3 mar. 2008

Hay que ser cabr*nes

Os pongo en situación, dia de Navidad o de Reyes, tus padres, personas con recursos económicos limitados, tienen una genial idea, han decidido regalarte ropa, como todos los años, pero este año además van a ser los padres más graciosos del mundo, porque se les ha ocurrido hacerte una broma. Te han metido la ropa dentro de una caja de Xbox 360, con su correspondiente papel de envoltorio después.



La cara del niño al abrir el regalo, de incredulidad de ver que NO PUEDE SER, me han regalado la Xbox!!!! esa cara impagable de los niños cuando reciben un regalo sorprendente (de hecho no se sabe ni siquiera si lo había pedido en la carta) se torna rápidamente en esa cara que uno nunca desea ver en sus hijos. Ver la cara al chaval mirando a su madre fijamente, sin poder mediar palabra. Sin poder creer que fuera cierto, esperando quizá una frase que dijera: "que es broma, que la Xbox está en el siguiente paquete!" frase que no llega... es más, justifican su fantástica broma con un: "Vamos, sabías que no tenemos dinero para comprar una Xbox".

En fin, no sé que estaba pasando por la mente del pobre chaval, pero me da una tremenda lástima, la verdad, más cuando asoman las lágrimas de decepción en sus ojos. Eso NO SE HACE.

La fuente de este post es Yonkis.com desde donde enlazan a Engadget que ya anunciaron en su post al respecto que si encontraban a esta familia regalarían una Xbox al chaval.
Parece ser que hasta Microsoft se interesó por el tema. ¿Se la darán de verdad? ¿Es buena idea que personas ajenas solucionen el problema que originaron sus padres?

5 comentarios:

Llunamorena dijo...

NO. Eso no se hace.
Tengo el corazón encogido...
¿Quién es capaz de mofarse así de la desilusión de su hijo? ¿Quién tiene el valor de gastarle una broma tan pesada?
Yo creo que el niño si que se merece la consola... sea de quien sea... él seguirá sabiendo que sus padres son unos cap***os, pero al menos puede ser feliz una temporadita...

Gi dijo...

Cuando dices que Microsoft se ofreció a solucionar el problema, ¿te refieres a camabiarle esos padres por unos de verdad?

;)

Saludos.

Armandilio dijo...

Jajaja, muy bueno Gi, y totalmente de acuerdo llunamorena...quizá una vez hecha la gracia, lo mejor es que el niño tenga su consola, sea como sea. Para ser benévolos y evitar que el niño odie a sus padres "casi de por vida" yo le daría la consola a los padres y que ellos se la dieran a su hijo.
Aunque por otra parte, estos padres tendrán que vivir con la vergüenza de haber hecho algo así, de que es algo lo haya visto medio mundo y de que encima no hayan comprado la consola sino que se la han regalado.

Mar dijo...

Creo que la cara del niño lo dice todo... qué pena, por Dios. Vaya malos padres, seguro que el pobre chiquillo sale tarado. Así va el mundo...

Desi dijo...

No, eso no se hace, desde luego. Se me ha partido el alma, en serio. Y creo que, además de la lástima que me ha dado la cara de desilusión del niño y de sentirse traicionado, sentía que me invadía la rabia cada vez más con las risas de no-se-qué-pariente que estaba por ahí detrás, disfrutando como un loco con la decepción del niño!

Que a nadie le quepa la menor duda de que a este niño eso se le va a quedar grabado para los restos. Yo sigo sintiendo un rencor increíble por mi madre porque un año se equivocó y me compró la Barbie más hortera del mercado! Así que entiendo qué siente este niño.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.