Salen hasta pulpos en las erupciones)
-Terremotos:
Son movimientos bruscos que se tragan a las personas.
(No me gustaría encontrarme por la calle con un movimiento brusco de esos)
-Arterias:
Son unos tubitos de plástico flexibles.
(Yo ya nací con marcapasos y todo)
-Mahoma:
Nació en La Meca a los cinco años.
(Ni te imaginas lo mal que lo pasó su madre al dar a luz, menudo cabezón tenía a los 5 años)
-Fósiles:
Son unos señores muy antiguos...
(En una excavación encontraron a un abuelo con boina solidificado)
Son animales que se extraen de los grandes museos, como el de Madrid.
(Si es que plantas un fósil y crecen en cualquier sitio)
-¿Qué es una Encíclica?
Es un buque de hierro que flota en el mar.
(Es como el Papamóvil pero en barco)
-Animales polares:
Son la Osa mayor y la Osa menor.
(No te olvides de la constelación de Orión, menudo bicharraco)
-El sexto mandamiento:
No fornicarás a tu padre y a tu madre.
(Jodida iglesia, siempre amargando a la gente)
-Un cuadro de Velázquez:
Las Mellizas
(¡¡ !!)
-Minerales:
Son animales sin vida.
(Es verdad, ni se mueven ni nada, son de aburridos estos animales...)
-Qué es la hipotenusa:
Lo que está entre los dos paletos.
(Si, entre el cenutrio y el pardillo)
-Dónde fue bautizado Jesucristo:
En Río Janeiro.
(Con Ronaldinho y Romario, menuda fiesta se pegaron)
-Napoleón:
Está enterrado en "Los Paralíticos", en París.
(Debe ser por lo de la mano tonta que tenía)
-Geografía:
En Holanda, de cada cuatro habitantes, uno es una vaca.
(Las vacas hasta cotizan en la seguridad social, están muy avanzados)
-Religión:
Caín mató a Abel con una molleja de burro.
(Le costó, pero al final lo consiguió)
-El cerebelo:
Es el fruto del cerebro.
(Como mejor está es en zumo)
-Felipe II:
Nació por poderes en Valladolid.
(Por no decir por co**nes)
-Quién inventó el pararrayos:
Frankenstein.
(Realidad y ficción ¿qué diferencia hay?)
-Insectos:
El paludismo es producido por la mosca "SS".
(Jodidas moscas nazis)
-¿Qué significa leucocito?
Como su nombre indica Leu significa animal, y cocito, pequeño.
(Obviamente, hay que ser tonto para no darse cuenta)
-Partes del tronco:
Ombligo, cintura y tetilla.
(La tetilla es un órgano vital para el ser humano)
-Anfibios:
De los huevos de rana salen unas larvas llamadas cachalotes.
(Mmmmh, cachalotes en las charcas... interesante)
-¿Quién fue Anibal?
Fue un jefe cartilaginoso.
(¡¡ !!)
-La conquista de Méjico:
Fue realizada por dos extremeños: Menéndez y Pelayo.
(¿O tal vez Ortega y Gasset?)

Fuente: Las Cosas de Cristina

Las agresiones de hijos a padres se denuncian 7 veces más que hace 4 años


En España, como en todo el mundo, existe la violencia intrafamiliar. A diario vemos violencia de género con incontables agresiones de hombre a mujer, alguna de mujer a hombre (pocas se explican, imagino que por vergüenza por parte del hombre, pero haberlas la hay), agresiones de padres a hijos y de hijos a padres. Parece ser que ésta última es la que más escandaliza, pese a que todas deberían ser vistas de la misma manera, imagino que por ser la más novedosa y a la que menos acostumbrados estamos. Por eso se oye continuamente un "En mi época, esto no pasaba".

La noticia dice que ahora se denuncian más, pero no especifica si ahora se producen más. Sería un dato interesante, aunque tampoco es del todo relevante, ya que lo importante de la noticia no es la cantidad de hechos que se producen (que lo es), sino el simple hecho de que se produzcan.
Algo ha tenido que ir muy mal en casa para que un hijo agreda a sus padres y algo ha tenido que ir muy mal para que los padres decidan finalmente denunciar a su hijo.

La noticia en cuestión está en 20minutos. Al verla me interesé por ella y un poco más por los comentarios que me iba a encontrar, pese a que ya sabía el cariz que tomarían.
Leo en muchos de ellos una culpabilización social y legal en forma de un exceso de libertades y derechos a los niños que se supone han dejado de cohartar su crecimiento como persona "bien educada" dejando que sus instintos florezcan. En otras palabras, le hemos abierto la jaula a los leones y los leones han atacado.

Me molestan estas opiniones, puesto que muestran y fortalecen el pensar mayoritario de la sociedad: Los niños nacen malas personas. Se piensa que son seres destructivos, instintivos, sin inteligencia, manipuladores, mentirosos. Nacen así y precisan de nuestra seriedad, rigidez psíquica, de unos límites estrictos que no deberán rebasar, de unos horarios marcados, de una educación impecable o ese ser que lleva dentro, maltratador, asesino, drogadicto y ladrón en potencia saldrá a la luz.
Hay muchos otros comentarios que apoyan el cachete a tiempo (que han recibido muchos votos de apoyo) y el castigo ejemplar. A la antigua usanza, criticando las "modernidades" de hoy en día.

¿Cual es mi opinión?

Pues la contraria, evidentemente. El maltratador, la mala persona, el manipulador y tirano se hace. No se nace.
Estoy de acuerdo en que algo está pasando con nuestros hijos. Estoy de acuerdo en que hay más agresiones verbales y físicas a profesores, padres, y a las personas adultas en general.
Ayer, sin ir más lejos, vi como unos chicos casi fueron atropellados cruzando, con la calma, en rojo, un semáforo. El conductor, con el consabido susto en el cuerpo, les recriminó su actuación. Los chicos se rieron y le dijeron de todo menos bonito.
Es cierto que algo ha cambiado y algo ha motivado este cambio de comportamiento en nuestros hijos, pero no creo que ese algo sea un aumento de los derechos y libertades de los niños que no hacen sino protegerles del maltrato social físico y psíquico.

¿Que es entonces?

Pues son muchas cosas, seguro, pero me centraré en las que creo que más han influido.

1. - Pensar que los niños son tiranos por naturaleza: Ya lo he explicado arriba y en otros posts. Creer que los niños nacen malos y que no te pueden doblegar convierten la crianza y la educación de los niños en una auténtica batalla campal en la que el niño no debe vencer. NUNCA.
Creer que no lo puede tener todo o no se le puede dar todo porque la vida es así, no siempre lo vas a tener todo y de esta manera no cogerle en brazos porque llora ya que si lo coges le demuestras que llorando uno consigue lo que quiere, cuando quizá, por la edad, ni siquiera sabe hablar y no tiene otra forma de pedirlo. O quizá si tenga otra forma de pedirlo pero acaba llorando al ver que no se le hace caso. Este es el momento en el que debemos actuar. Debemos valorar si lo que pide puede ser beneficioso o no para él antes de dárselo/comprárselo, si podemos dárselo/comprárselo y hacer lo que veamos mejor, pero siempre, SIEMPRE, comunicándole un porqué coherente:

  • Juan, no te puedo comprar esto ahora porque no nos va bien comprarlo, si quieres lo dejamos para más adelante.
  • Juan, ahora tenemos un poco de prisa y no nos podemos parar, mañana con más calma lo miramos.
  • Juan, no te puedo comprar un cuchillo de cocina porque es muy peligroso, te puedes hacer daño.
  • Etc.

La cuestión es ser sinceros con ellos, hablar como si fuera un igual. Ya que en cierto modo lo es. Es una persona, igual que sus padres, con la diferencia de que depende en gran medida de ellos y por tanto necesita de ellos (o de alguien que les muestre el camino) para aprender. Por eso comenté el otro día la importancia de predicar con el ejemplo. Si quieres que tus hijos hablen y razonen contigo, házlo tú con ellos.

Si en cambio las respuestas cogen un cariz autoritario el niño no podrá entender el fondo:

  • No Juan, te he dicho que no, que no y que no.
  • Pues porque lo dice el papa. Venga, vamos y no quiero hablar más del tema.
  • Que te he dicho que no. Esta noche castigado! y no llores que no es pa tanto, hombre!
No quiero hablar más del tema, no, que no, y que no. Castigado. Esta falta de comunicación, ese no explicar los motivos y dejarlo en un "porque lo digo yo", ese no llores minimizando su angustia a un "pero hombre, como puedes llorar por eso?" sin entrar a ver el porqué real, que nos puede parecer una tontería, pero quizá para él no lo sea. Esa guerra continua que se crea...

Se declara la guerra

El hecho de pensar en un niño como en una persona a la que debemos doblegar hace que se establezca una guerra continua. Todos sabemos que en una guerra uno gana y el otro pierde. Imaginad dos contrincantes que mantienen una guerra constante en la que uno de ellos pierde, se vuelve a levantar y se establece de nuevo la batalla, pierde, se vuelve a levantar y se establece de nuevo la batalla, pierde, se vuelve a levantar... Así una y otra vez, día tras día, año tras año.
Una guerra, llena de batallas perdidas, hace que crezca una distancia y una sensación de separación y ganas de huida, que puede ser incluso inconsciente. No quiero decir que todos los adolescentes estén deseosos de largarse de casa, ni mucho menos, pero sí hay una distancia, una cuerda que se ha tensado demasiado, y a que acaba rompiéndose. Una rotura que hace que los adolescentes acaben con frases: "que si mama, que me dejes!""que plasta eres""paso de limpiar mi habitación""me piro con mis amigos, ya vendré...no sé a que hora, ya vendré!!". Se ha roto la vía de la confianza. Se ha roto el diálogo. A veces la del diálogo ni siquiera se rompe sino que nunca ha existido. Es la de la confianza la que se acaba rompiendo o no, pues los niños confían en sus padres y les aman, les hagan lo que les hagan. Aunque los padres peguen a sus hijos, y aunque lo hagan sin razón, ellos piensan que la hay. Piensan que lo merecen, que han hecho algo mal. Por eso digo que la confianza aguanta mucho, muchísimo. Hasta que se rompe.

La verdad, no me extraña que la cosa acabe así. El perdedor constante ha crecido bajo una frustración casi constante también y ahora ve que ha aumentado en poder. Es más independiente como persona (¿no es eso lo que querían sus padres, que fuera independiente?). Tiene amigos en los que refugiarse, un grupo de iguales en parecidas o idénticas condiciones que él. Sus conductas se refuerzan entre ellos, sean socialmente aceptables o no.

Han crecido luchando, han aprendido que la vida es una lucha constante y ejercen esa visión en nuestra sociedad. Han aprendido lo que les han enseñado. Ellos sí han hecho los deberes. Han recibido una educación y la han captado perfectamente.

2. - Nuestros hijos están muy solos. Desde muy pequeños a la guardería, 6-8 horas ahí metidos, sin recibir el cariño de su madre, la persona más amada en su mundo.
A menudo se oyen a madres decir: "si, luego al recogerlo de la guardería está enfadado, me gira la cara, pero luego se le pasa" o "cuando lo recojo está que no para, llamando la atención continuamente, pero luego se le pasa". Ah, bueno, si luego se le pasa pues ya está.
No, no está. Que tu hijo te gire la cara o que intente llamar tu atención constantemente en la búsqueda de tu aprobación o tu cariño es significativo de que algo falla.

Acaba la guardería. Al cole. "Ah! cariño, para que no estés dando tantos viajes y tengas más tiempo para comer te dejo en el comedor, así juegas con tus amiguitos". ¿Que más le dará al niño los viajes si está con mamá (o con el abuelo)?¿Que más le dará el tiempo que tenga para comer o poder jugar con sus amiguitos si lo puede hacer el resto del día?¿No estará deseando, pese a que en el cole se lo pase bien, llegar a casa para estar con las personas a las que más quieren en el mundo?¿No se sentirán mal cuando ven que sí hay niños que pueden ir a mediodía con sus padres, pero que ellos no?
Los niños se quedan a comer porque a los padres les va bien. Igual que los niños van a la guardería por esto mismo.
Si los dos padres están trabajando, se quedan a comer porque no hay nadie que los pueda ir a buscar. Si tienen horario partido porque "no me da tiempo de ir a buscarlo, estar pendiente de que coma, comer yo y llevarlo de nuevo. Además en el cole les enseñan a comer muy bien". Sí, sí, que hay madres que los dejan a comer para que coman bien, porque "en casa no come nada" y tan tranquilas, ale! "yo es que como no sé hacerlo o no entiendo que los niños comen lo que necesitan y no más, pues lo dejo en el cole para que le obliguen". El niño llega luego a casa y por la noche no cena casi nada porque está empachao. "Ves, Jose? Tu hijo en casa no come nada!!! Menos mal que lo dejamos a comer!!"
Súmale a las 8 horas de cole la hora que se tira en casa haciendo deberes, el fútbol, la natación, el conservatorio, el inglés y la profesora de refuerzo... ojo, que no digo que no deba hacer deporte ni estudiar música. Si el niño quiere, adelante, por supuesto! pero se ha de tener en cuenta que los niños tienen a menudo más obligaciones que los adultos, y estas obligaciones suman una cantidad de horas impresionante a lo largo del día. La relación padres-hijos y la comunicación es casi inexistente. Al final del día los niños llegan a casa, y en vez de recibir cariño incondicional, diálogo y comprensión empieza una nueva batalla, sea la cena, sea que no vea la tele, sea lo que sea.
Como diablos vamos a tener hijos que den amor y cariño SI NO LO RECIBEN DE SUS PADRES?!?!?

La frase "Son así porque los padres de ahora les dan todo lo que quieren" es falsa.
Debería ser así: "Son así porque los padres de ahora les dan lo que quieren menos lo que más quieren y necesitan, amor, cariño, diálogo y respeto".
Como los niños no reciben eso transforman esa carencia en otro tipo de necesidades, las materiales. Sea el último juguete que ha salido, sea la play, sea lo que sea. Necesitan de ese objeto material para llenar los vacíos que los padres les dejan.

Leyendo más opiniones en 20minutos.es, me he encontrado con una, escrita por un lector llamado el último romántico, que me ha hecho reflexionar mucho. Habla también de la desatención de los hijos fruto de la entrada al trabajo de la mujer, pero comenta el cómo se originó ese fenómeno de necesidad de igualdad por parte de las mujeres. Os la copio íntegra porque no tiene desperdicio:

"Los hijos y sus madres.

¿Es hoy la mujer occidental más libre que ayer? ¿Se ha igualado realmente al varón, si es que tal cosa es posible? Veamos: Occidente hunde parte de sus raíces, quiérase o no, en el cristianismo, el cual saca a la mujer de la semiesclavitud del Imperio Romano, convirtiéndola así en hija de Dios y por ende, en hermana del varón. Quien realmente ha discriminado a la mujer, y mucho más que el varón, es la Naturaleza, exactamente igual que a las hembras del resto de los mamíferos, y suponiendo, que es mucho suponer, que un reparto de papeles pueda ser considerado como discriminación. El problema de la mujer “moderna” es que el sistema la ha metido en un doble papel: el de mujer y el de hombre, contraviniendo con ello lo dispuesto por la Naturaleza. Y todo lo que sea ir contra la Naturaleza acaba pagándose, sobre todo cuando, pretendiendo ser mujer-hombre, se antepone o se equipara el trabajo remunerado a la maternidad, esa pequeña diferencia, origen de todas las discriminaciones de sexo. Mujeres trabajadoras las ha habido siempre; lo que no había antes era tantas mujeres para las que la maternidad fuese algo secundario o, en el mejor de los casos, equiparable al trabajo remunerado.

La mujer, más pasiva que el hombre por naturaleza, no ha hecho casi nada por esa revolución feminista de hoy. Ha sido el sistema de capitalismo liberal, tan condenado por la Iglesia Católica como el comunismo, el que, utilizando los poderosos medios de comunicación actuales y aprovechando la mayor inseguridad psicológica femenina, poco a poco ha ido metiendo las ideas feministas a la mujer por cuatro motivos, entre muchos que se podrían mencionar:

1º- En la empresa privada, a igualdad de trabajo, la mujer cobra menos que el hombre. Es algo parecido a lo que ocurre con el uso de los inmigrantes para tener mano de obra barata.

2º- Si la mujer trabaja, habrá más gente con poder adquisitivo, es decir, consumidores potenciales, lo que generará una mayor circulación de capitales.

3º- Si en una pareja trabajan el hombre y la mujer, el precio de la vivienda podrá ser mayor.

4º- Las guarderías también hacen su negocio de “aparcamientos de hijos de la mujer-hombre”.

Esto último explica que el capitalismo aceptase en su sistema de producción a alguien como la mujer, atada en buena parte de sus mejores años a la posibilidad de la maternidad.

Esa mujer-hombre, que se ha creído liberada del “yugo” del varón, ahora sí ha caído en una verdadera esclavitud, la del capital, y además, con doble cadena, la de mujer trabajadora y la de mujer objeto. (Nunca como hoy la mujer ha sido tan explotada sexualmente ni tan esclava de su cuerpo; nunca como hoy, por ejemplo, se han visto en la prensa tantos anuncios de sexo de pago o de clínicas de belleza). Dentro del capitalismo, que, encima, es cada vez más salvaje, lógicamente el más débil es el que tiene que sufrir las peores consecuencias. La mujer, más que débil, es frágil, puesto que lleva dentro algo tan precioso como el vaso de la vida, con las consecuencias físicas y psíquicas que ello conlleva. Frente a esa fragilidad, la mujer poseía la fortaleza de su pudor natural, pero el capitalismo ultraliberal se lo ha ido quitando interesadamente, dejándola así doblemente desamparada: ante el varón y ante el capital, o, precisando más, ante el natural impulso sexual del varón y ante la despiadada codicia del capital. El feminismo, pues, ha sido un hábil invento del capital para dominar a la mujer, haciéndola creer que es más libre hoy. El varón, como ser humano que es, podrá ser bueno, malo o regular; podrá ser fiel o no a su pareja; podrá ser más o menos egoísta o podrá ser más o menos cariñoso con su compañera, pero el capital siempre será igual de codicioso, sin importarle el sexo del trabajador.

La mujer-hombre ya está empezando a recibir la factura de la Naturaleza de varias formas, como trastornos psíquicos y físicos, adicción al tabaco (acercándose ya en esto, si no superando, al varón), incomprensión, soledad, abandono etc. (Curiosamente, en las agencias matrimoniales y en los foros de contactos de Internet cada vez se inscriben más mujeres, y ya en mayor número que los hombres). El hombre no quiere ser mujer, pero la mujer quiere ser hombre, o al menos, mujer-hombre, porque el sistema se lo ha metido en la cabeza. Ahora bien, no sólo el varón no ha cambiado: la Naturaleza y el capital tampoco han cambiado ni piensan hacerlo. Si acaso, el capital sólo puede cambiar a peor. He ahí el drama de la mujer actual.

Partiendo de la mencionada desigualdad natural, y entrando en el terreno jurídico, no se puede considerar igual lo que no es igual. Por ejemplo, si son iguales ambos sexos, ¿por qué por sentencia judicial se sigue dando la custodia infantil preferentemente a la madre? ¿No contradice este hecho esa supuesta igualdad de sexos? Más bien parece que hayan querido confundir interesadamente igualdad jurídica con igualdad política, a la vez que hipócritamente se reconoce la desigualdad natural entre los dos sexos. Otra cosa es que para actos jurídicos iguales haya derechos iguales. Por ejemplo, para sacarse un permiso de conducir o para recibir asistencia sanitaria o educativa, obviamente, deberá haber las mismas condiciones para ambos sexos. Dicho esto, ¿por qué, por ejemplo, para ser policía a la mujer le ponen un baremo más fácil en las pruebas físicas? ¿Acaso el ladrón correrá menos si lo persigue una mujer policía? ¿No es eso un caso evidente de cuota política de introducción de mujeres, como se puso de relieve en la conocida película “La teniente O'Neill”? Reconociendo la desigualdad natural entre los sexos, se ha llegado, y no es la primera vez, al absurdo de considerar una discriminación como “positiva”, en una clara muestra del más interesado cinismo del sistema hoy imperante.

Y, finalmente, los hijos han acabado pagando también una factura: la de tener como madre a una mujer-hombre. Y con esos hijos, lógicamente, la sociedad ha terminado por sufrir también las inevitables consecuencias. Hoy ya se ve claramente que sólo el capital se ha beneficiado realmente del feminismo. Es lógico: éste fue un invento de aquél."


Vuelvo a ser yo... me ha hecho reflexionar mucho este escrito...

¿Es un error la búsqueda de igualdad por parte de las mujeres?

Yo creo que no. No en el fondo, aunque quizá sí en la forma. Es decir, merece los mismos salarios y merecen ser tratadas exactamente igual que lo somos los hombres. Por supuesto. Pero en esa búsqueda de igualdad la mujer ha salido del cariño de sus hijos, de la dedicación completa por ellos para igualarse al hombre en busca de un salario equitativo y de una realización personal fuera de la familia.

Si en la sociedad antigua (digamos los años 40) hubiera sido al revés, si el hombre trabajara sin un salario, siendo una obligación social inherente a su género y la mujer en casa, criando a sus hijos, hubiera percibido un salario para alimentar a la familia, hubieran buscado los hombres la igualdad con las mujeres? Yo creo que sí. Demandarían poder realizarse en lo personal, poder estar más con sus hijos y disfrutar de ellos y de paso llevar más dinero a casa.

Entonces, lo que se busca al luchar por la igualdad que es, una necesidad de ampliar conocimientos y de crecer social y laboralmente en un puesto de trabajo o la necesidad de demostrar que "yo también puedo traer dinero a casa"? Quizá sean las dos cosas, no lo sé, pero yo preferiría estar en casa con mi hijo y que me pagaran por ello.

Entonces la igualdad debería haber pasado por aquí, establecer un salario según el número de hijos a las madres: "cariño, me van a subir el sueldo, estoy embarazada!!!" y que de esta manera los niños tuvieran una educación basada en recibir cariño, respeto y amor a todas horas. Personalmente creo que una persona que crece con todo eso no puede ser mala persona.

Myriam, mi mujer, y yo, estamos tan convencidos de esto que ella no trabaja. No fue algo premeditado, pero a medida que Jon fue creciendo vimos que era lo mejor. Que no queríamos privarle de amor y menos del de su madre. Y ella se merece cobrar aún más que yo, seguro.


Cuando Myriam dice: "no, no va a la guardería, es que yo no trabajo" recibe respuestas tipo "qué suerte tienes, todo el día en casa" o comentarios tipo "tú no puedes estar cansada, que no trabajas". El dar una educación maravillosa a tu hijo es "ser una vaga". Es una lástima, pero así es la sociedad, tanto tienes tanto vales.

Yo admiro tremendamente a mi mujer. Desde que Jon nació hace 2 años, ha estado las 24 horas de cada uno de los 365 días de cada uno de los dos años con él. Podemos exceptuar algún momento muy concreto en que yo he ido al parque con él, una cena de Navidad (creo recordar) y alguna cosita más. La admiro porque creo que lo fácil es lo que hago yo y lo que hacen los padres trabajadores. Me voy a trabajar sabiendo que mi niño está bien. Hablo con otras personas, me relaciono y desconecto mentalmente de muchas preocupaciones. Lo que hace Myriam es lo que puede cansar. Estoy seguro de que lo hace con muchísimo gusto, como todas las madres que se quedan con sus hijos. También yo lo haría, me encantaría vivir todas las experiencias posibles con él, pero psicológicamente es más duro que salir a trabajar. Por eso me cabrean esos comentarios y por eso pienso que las madres, en casa, deberían cobrar por hacer de sus hijos unos adultos responsables, cuerdos y con capacidad de amar y dialogar.


27 feb. 2008

El método Pubill (amigo de Estivill)

Aviso: Este mensaje está escrito de manera irónica. El contenido es inventado. Para que el lector se pueda formar una idea real debe leer el post completo.

Mi nombre es Jordi Pubill, soy experto en Enfermedades Digestivas y he ideado un método para evitar uno de los grandes trastornos de nuestros tiempos. El estreñimiento infantil. Para ello he escrito un libro que pronto saldrá a la venta: Estreñimiento infantil: Por fin, la Solución.

La clínica Dexeus y en concreto el Dr. Estivill, con su unidad del sueño llevan años buscando nuevos retos y estudiando nuevos métodos con los que conseguir que los niños lleven unos hábitos saludables. Al conocer la noticia de esta búsqueda de expansión empecé a estudiar la posibilidad de crear un método que paliara este gran problema que atañe a gran cantidad de niños y al que pocas personas pone remedio.

Los niños, sobretodo los recién nacidos, no tienen asumidos todavía unos hábitos alimenticios, por lo que su sistema digestivo hace lo que puede para solucionar esta falta de horarios mediante unas digestiones a menudo incorrectas. Es habitual ver a los niños que sólo toman pecho haciendo muchas deposiciones a lo largo del día. Esto se asocia a la lactancia a demanda que es lo que se recomienda ahora. El niño pide a todas horas, sin seguir un horario y sin dejar, muchas veces, que su sistema digestivo haga una digestión adecuada antes de volver a introducir alimento de nuevo.


Esto hace que su sistema digestivo trabaje al 200% para acelerar todo el proceso. Por eso las heces salen líquidas y tan a menudo. No ha habido tiempo de solidificar, por poco que sea, esas heces. De hecho este exceso de trabajo digestivo se acaba acusando y hacia los 2-3 meses se produce un estreñimiento severo del niño lactante. El bebé puede estar hasta dos semanas sin realizar deposiciones, con el peligro consabido de mantener esas heces producidas en el intestino. Muchas madres explican que su hijo estuvo 12, 16 o incluso más días sin realizar deposición alguna y claro, el día que la hizo se llenó hasta la bandera. No quiero imaginar lo mal que lo pasó ese niño tantos días sin poder evacuar esas molestas heces.

Si comparamos este tipo de alimentación sin horarios con una alimentación con Lactancia Artificial, cuyas madres están más concienciadas de la necesidad de enseñar unos hábitos e introducir unos horarios que ayudarán a la autonomía de su hijo para el resto de su vida, podemos ver que el sistema digestivo madura antes, puesto que las heces son más sólidas al tener más tiempo para hacer la digestión de manera correcta. Vemos también que el número de deposiciones es bastante menor que en los niños lactantes a demanda, acercándose al número de deposiciones del adulto, lo cual nos evita gran cantidad de cambios de pañal a deshoras y sin necesidad.

No quiero insistir más en los horarios, ya que para eso pueden dirigirse al fantástico libro del Dr. Estivill, ¡A Comer! pero sí he querido reflejar cómo unos hábitos correctos en forma de horarios ayudan incluso a los más pequeños a regular sus deposiciones.

El método que les quiero presentar es simple. Se ha usado toda la vida y poco a poco se ha ido quedando como método de rescate (cosa que no entiendo pues funciona).
El método no es otro que la estimulación anal. Se trata de realizar movimientos circulares alrededor del ano. Esta estimulación hace que se despierte el reflejo de evacuación y relaja el esfínter anal ayudando a realizar esa evacuación que tanto cuesta.
Hasta el momento se ha realizado de muchas maneras:
  • Con el dedo. No se aconseja puesto que incluso el dedo meñique adulto tiene un calibre mayor del necesario y podría dañar el ano. Además por más higiene que hayamos tenido con nuestras manos siempre hay microorganismos que pueden afectar al niño y producirle infecciones. La uña además podría provocar heridas.

  • Con el termómetro. Se desaconseja igualmente puesto que los termómetros tienen mercurio en su interior y son de cristal. Si en algún movimiento del bebé el termómetro se rompe ese mercurio puede pasar al interior del recto. El cristal roto puede dañar la mucosa.

  • Palitos mojados con aceite de oliva. La falta de higiene de este método es también evidente. No se aconseja.

Material adecuado

Tras varios meses de estudio llegué a la conclusión que no había ningún material adecuado para la estimulación. Es por eso que ideé un fino instrumento con la punta roma ligeramente lubricada con el que se han obtenido los mejores resultados. Las farmacias lo empezarán a vender a partir del 2 de Abril del 2008, fecha en la que se lanzará el libro a la venta. El instrumento es desechable, de usar y tirar, viene en sobres individualizados ya que han sido sometidos a un riguroso proceso de esterilización para evitar posibles infecciones derivadas de una mala praxis. Se comercializará en cajas de 10, 25 y 50. Su nombre comercial es Estimulher©.



Como véis presenta dos puntas romas (superior e inferior) con diferente grosor, según la edad del niño. Ambas puntas presentan los marcadores (el tope) y están lubricadas. La parte central del instrumento es la de agarre por parte de la persona que realiza la estimulación.

Como realizar el método

El método debe realizarse cuando sea necesario. Deben haber pasado al menos 36 horas sin haber defecado para considerar que el niño necesita evacuar. Pensad sino en los adultos. Más de un día sin ir al WC es molesto, no es habitual y produce a menudo inapetencia. Los adultos tenemos un intestino más grande en el que “almacenar” las heces, por lo que podemos esperar aún si es preciso para realizar cualquier tipo de medida que ayude a la evacuación.
Los niños en cambio tienen un sistema digestivo más pequeño, más inmaduro y no está preparado para guardar esas heces durante tanto tiempo. Es por eso que cuando llevan 1-2 días sin evacuar empiezan a estar irritables, se quejan, lloran incluso. Es un momento molesto para ellos, por eso hay que intentar no llegar a él y no dejar pasar más de 36 horas desde la última vez que el niño hizo sus deposiciones.

En el momento de realizar la estimulación pondremos al bebé en decúbito supino (boca-arriba) y levantaremos las piernas (como si le fuéramos a cambiar el pañal). A menudo, si el bebé es un poco grande o para evitar problemas mayores, puede ser conveniente la ayuda de una segunda persona que sujete las piernas del bebé para evitar además movimientos bruscos.
Se introduce el Estimulher© por la zona de la punta, que está prevista para ello, pues tiene el grosor ideal y está lubricada para evitar dolores innecesarios.

La punta tiene un color diferenciado y dos rayas, que llamamos marcadores, que indican el tope de introducción, es decir, al introducir el Estimulher© debemos ver fuera el segundo marcador y quedar dentro el primero. Procederemos entonces a realizar una estimulación suave en forma circular.
Este es el momento en que el sistema digestivo del bebé se acciona y el momento en que sus esfínteres se relajan.
Las heces guardadas que saturan su intestino empiezan a moverse, y esto, para un sistema digestivo inmaduro y de ese tamaño es molesto e incluso doloroso. El bebé empieza a quejarse por este motivo, nota como se abren sus esfínteres y nota como esas heces que le molestaban e irritaban empiezan a moverse por sus intestinos en dirección al recto. Esto hace que el bebé llore y se queje cada vez más a medida que las heces se aproximan al recto, que es más sensible. Es un momento delicado pues el bebé, llora, grita e incluso se arquea de dolor ante la necesidad imperante de evacuar.
Es molesto y sufrimos por él, pero es necesario. Es importante en estos momentos hablarle para tranquilizarle, decirle frases cariñosas que le puedan calmar. Si estamos siendo ayudados por otro adulto, puede ser éste el que le calme con estas palabras de cariño: “Tranquilo cielo, ya sé que lo pasas mal, ya casi acabamos, lo hacemos porque te queremos mucho y nos preocupamos por ti”.
Es un proceso duro, por lo que es recomendable hacerlo en un entorno tranquilo, incluso con música suave. Se le puede dar al bebé o niño un peluche en ese momento para que se sienta más acompañado. Podemos guardar un peluche especialmente para este momento para que al estar con él el niño vaya asociando su compañía con el alivio que acaba produciéndole la evacuación de las heces.
A pesar de los llantos, de los movimientos (es su manera de decirnos lo mal que lo está pasando por no poder defecar) no debemos detener la maniobra, pues sólo lograríamos perder la posición del Estimulher© y tener que volver a empezar de nuevo, produciéndole nuevos dolores. En resumen, cuanto menos se tarde, mejor, pues menos tiempo permanecerán las heces en su interior y antes estará el niño tranquilo y contento.
Nos detendremos cuando observemos que ya han salido las heces (importante poner empapadores o un pañal abierto), pues sería imperdonable dejar heces en su interior que podrían provocar un acúmulo mayor en horas posteriores y por tanto tener que estimular de nuevo antes de las 36 horas recomendadas, rompiendo así los horarios establecidos.

Volviendo al tema de las 36 horas, sería recomendable realizar la maniobra en un horario fijo. Por ejemplo a las 20 horas, esto hace que pasadas 36 horas, si el niño precisa la maniobra pueda hacerse a las 8 de la mañana, cuando su padre o madre aún están con ellos (y si no es así, adelantar esta hora, por ejemplo a las 7 AM-19 AM). De esta manera el horario se establece en 8 AM-20 PM.

¿Tendrá que ser siempre así?

Por supuesto que no. El hecho de tener regularidad y constancia en este método hace que con el tiempo el niño vaya regulando sus horarios e incluso su sistema digestivo se acostumbre a que como máximo, cada 36 horas habrá una evacuación. Esto es de gran ayuda para la etapa adulta del niño, ya que al acostumbrarse a estos horarios, cuando el niño crezca y pueda poco a poco ir retirando esta estimulación tendrá un sistema digestivo maduro y preparado para defecar antes de las 36 horas. Es decir, será un sistema digestivo autorregulado, capaz de evacuar si en 36 horas no lo ha hecho antes.
Esto es una solución a uno de los mayores problemas que afecta a nuestra sociedad actual, que no es otro que el citado estreñimiento.

Y ahora en serio

El lavado de cerebro social que ha llevado a cabo el señor Estivill y todos los profesionales que le han apoyado, porque su método funciona (¿el fin justifica los medios?) me hace pensar que este método que me acabo de inventar (bueno, no me lo he inventado realmente, la estimulación anal funciona) puede ser “la salvación” de muchas madres y estoy convencidísimo de que muchas madres se tirarían a la farmacia y a las librerías a comprar el libro y el Estimulher©. Está claro que todo lo que hoy en día tenga un nombre y cueste dinero es mejor que dar amor y cariño. La pena es que soy tan gilipollas que voy y digo que no me llamo Dr. Pubill y que este método, a pesar de que funciona, es una farsa.

¿Y si no lo dijera?

Si no lo dijera estaríamos ante un nuevo caso de un “supuesto” experto que casi se inventa una enfermedad (el estreñimiento existe, y está definido como heces duras, da igual si las haces cada 9 días o cada 3 horas, si las heces son duras tienes estreñimiento. Sin embargo si defecas cada varios días, pero cuando lo haces las heces son blandas, esto NO es estreñimiento) asociando cualquier aumento del tiempo de espera en defecar con una posible alteración. Y digo nuevo caso porque el insomnio infantil es uno de los más grandes bulos de nuestro tiempo. Los niños no tienen insomnio. Los niños duermen. Lo que pasa es que duermen cuando a los padres no les va bien. Por lo tanto el Método Estivill es un método para los padres, no para los hijos.

Siguiendo con el tema. Si no lo dijera vendería libros, un montón. Miles de madres me darían las gracias por conseguir que sus hijos cagaran con un horario marcado, no como antes, en plena noche, ahí, cuando estamos dormidos… o tras pasar horas de llantos por no poder hacerlo (a mi no me molesta no cagar, a veces estoy varios días y si noto algo es añoranza, pero no dolor, así que dudo que los niños lloren por no cagar) algunas me lo agradecerían con razón, por tener su hijo un verdadero estreñimiento (hay otras soluciones previas a la estimulación, que es el último recurso) y muchísimas más sin ella.
Aparecerían foros contra mi, madres diciendo que es una barbaridad, profesionales criticándome…pero podría estar tranquilo por hacer dinero fácil a costa del dolor de los niños (que no lloran por el paso de las heces por el intestino, sino porque les estamos metiendo un palo por el culo y encima lo estamos moviendo), porque total, el Doctor Pubill, como el amigo Estivill, no tienen escrúpulos. Además tendría una legión de madres y padres contentos que me defenderían por todas partes, pues mi método FUNCIONA. Estos apoyos acabarían convenciendo a los profesionales de la salud de lo beneficioso del método y estos profesionales convencerían a miles de madres inexpertas de que “o le haces el método o tu hijo no cagará”.

Con el tiempo los niños no cagarían a no ser que se les estimulase, ya que el cuerpo se acostumbra a recibir ese estímulo y luego lo acaba necesitando, pero esto, que yo veo como un problemón, no cagar si no te estimulan, las madres lo verían normal “¿ves? Si no se le hago el método Pubill no caga, y así podría estar días y días, pobrecito! Menos mal que compramos el libro del Dr. Pubill”
Yo seguiría haciendo dinero hasta crear la Unidad Digestiva de algún Hospital. Haría entrevistas en la tele, en la radio…vamos, que me haría de Oro. Y todo ello con un método sin ninguna evidencia científica (como el método Estivill) pero que funciona (como el método Estivill). Esa es la gracia, ¿para que sirven los estudios científicos? Pues deben servir para poco si a la gente le da igual lo que digan.

Esta es la diferencia, Estivill no tiene conciencia y a mi de pequeño mi padre me enseñó que en la vida hay que ser buenas personas (y esto incluye no estafar). Así que mi hipoteca, que podría pagar en unos meses, tendrá que esperar 30 años más.

¿Pero qué hay de malo en el método Estivill?

Pues lo que ya he comentado. Que el fin nunca justifica los medios. El método Estivill se basa en un método de desatención. Los niños, para dormir, para jugar, para comer, para vivir, necesitan a alguien a su lado que les transmita seguridad. Seguridad de que en eso que van a hacer, si algo va mal, su madre (o su padre, o la persona que le da esa seguridad) va a estar ahí si le necesita. Los adultos que menos riesgos corren, los menos atrevidos y menos innovadores son los adultos inseguros, imaginad la importancia de la seguridad a la hora de emprender nuevas acciones.
Dormir supone unas horas de letargo en el que el cuerpo deja de responder a gran cantidad de estímulos, porque el cerebro y el cuerpo necesitan descansar (pese a que el cerebro sigue activo). Es un momento de máximo peligro porque NO estás alerta.
Las personas adultas necesitamos seguridad para dormir, por eso cerramos con llave nuestro piso antes de ir a la cama, para que no nos entren a robar mientras dormimos. Este es nuestro miedo, que no entre nadie en casa. ¿Quien va a entrar? Pues supongo que nadie, pero todos hemos oído la historia de aquél al que le robaron mientras dormía y ni se enteró. Por eso cuando te acuestas piensas: ¿He cerrado con llave la puerta? Y hasta que no lo miras para cerciorarte no te quedas tranquil@.

¿A que tienen miedo los niños?

Pues no lo sé porque hasta que no hablan no te lo explican. Quizá al hombre del saco, al monstruo del armario, a la oscuridad, a la soledad...a que su madre no le entienda o no le haga caso. O a todo a la vez. Sea a lo que sea la solución es simple. Estar con él y darle brazos, cariño y por tanto seguridad de nuevo.

Por eso me cuesta tanto entender que los padres no hagan caso de los niños. Los padres pueden tener miedo a que venga alguien ajeno pero los niños no pueden tenerlo.

¡Pero el método funciona!

Sí y no. El método Estivill no enseña a los niños a dormir, les enseña a no quejarse. Como ya he dicho antes los niños ya saben dormir, sólo que duermen en un horario que a los padres no les va bien. Además se despiertan varias veces por la noche, y eso parece que es algo malo, porque fastidia el sueño de los padres. No es que sea bueno o malo, es que es normal.
El sueño de los niños es un proceso evolutivo, de dormir 15-20 horas al nacer en períodos cortos tienen que evolucionar a dormir unas 8 horas del tirón como hacemos los adultos. El problema del método Estivill es que es un acelerador de ese proceso. Es hacer que un niño haga algo para lo que no está preparado. Es pedirle a un niño de 6 meses que duerma como uno de 6 años. Es saltarse todos los pasos del sueño de golpe, y lo que es peor, es hacerlo de una manera en que el niño lo pasa mal, porque mira, si aún fuera divertido...pero no lo es.
Es como pegar con Loctite una dentadura completa a un niño de 6 meses porque en mi casa comemos cosas sólidas, nada de papillitas, cosas blanditas o chorradas así. Pues como en mi casa la gente duerme 8 horas seguidas, tú también, cueste lo que cueste.
El método funciona, da resultados. Pero el niño no aprende a dormir. Lo que aprende es que hay una desatención por parte de sus padres. Lo que aprende es que aunque se queje, no van a venir, y aunque vengan, no me van a dar lo que realmente les pido. Seguridad. El hecho de que tras 3 minutos de llorar mamá aparezca por la puerta y le diga: “tranquilo cariño, duérmete, mamá te quiere” con entonación amorosa, es lo mismo que decir “duérmete pequeño cabroncete, que mamá y papá también tienen sueño” con la misma entonación, porque el niño NO ENTIENDE lo que le estás diciendo hasta que tiene ya una edad, pero el método se aplica con niños de meses, que de verdad no entienden.
Muchas madres dicen, “no, si yo voy y le hablo cariñosamente, no está desatendido” pues algo falla, porque el niño sigue llorando a pesar de que has ido, será que no quiere que vayas, sino que lo cojas y le des tu amor y seguridad.
Al final, cuando pasan 2-3 días en que el niño no es atendido, y gracias a la inteligencia que tienen, se dan cuenta de que por más que llore y pida ese consuelo no lo va a recibir. Así que para qué pedir. Muchos niños “estivillizados” se siguen despertando por la noche, sólo que no lloran, no se quejan, y pasado un rato se vuelven a dormir. No han aprendido a dormir toda la noche, han aprendido que por la noche no le van a hacer caso. Triste, pero cierto.

Aclaraciones

Con respecto al texto del Dr. Pubill, los lactantes de pecho sí deben mamar a demanda, pues son ellos los que deciden cuando y cuanto deben mamar. Así se aseguran el alimento. Maman (y cagan) a menudo porque la leche materna se digiere en 20-30 minutos y su estómago se vacía en 1 hora y media. Es maravillosamente digerible. La leche artificial en cambio es más difícil de digerir, tranquilamente 2-3 horas y el estómago no queda vacío hasta las 4 horas. Esto sí afecta a las digestiones que son más pesadas, los niños están más inquietos y muchos sí sufren de estreñimiento, lo que hace que haya que ir probando leches hasta dar con la que no estriñe.
Sí hay muchos niños lactantes que están muchos días sin cagar. Esto es normal y como he explicado acaban haciendo cacas líquidas o grumosas, por lo tanto no es estreñimiento.
Las heces en el intestino no molestan (a menos que sean duras), así que ese énfasis que he hecho en la molestia de tener la caca dentro como si fuera material radioactivo es totalmente infundada, además es una tontería decir (como he dicho) que como su sistema digestivo es más pequeño, pueden retener menos heces, ni que produjeran la misma cantidad de heces que los adultos.
En el momento de estimular es normal que el niño llore, como he dicho, no por el movimiento de las heces sino por que le estás metiendo un palo en el culo.
Tampoco tiene sentido vender un material esterilizado para meterlo por el ano. No sé qué cantidad de bacterias y microorganismos hay en el recto, pero debe ser brutal. No tiene por eso sentido desechar métodos por no ser asépticos (aunque cuanto más limpio mejor, claro, pero no hasta el punto de tener que ser estéril).
Lo comentado sobre los termómetros, eso sí es verdad. No se aconsejan ni para eso, ni para casa por lo mismo, son de cristal y tienen mercurio.
Lo de las frases cariñosas mientras le molestas con el palito es como lo comentado arriba referente al método Estivill, la comunicación verbal y la no verbal transmitida no tiene sentido. Te hago daño, te lo hago pasar mal, pero es porque te quiero (y lo peor...lo hago, pero podría evitarlo).
En lo referente a que si se realiza esta estimulación, una vez eres adulto, cagarás sí o sí cuando pase un máximo de 36 horas, es mentira (o eso creo), pero qué más da. Estivill se ha inventado un libro sin base científica que lo avale, es más con el tiempo muchos niños se vuelven a despertar porque el sueño es evolutivo y va cambiando, los niños se “desprograman”, porque no me iba yo a inventar esto?

En resumen, cada uno que haga lo que crea mejor para sus hijos (eh! he dicho para sus hijos, no para ellos!!)

Pero el Estimulher© ¿existe o no?

Que nooooo, que es un palito chino que he encontrado en el google... de todas maneras, si hay muchas madres interesadas, que me lo digan, que lo patento y lo vendo. Otra cosa inútil a añadir a la canastilla del recién nacido y otra persona (yo) que se lucra de la ignorancia de la población.

26 feb. 2008

En un juicio...



Pregunta el Fiscal:

- ¿Es cierto que Ud. el día de los hechos se cagó en los muertos del denunciante, en toda su puta familia, en la perra de su madre y en el hijo de puta de su padre, al igual que en toda la corte celestial?

Respuesta del acusado:

- No, es falso... Yo estaba tranquilamente trabajando en la fundición y entonces le dije: "Antonio, por Dios, ¿no te das cuenta de que me has echado todo el acero fundido por la espalda y que es una sensación muy desagradable?"


Fuente: Las Cosas de Cristina

25 feb. 2008

Los niños hacen lo que ven



Una madre llevó a su hijo ante Mahatma Gandhi e imploró:“Por favor Mahatma, inste a mi hijo a no comer azúcar”.

Gandhi, después de una pausa contestó: “Tráigame a su hijo de aquí a dos semanas”.

Dos semanas después, ella volvió con el hijo. Gandhi miró bien profundo en los ojos del muchacho y le dijo:“No comas azúcar”.

Agradecida pero perpleja, la mujer preguntó:“¿Por qué me pidió dos semanas? ¡podría haber dicho lo mismo antes!”

Y Gandhi le contestó:“Hace dos semanas, yo también estaba comiendo azúcar. “


Mi primer trabajo remunerado fue en el Casal d'Estiu de Creu Roja (Casal de Verano de Cruz Roja) hará como unos 10 años. Mi experiencia como monitor de niñ@s se limitaba a mi sentido común y a haber tenido dos hermanos menores pero... pasé la selección. Aprendí muchas cosas muy bonitas de la vida, o más que las aprendí las recordé.

Una frase se me quedó grabada y fue la que utilizó la Directora del Casal al decirnos: lo que expliquéis os lo tenéis que creer. Que viene a ser algo así como predica con el ejemplo.

Como véis en el video, y tal y como explica el relato de Gandhi, para poder explicar algo, para poder aportar un conocimiento es necesario que el que da el consejo se aplique el cuento y se crea sus palabras. Ya que si no es así, y nuestro interlocutor se da cuenta, el consejo, por bueno que sea, carece de fundamento.

- No puedes decirle a tu hijo que tiene que leer cuentos y ver menos la tele si luego te pasas la tarde sentado delante de ella y tu afición por la lectura se puede resumir en leer las facturas del banco.

- No puedes decirle a tu hijo que no pegue a los niños en el parque o que no te pegue cuando se enfade si le haces entrar tus ideas con "calzador" y esto es pegándoles (ni que sea flojo o en el pañal, es pegar igual).

- No puedes decirle a tu hijo que no diga palabrotas si cuando ves un partido te cagas en la madre del árbitro y en la de los contrarios.

- No puedes decirle a tu hijo que se coma todo el plato cuando tú no lo haces, o que coma más fruta y verdura si tú tampoco la pruebas.

- No puedes prohibir a tu hijo que fume si tú lo haces.

- No puedes...


Todo esto me lleva a recordar a una persona a la que no soporto por no tener en cuenta esto que comento. El Dr. Estivill. Pero de él escribiré en otro momento, que se merece un post para él solito.

Sólo para resumir: el Dr. Estivill escribió un libro sobre la alimentación que deberían hacer los niños y cómo hacer que coman "lo que se tienen que comer", disfrazándolo de buenos hábitos alimenticios. Bien, el Dr. Estivill está operado de una reducción de estómago. A esto me refiero. ¿Cómo voy a hacer caso y creer en los consejos de hábitos alimenticios para mi hijo a una persona que no ha sabido en su vida tener unos hábitos dietéticos correctos y después no ha sabido arreglar su obesidad con esos teóricos hábitos de los que habla?

Resumiendo: Debemos mirarnos todos al ombligo y revisar las normas y costumbres en nuestra casa antes de recriminar nada a nuestros hijos o bien de asombrarnos por su conducta y soltar un "¿de donde lo habrá aprendido?"

No puede ser que una madre, en su desesperación explique: "se enfadó tanto que me pegó, y eso a la mamá no se le hace, así que le tuve que pegar". No entiendo, a la mamá no se le hace, ¿pero a la nena si?

Los niños no nacen aprendidos, los niños no nacen manipuladores. Lo que hacen lo aprenden de las personas con las que más tiempo pasan.

Predica con el ejemplo.


Fuente: Bebés y más

22 feb. 2008

Selekzion Natural


Aquí os presento a Selekzion Natural, grupo musical al que pertenecí desde el día en que se fundó hasta el día que se disolvió... vamos, que en 1998 mi hermano Karlitos, Robe, Yordi y yo fundamos este grupo de hard-rock (o algo así) con el que hicimos algo más de 50 conciertos (que no son muchos teniendo en cuenta que tocamos durante 5 años), pero en los que disfrutamos como unos enanos de nuestra gran pasión, la música.
Nuestras influencias (esto siempre se explica para que la gente se haga una idea de qué leches tocas) eran Extremoduro, Platero y Tú, Boikot, Koma, Marea,etc. Es decir, grupos de rock españoles a los que admirábamos (y sigo admirando y escuchando en el coche).
La temática de las canciones era más bien de corte reivindicativo, como escribimos en el libreto de la segunda maqueta "intentamos tratar los temas de una manera crítica, mostrando una pequeña aguja en este gran pajar que nos rodea."

Durante esos cinco años grabamos dos maquetas. La primera bastante absurda (en el momento de grabarla nos parecía el mejor disco de la historia) pues al grabarla teníamos 16, 16, 17 y 19 años yo. Con estas edades no podían ser canciones demasiado profundas, además selekzion natural significaba vestir sin seguir normas ni dictaduras consumistas y ponernos lo primero que pilláramos del armario. Ya podéis imaginar de qué guisa salíamos al escenario (yo llegué a tocar con unos pantalones de mi abuelo y una camiseta de tirantes de un pijama horroroso que tenía... y recuerdo a mi hermano con una bandera atada al cuello y pantalones cortos.

Con el paso del tiempo las canciones fueron pasando del humor a ese tinte más crítico que os he comentado, por lo que nuestra apariencia fue cambiando para vestir más "normal". Así la segunda maqueta (la portada es la imagen del post) fue mucho más madura y contó con algunos de los temas más representativos del grupo hasta el año 2002. En el 2003 compusimos varias canciones más que seguramente quedarán en el olvido (nuestro) pues no quedaron registradas más que en un concierto grabado con videocámara que no se escucha demasiado bien.

Hicimos una web bastante chula (Yordi la hizo), pero no queda nada de ella, pues al desaparecer el grupo no tenía mucho sentido seguir con ella.

¿Porque nos separamos?

Pues por las razones típicas... los ensayos se convierten en rutina y casi en obligación, ya no disfrutas igual, no encuentras tiempo para componer y por tanto las canciones se van repitiendo una y otra vez, el grupo pasa a ser algo secundario y cada vez tienes más gastos. No teníamos nadie que moviera al grupo buscando conciertos por lo que los ingresos eran ínfimos comparados con los gastos que comportaba el material.

¿Que queda del grupo?

Pues un muy buen recuerdo, grandes momentos firmando autógrafos a las niñas después de los conciertos... si, ya sé que no os lo podéis creer, imaginad a cuatro chavales de menos de 20 años firmando autógrafos detrás de las vallas a unas cuantas chicas que no conocíamos. Quedan grandes momentos yendo a ensayar en autobús con todos los bártulos cada sábado, los locales en los que estuvimos, el concierto en el que nos invitaron a cenar antes de tocar y con la bebidilla subimos un pelín pasaos al escenario (repito, sólo un pelín) por lo que los acordes no siempre entraron, aquel otro concierto en el que teníamos media horar para tocar y tras el primer tema nos dicen "os queda menos de 20 minutos" y en vez de quitar 2 o 3 canciones tocamos todas las preparadas a velocidad de órdago. La gente flipó, parecíamos un grupo hardcore, jajajaja.

Quedan camisetas que nos hicimos y quedan las dos maquetas. La segunda la subió Karlitos a myspace hace unos meses, así que si queréis escucharlas podéis hacerlo en www.myspace.com/selekzionnatural. Podéis descargarla también en MP3, por si os gusta...

Selekzion Natural éramos:

Yordi: Batería.


Robe: Guitarra.


Karlitos: Bajo y voz.


Armando: Guitarra y voz.


Os dejo dos canciones que subí en su momento a YouTube. Pertenecen a uno de los últimos conciertos que hicimos y que pasé a DVD para tenerlo "forever".

Selekzión Natural - Envidia



Selekzión Natural - Tras la Barra (versión de Platero y Tú)



Iré haciendo posts con las letras de las canciones. Así podréis analizarlas, si no tenéis nada mejor que hacer, pues aunque son de hace tiempo me tiraba unos buenos ratos papel y boli en mano dándole vueltas a las rimas y encajando letra y música.

¿Que se hace primero, la letra o la música?

Esto no viene a cuento con el post, pero me ha venido a la cabeza ahora mismo y me ha parecido interesante introducirlo...
Mucha gente me lo preguntaba y es una pregunta que he oído hacer a cantantes que componen. Yo compuse la mayor parte de las canciones del grupo así que creo que puedo responder a la pregunta... es tan simple como un depende. Depende del autor, cada uno tiene sus costumbres.
Sé que Mikel Erentxun componía la música de las canciones, las grababa y todo, con todos los instrumentos, y luego se devanaba los sesos para meter las letras.
Yo personalmente hice de todo. Compuse canciones en las que cogía la guitarra y hacía varias melodías o directamente la canción y luego hacía la letra y compuse canciones en las que lo primero era escribir la letra y luego componer una música para ella. Bajo mi punto de vista, hacer antes la letra le da más calidad al tema, pues la primera y única preocupación es escribir, sin tener que intentar "colar" las frases dentro de una música.
Luego, evidentemente las canciones van cambiando, ya que una vez está hecha y se presenta al grupo todos los componentes aportan ideas y la canción se mejora en equipo.

Enlace: Myspace de Selekzión Natural

19 feb. 2008

Mi encuesta de educación vial

Hace unos días puse esta encuesta en el blog:

Vas en el coche y el semáforo se pone ámbar.
a) Aceleras, entre que los otros semáforos se ponen verde y los coches arrancan me da tiempo.
b) Me paro, el color ámbar indica que debo aminorar pues se va a poner en rojo.

El resultado, no muy fiable por la cantidad de participantes en la encuesta, fue de 4 votos para la opción a y 8 votos para la opción b.

Yo voté la a (espero que la poli no venga a casa a multarme...) porque cuando voy solo en el coche, que es la mayoría de las veces, voy siempre con el tiempo justo. Mira que me levanto temprano, pues es igual, aunque un día diga "me levantaré cinco minutos antes", saldré a la misma hora de casa y llegaré siempre justito al trabajo.

Eso sí, cuando voy con el resto de familia, que no solemos ir con prisa a ningún sitio (a no ser que hayamos quedado, entonces siempre iremos con el tiempo justo...) respeto el disco ámbar como el que más ;P.

La encuesta es muy chorra, ya lo sé, pero me da pie a comentar cosas de educación vial, y sobretodo una señalización que siempre da la razón al que piensa en ella, seas peatón o conductor. El paso de cebra.



Cuando voy en coche suelo parar en los pasos de cebra en los que hay personas para pasar. Así me lo enseñaron en la autoescuela, pero claro, para eso tienes que ver al peatón... si no lo ves o si vas un poco rápido y no te da tiempo, difícil parar.

Pues bien, en mi ciudad hay una calle de doble sentido un poco larga en la que los peatones se tiran literalmente a la carretera. Pero literalmente, no los ves venir. De repente aparecen ahi en medio dos tios, o una mujer con el carrito del coche, o una abuela con el carro de la compra, unos niños... claro, tú que lo sabes ya vas a una velocidad prudencial, pero es igual, en más de una ocasión te toca frenar cuando no lo esperas, momento en el que te viene a la cabeza eso de: J*der, ya sé que tienes preferencia, pero al menos echa un ojo para ver si viene alguien!

Este situación se revierte cuando soy yo el peatón. Tengo "clichaos" dos o tres pasos de cebra en los que no para ni Dios. Casualidades de la vida hay que cruzar uno de ellos para ir al centro desde mi casa, y siempre que salimos a dar un paseillo vamos al centro. O pasas por él, o das una vuelta que pa qué. Pues cuando me convierto en peatón soy el primero que salto al paso de cebra y digo: J*der, que tengo preferencia, podríais mirar un poco si hay alguien para pasar!!


En resumen, que estés desde donde estés, en un paso de cebra siempre tienes cómo quejarte. No quiere decir que siempre tengas la razón, pero razón para quejarte sí.


(siento lo chorra que es este post y el tiempo que te he hecho perder leyéndolo...pero había que comentar la encuesta, no?)

La cuina en bolquers

Que en castellano es La cocina en pañales. Myriam, mi preciosa mujer, ha hecho este blog en el que irá escribiendo las recetas que va utilizando para hacer pasteles y comiditas ricas. Además comentará cositas interesantes sobre la crianza de los niños, su alimentación, etc.
Es una gran apasionada de la cocina (no tenéis más que verlo en el blog) y una apasionada de nuestro niño, Jon, como también lo soy yo. Esta pasión por nuestro niño es lo que nos hace a ambos preocuparnos a diario por su bienestar y por su educación. Por ello hemos leido libros al respecto, tenemos algunos por leer en casa, algunos por comprar y por ello navegamos por internet buscando y ofreciendo información al respecto...pal que la quiera.

Un ejemplo de lo que podéis ver en su blog: Palmeritas saladas (Ummm, estaban muy buenas, ya os lo digo yo...)



Aquí os pongo de nuevo el enlace del blog: La cuina en bolquers. Y, cómo no, lo añado al nuevo apartado de enlaces de interés en el blog.

17 feb. 2008

Un mal sueño



Estoy dormida, no, estoy inconsciente. Sí, parece que estoy inconsciente y estoy despertando. Ay, no sé cómo explicarlo, es como si estuviera inconsciente, con los ojos cerrados, pero sin embargo estoy de pie. No tiene mucho sentido. Intento adivinar donde estoy, no puedo abrir los ojos, todavía no. No sé donde estoy, pienso en qué hice ayer y recuerdo que desperté con el sonido del despertador. Juan se levantó para ir a trabajar. Le besé y se marchó. Me acerqué a ver a Ivette, mi niña. Dormía en el moisés. Qué felices somos desde que nació, hace 3 semanas. Recuerdo que la observaba dormir, respirar. Hizo una mueca y apretó un poco los párpados. ¿Qué sueñas mi niña? – pensé. Recuerdo que por un momento pensé que sería bonito poder entrar en su mente, conocer sus pensamientos, ver la vida a través de sus ojos, sentir sus sensaciones y así conocer cómo funciona su pequeño cuerpecito y ver qué pasa por su pequeña cabecita. Sería tan bueno poder recordar esa época de nuestra infancia. Recuerdo que el día de ayer pasó sin más, sin ser diferente en absoluto de otros días. Incluso recuerdo el momento antes de acostarme, con Ivette mamando de mi pecho, recibiendo mis caricias, susurrándole una canción al oído. Es tan precioso verte dormir, amor mío. Se durmió, y muy despacito la dejé en el moisés. Salí de la habitación, recogimos la cocina Juan y yo, comentamos algunos planes para el fin de semana, nada definitivo, y nos fuimos a la cama. Miré de nuevo a Ivette desde la cama, la oía respirar y me tranquilizaba. Buenas noches vida mía. Buenas noches Juan.

Nada me ayuda a esclarecer mi situación. Empiezo a abrir los ojos. Aaarrgghhhh! Me duelen, demasiada luz...penetra en mis ojos, en mi mente, todo es blanco resplandeciente, como si viviera en el sol, pero sin calor, más bien todo lo contrario, siento frío, es como una luz helada, imposible ver nada. Poco a poco baja la intensidad, levanto mis manos y las giro para observarlas. Sigue habiendo mucha luz, pero distingo las formas de mis manos. Muy borroso, lo veo todo borroso. Me toco. Llevo una ropa liviana, quizá sea el camisón. Pero está húmedo, como si hubiera llovido hace poco. Miro al suelo y al frente, veo personas, veo figuras que caminan. Debo estar en medio de la calle. ¿En camisón? Que vergüenza...

Me siento pesada, como clavada al suelo, como drogada. Drogada pero con dolor, me duele todo el cuerpo, todas las articulaciones, la cabeza, como si acabara de recibir una paliza.

Las figuras indescriptibles empiezan a ser más visibles para mi. Ya no me deslumbro al mirar las cosas, me miro de nuevo. Sí, llevo un camisón, como...como de hospital. ¿Acaso me he escapado de un hospital? Ay dios mío, pero qué mal lo estoy pasando...intento caminar, descalza, doy un traspié. Mis piernas no responden como yo quisiera. Izquierda, derecha, izquierda...tengo que pensarlo antes de hacerlo, veo como mi pierna ejecuta la acción torpemente, luego la otra. Estoy andando. Debo dar muy mala impresión porque tengo un equilibrio espantoso. El dolor me impide hacerlo mejor. El mareo estropea mi estabilidad. Me acerco a una pared y me ayudo de ella para seguir avanzando. Aparto una gota que recorre mi frente hasta mi barbilla. Tengo el pelo mojado, separado en infinidad de mechones mojados que gotean y mojan mi ropa más si cabe. La gente camina, hace su vida. Veo cómo unos me observan y como otros ni siquiera reparan en mi. ¡Que angustia! ¿Donde estoy? ¡A-yú-den-me! – las sílabas salen de mis labios pero no parecen llegar a nadie.

¡Socorro!¡Ayúdenme! – sigo tambaleándome agarrada de la pared para no caer.

Veo a una persona pasar cerca de mí, me mira, pero gira la cara y continúa su camino.

- ¡Oiga, oiga! ¡Ayúdeme!! – le suplico haciendo valer las pocas fuerzas que tengo. Se gira, se acerca a mí extrañado.

- Go Nan Tu Sai, Mon Sei Ti Hana. Man Sei Non Tei – me dice con cara triste.

- ¡No te entiendo! Oh, Dios, no te entiendo – empiezo a llorar. ¿Donde estoy?¿Donde está mi niña?¿Y Juan? ¡¡¡Mi niñaaaa!!! ¿Acaso en el hospital? Quizá hemos tenido un accidente, pero ¿como he llegado aquí?

La gente sigue caminando, es posible que esté en otro país, sin duda el ambiente es diferente a lo conocido y la gente actúa extraño para mi. Aunque entiendo que yo debo parecer extraña para ellos. ¿Por qué diablos estoy empapada?

Sigo caminando, casi arrastrándome, y pidiendo ayuda a todo el que pasa, muchos no me hacen caso, pasan a mi lado mirándome extrañados. Otros me sonríen, pero siguen su camino. Otros se paran, hablan conmigo. Unos más, otros menos, pero a ninguno le entiendo. Me doy cuenta que el sonido me llega amortiguado. Como si mis tímpanos estuvieran a tensión y no pudieran absorber los ruidos. La situación, en general, es desesperante. Me siento totalmente aislada.

De repente me sorprendo. Una persona viene decidida hacia mi. Me mira, me sonríe, su cara denota dulzura, cariño. Camina segura en mi dirección. Aguardo apoyada en la pared para no caer, temblando del frío y tremendamente asustada. Sigue doliéndome la cabeza. No comprendo como he llegado aquí, ni qué significa esta bata de hospital y el estar mojada pese a ser un día soleado.

Es una mujer, me habla con dulzura, rodea mi cuerpo con sus brazos y me anima a caminar a su lado. Le miro a los ojos, tremendamente agradecida, le sonrío. Me devuelve la sonrisa y caminamos. Por fin alguien me ayuda. Caminamos unos metros y por fin me hace girar para entrar en un lugar cerrado. En torno a una mesa una familia se dispone a comer. La comida está servida sobre la mesa. La mujer me ayuda a sentarme en una silla, pero alejada de la mesa.

*

Gracias – le digo de corazón.
*

Moi Si Ter – me responde.

Le sonrío. No la entiendo. No sé qué me quiere decir. De todas maneras se gira y marcha a sentarse junto con la familia y empiezan a comer.

Tengo hambre, me doy cuenta de que tengo hambre, no me había percatado de ello hasta que los he visto comer. Estoy sucia y mojada, descalza, tengo frío, no sé donde estoy, me cuesta moverme como querría, me duele la cabeza.

Empiezo a llorar desesperada. ¿Donde estoy? Se lo digo a ellos:

-¿ Donde estoy?!? Por favor...decidme algo...- lloro, me encorvo, me llevo las manos a la cara mientras lloro, cada vez más. Levanto de nuevo la mirada, empiezo a enfadarme por la situación - ¡¡¡quienes sois vosotros!!! ¿Qué hago aquí? ¡¡¡Tengo hambre!!! – me siento absurda, ridícula, no me entienden... me levanto de nuevo, no puedo quedarme ahí sentada, no sé qué está pasando, pero no me quedaré sentada esperando. La mujer se levanta y se acerca a mí, me abraza, me habla dulcemente en su lengua desconocida.

- ¿Donde estoy? Tengo hambre... – le digo. Pero ella no me entiende, me sonríe de nuevo y me ayuda a sentarme otra vez.

La familia sigue comiendo, me miran y hablan de mí. Sé que hablan de mí, pero no me dan de comer. ¿Por qué no me dan un poco de su comida? Veo que queda mucha comida en los platos. Les pido, pero no me escuchan, no me entienden. Gesticulo haciéndoles ver que me llevo alimento a la boca para que me traigan algo. Me miran, algunos sonríen, otros parecen no entenderme, nadie me trae nada.

Intento levantarme de nuevo, una vez, y otra vez, y otra. Cada vez que lo hago viene esa mujer y me ayuda a sentarme de nuevo. Me habla en su idioma extraño y yo sigo aquí con un hambre impresionante, el estómago completamente vacío, gruñe, se queja. Mis fuerzas, ya limitadas de por sí, bajan poco a poco. ¿Pero porque no me dan nada?

Agotada me recuesto en la silla, mi respiración se va calmando poco a poco. Cierro los párpados para intentar pensar en algo diferente a alimento. Me concentro.

Abro los ojos de nuevo. La mesa está vacía, todo recogido. Estoy en un sillón, más cómoda, seca y con ropa limpia. Me he quedado dormida. Mi hambre se convierte en un sentimiento atroz. Comería cualquier cosa. Hasta aquella comida asquerosa que hizo Juan el último día que decidió atreverse a cocinar. Siento que saliveo sólo de pensarlo.

- ¡¡Tengo hambre!! ¡¡Hola!! ¡¡Hola!!! Alguien por favor, ¡¡tengo hambre!!! – grito.

Tras un rato de suplicar por comida, viene la mujer que me ayudó a llegar hasta ahí con un plato. ¡Por fin! Me da de comer... Estoy tan hambrienta, tanto, que me cuesta masticarlo, intento tragarlo antes de tenerlo totalmente triturado, me atraganto, toso, lo echo en el plato. Pero sigo, no puedo parar. Creo que nunca había pasado tanta hambre, no se lo deseo a nadie. Sigo nerviosa, debo calmarme. Respiro profundamente y empiezo a comer con más calma, tranquilizándome.

De repente noto un movimiento en mi interior. Como si mis intestinos despertaran, parece ser que el alimento los ha puesto en guardia. Bueno, más que en guardia los ha activado enormemente, me vienen unas increíbles ganas de, para decirlo finamente, cubrir mis necesidades de eliminación. Pido ayuda, grito, no me responden. Aparto la comida e intento levantarme, lo hago. Camino despacio. Me acerco a la pared, pero es imposible. No sé donde voy, y creo que aunque lo supiera, no llegaría a tiempo. En efecto. No llego a tiempo. Mis bonitas y secas ropas ya no lo están.

Pido ayuda de nuevo. Nadie acude. Me giro y observo la comida. Mi hambre sigue siendo feroz, así que decido hacerle caso a mi estómago y darle algo con lo que entretenerse un rato.

Devoro la comida. Que situación tan incómoda, tan impersonal, tan denigrante. Comiendo llena de m**rda, con todas las letras. Comer algo, por bueno que esté, oliendo a otro algo, no se lo recomiendo a nadie. Menos mal que mi hambre, en este momento, no sabe de olores.

Acabo la comida y grito de nuevo. Pido ayuda, socorro, nadie me hace caso. Me levanto de nuevo. No soporto estar sucia, ¡¡¡soy una persona!!!

Camino junto a la pared. Pero estoy tan cansada. Una digestión como la que mi cuerpo necesita hacer, de ese calibre, debe necesitar un gran flujo de sangre, todo el que necesito para el sobreesfuerzo de caminar. No puedo hacer las dos cosas. Me dejo resbalar por la pared y me tumbo en el suelo.

Lloro. Lloro en silencio, a escondidas, acurrucada. Odiando a esta gente que no entiende lo que pasa por mi cabeza, pensando en mi niña, en mi marido, en mi trabajo, en mi hogar, pero sobretodo en ella. Lo siento, pero preferiría morir a vivir una vida de esta manera, como la estoy viviendo ahora mismo. Es sólo un pensamiento, no una intención. Tengo que salir de aquí para buscar a mi niña. Tengo que salir de aquí, tengo que...mis ojos se cierran y entro en un sueño molesto, pesado, tormentoso.


Despierto, estoy de nuevo en el sillón. Limpia, seca y cómoda. Delante de mí, sentada en otro sillón, la señora que me trajo la comida y me ayudó a llegar aquí.

- Me voy, lo siento, no puedo estar aquí – le digo mientras empiezo a levantarme.

Me contesta en su idioma muy calmada, me sonríe, me habla, pero no me detiene. Mis pasos son algo más ligeros. Aún apoyada en la pared voy caminando hacia la salida de la habitación. Veo luz al final del pasillo. Parece la salida a la calle. Camino, me acerco a esa luz y veo gente pasar. Sí, es la calle. Deambulo por ella, pidiendo ayuda, rogando, tropezando. Nadie me entiende, nadie me ayuda. De vez en cuando alguien me sujeta para evitar que me caiga, me sonríen, me ayudan a sentarme en un banco. ¡¡Pero no es eso lo que quiero!! ¡No quiero un banco en el que sentarme! Necesito a alguien que me comprenda. Me siento sola, totalmente sola. No sé donde estoy, y no se donde está mi familia. Todos los edificios son iguales. Ni tiendas, ni ayuntamientos, ni policía, ni siquiera el supuesto Hospital. Nada donde entrar y preguntar. Tras más de tres horas recorriendo la ciudad me doy cuenta de que he visto pasar los mismos edificios una y otra vez. Las caras de la gente empiezan a ser familiares. Tengo la sensación de que se han ido repitiendo una y otra vez, como si caminara en círculos. Como si hubiera pasado cien veces por la misma calle y ellos también. Miro a mi alrededor y todo es siempre igual. Rendida, me siento en el suelo y lloro de nuevo, de desesperación, de incredulidad. Me siento inútil. Me siento vacía. Me siento sola.

Abro los ojos. Estoy sentada en un sillón, con ropas limpias y secas. Estoy cómoda. Miro la estancia y estoy en el mismo piso de antes, otra vez. Veo pasar ante mi a la mujer que me ayuda. Me sonríe.

Dios mío. Nunca saldré de aquí.

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!

Abro los ojos en un sobresalto. Empapada en sudor. Es de noche, estoy tumbada. Una lámpara en el techo. ¡¡Mi lámpara!! ¡¡Mi techo!! Me giro a un lado, ¡¡mi niña!! Al otro mi marido, roncando. No me importa, no me molesta. ¡¡¡Mi niña!!!! Me acerco al moisés. Respira, duerme tranquila. La cojo, la abrazo. Me tumbo en la cama con ella a mi lado, gime. Le ofrezco el pecho y mama de él, siento su calor en mi pecho. La huelo. ¿Porque huelen tan bien los bebés? Cariño, como te he echado de menos. Sé que ha sido un sueño terrible, pero aún estando contigo, estaba sin ti.

Gracias Ivette. Ayer te pedí que me enseñaras el mundo a través de tus ojos y de tu mente.

Gracias por enseñármelo. Ahora te entiendo, ahora sé porqué lloras, porqué sufres y porqué me necesitas.

Te quiero Ivette. Nunca te dejaré sola.

Nunca.



Conclusión: Después de nueve meses de embarazo, de estar acurrucadita y calentita. De oír la voz de mamá, a veces la de papá. De estar en movimiento, calmándose. Después de todo ello llega un día en que toda esta paz cambia. Atraviesa el canal del parto y llega a un nuevo mundo. Fría, mojada, dolorida. Un mundo con una luz insoportable a la que debe ir acostumbrándose. Sin capacidad para desplazarse, sin entender nada de lo que le rodea, pues todo es nuevo. Caras desconocidas, olores extraños. Algunas caras se van repitiendo con el paso de los días. Utilizan la única forma de comunicarse que conocen, que es quejarse, llorar, porque es el instinto y porque no saben hacerlo de otra manera.

Tiene que ser muy duro nacer, pero más duro debe ser que en los días después pidan ayuda, pidan alimento y pidan cariño y que no siempre se conceda.

Quiéreles siempre y no l@s dejes sol@s nunca. Nunca.

6 feb. 2008

Carta a la ministra


He recibido un mail que me ha gustado bastante tanto por el modo en que está escrito como por su contenido. Una vez más vemos lo bochornoso que puede llegar a ser el país en el que vivimos.
Desconozco quién lo ha escrito.

"Estimada ministra Narbona: Su propuesta de 'multar' en el recibo del agua a quien gaste más de 60 litros/día es muy interesante. No he podido menos que calcular como va a ser un día normal para conseguir no superar este gasto.
Me levanto a las 7 para ir a trabajar. Una ducha de 4 minutos gasta unos 100 litros. Creo que mal empezamos. Sólo me ducharé cada 2 días. Meteré los pies en un cubo, me enjabonaré y apagaré el agua. Así hasta terminar. Creo que podré consumir unos 35 litros.
Utilizo el inodoro, pero no puedo tirar de la cadena, consumiría 15 litros.
Así que tengo que dejar mis deposiciones hasta la noche. Menos mal que trabajo a 80 kilómetros de casa y regreso a las 9 de la noche. Prefiero pagar un 85% de impuestos en la gasolina antes que malgastar el agua. Ya sabía yo que en algún momento, la burbuja inmobiliaria y vivir tan lejos de mi ciudad tendría algún beneficio.
Antes de llegar a casa me he parado en el bar de abajo y sin que me viera el dueño he hecho aguas menores.
Voy a cocinar, llenar la cacerola ya son 7 litros más. Es estupendo que su colega el ministro del gas haya decidido subir un 5% el precio, así dejaré de cocinar, no gastaré agua y con el ahorro podré encender un poco la calefacción cuando llegue el frío. Gracias a que hice caso a la ministra de vivienda, vivo en un piso de 38 metros. Así no me entran plantas y no las tengo que regar, sino tendría que deshacerme de ellas.

He conseguido aguantar el último pis del día hasta justo antes de meterme en la cama. Huele muy mal en el baño por la deposición de la mañana, pero lo consigo. Una sola cisterna en todo el día. Me lavo los dientes con un vaso de agua. Error, necesito 2 vasos. Casi un litro más. Me lavo la cara con el barreño de la ducha de por la mañana.

El resumen de un día así:
- Ducha en barreño: 35 litros.
- Uso WC: 15 litros.
- Cocinar: 8 litros.
- Dientes: 1 litro.
TOTAL 59 litros.
Lo he conseguido: NO ME VAN A CASTIGAR POR MALGASTAR EL AGUA!!!

Además ahora voy a poder pagar la subida del IBI, de la gasolina o del cine con lo que saque de vender un lavavajillas y una lavadora. Ya no puedo lavarla ropa o los cubiertos porque consumen unos 120 litros por lavado. Estoy encantado con esta propuesta. Así ustedes podrán seguir vendiendo electricidad a Europa proveniente de la energía hidroeléctrica.
Gracias por hacerme la vida tan maravillosa.

No puedo bajar a la ciudad por ' LA ZONA AZUL'. No puedo beberme una caña de 1,90 Euros por si me quitan 6 puntos. No puedo coger el coche porque la gasolina vale 1 euro. Ni ir a cenar porque vale 30. Mi hipoteca subirá un 20% este año, y no podré irme de vacaciones.
Menos mal que el ADSL lo puedo pagar, aún siendo el más caro de Europa, porque sigue siendo barato respecto a ir al teatro. Gracias por esta propuesta y hacerme el día a día más fácil.

'Todos somos ignorantes, lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.' Albert Einstein.

P.D: ¿Supongo que los ministros, presidentes y demás tb tendrán estas restricciones no? ¿Sus casas tb son unos zulos de mierda de 40m2? ¿Donde vamos a llegar? ¡¡España va bien!!, ¡¡Va de puta Madre!!!"

5 feb. 2008

Se traspasa inmobiliaria


Estaba claro que tarde o temprano este momento llegaría. Se traspasa inmobiliaria.
Hace muchos años que la burbuja inmobiliaria ha estado creciendo y creciendo, y todo el mundo sabe que una burbuja acaba reventando. Estaba cantado.
España se ha aprovechado del sector de la construcción para crecer económicamente. Sí, está muy bien crecer y decir que somos parte de Europa, pero claro, crecer en un sector como es el de la construcción, que tiene suelo limitado, compradores limitados y un techo al que parece haber llegado tiene sus pormenores.
En el momento que el mercado está saturado y que la demanda baja, los pisos tienen que empezar a bajar de precio, y es lo que ha pasado. Sin ir más lejos, ahora mismo están al nivel de 2006. Y los precios seguirán cayendo porque como comprador nunca compraría algo que sé que está bajando de precio.
Muchos jóvenes respirarán un poco (imagino). Leí el otro día una noticia que decía que la mitad de los jóvenes que viven con sus padres serían pobres en caso de emanciparse. Normal, a ver quién puede comprar un piso de 50-60 millones de pesetas pagando una hipoteca de más de 1.000 Euros al mes.

Ahora los partidos políticos se echan la culpa de que el paro ha subido y de que gran cantidad de trabajadores inmobiliarios se han quedado sin trabajo.
Pues nada, que se peleen entre ellos que seguro que lo arreglan. A los dos partidos les ha interesado que el mercado inmobiliario creciera, pues crecía España con él. Uno no lo solucionó en su momento, y ahora se quejan, y el otro tampoco ha sabido enmendarlo. Ahora se encuentran con un serio problema, de donde va a tirar España para crecer económicamente? [mode ironic on]Con la gran cantidad de producto español que exportamos a otros países!!! Con la de dinero que se ha invertido en Investigación y Desarrollo!!![mode ironic off].
No puedo decir que me de pena que el año pasado cerrarran el 40% de las inmobiliarias. No puedo decir que me da pena porque he sido víctima de sus abusos. He tenido que pagar cláusulas que no debía pagar por ley porque "si no lo quieres, no firmes, ya lo comprará otro" y recibir un piso nuevo con miles de defectos de construcción y recibir millones de largas para arreglarlo.
Ahora mi piso está bien, pero no porque me lo hayan arreglado ellos.
Yo: Perdona, es que acabo de entrar en mi piso nuevo y el suelo de mármol, que normalmente brilla es mate. Además me dijo la chica de la inmobiliaria que lo iban a abrillantar.
Constructora: No sé, lo que te haya dicho la de la inmobiliaria es cosa de ellos. Esto de todas formas, mediante vayas pasando una bayeta irá cogiendo brillo. (quien no conoce las bayetas autoabrillantadoras...)
Yo: Hombre, no creo... además, la pared de la terraza está plagada de grietas. Esto me lo tenéis que arreglar, porque se ve feísima.
Constructora: No se puede arreglar porque es una pintura monocapa especial para la lluvia.
Yo: ¿Y te parece normal que yo reciba un piso nuevo lleno de grietas?
Y así hasta 10 o 15 problemas más recibiendo las mismas absurdas respuestas.
Repito, no me da pena que se vayan al carajo estos trabajadores, que han hecho el agosto a costa de la ilusión y la necesidad de las personas, y que cierren tantas sucursales de esta mafia "legal" llamada negocio inmobiliario.

Donde antes cabían dos pisos de 80 m2 ahora te hacen 3 mierdecillas de 45 m2, con 2-3 habitaciones "cama-armario" y un bonito comedor con cocina (no hay nada mejor que sentarte a ver la tele y darte cuenta de que tu sofá huele a fritos). Ah! y ni se te ocurra tener trastos, porque ya me dirás donde los vas a meter.
- ¿Balcón?¿Terraza?
- ¿Para qué los quieres?
- Hombre, pues para poner la ropa tendida, las escobas, fregonas y cubos, la lavadora y la secadora...
- Bueno, pero hoy en día pones una sisí, que además tender la ropa fuera está muy feo, ahí, viéndola todo el mundo. Y lo demás en la cocina (claro, si es que además de oler el sofá a fritos, lo mejor es ver una peli con el centrifugado a dos metros...)

Y ya no quiero ni entrar en lo de los pisos de 30 m2, porque es para tirarse de los pelos (púbicos, con perdón).
Pisos que se venden sin cédula de habitabilidad.
Venta de pisos de Protección Oficial a precio de pisos normales (pagando la diferencia en negro).
Muchos vendedores movían las carteras de clientes de su inmobiliaria a otra a cambio de mayores beneficios.
Cobros de cantidades entre 150 y 250 Euros sólo para acceder a su cartera de pisos y poder enseñártelos.
Increíble.

Una frase de uno de ellos: Para vender pisos hay que ser un HijoPuta.
Nada chico, ni que lo digas... que el día que firmamos el piso no faltaba nadie. No las conté, pero tranquilamente había 10 personas "entrajetadas" sonriendo y soltando bromas: Hasta los 64 años pagando, eh? jejeje... Pues maldita la gracia que me hizo. Más después de pagar la cancelación de la hipoteca del constructor y de que en la escritura me colaran un: la cancelación corre a cargo del constructor. (La abogada dijo que claro, en el momento que firmamos la escritura, ya podía pedir, ya...)

Ala! ahora ya pueden estos trabajadores ir vendiendo sus BMWs y sus trajes de Armani con los que nos miraban por encima del hombro y ya pueden ir echando currículums, que para hacer inventarios en el Carrefour siempre hay hueco.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.